Sequía provoca la pérdida de la siembra de maíz y frijol en varias zonas de Las Segovias

Se estima, por fuentes del Ministerio Agropecuario (MAG), que más de 36,700 familias campesinas perdieron sus cosechas

siembra

Sólo en la comunidad Los Hatillos, zona del municipio de Pueblo Nuevo, en  Estelí, la mayoría de las más de 400 familias se muestran desilusionadas porque prácticamente toda la siembra de maíz y frijol se perdió. LA PRENSA/William Aragón

Un panorama desolador enfrentan las familias campesinas en la mayoría de las zonas de los departamentos de Madriz, Nueva Segovia y Estelí al registrar la pérdida total de la siembra de primera de frijol y maíz producto de la sequía, que por más de dos meses imperó en la época de invierno.

En zonas de las comunidades rurales se observan en los arados que las plantas de maíz no llegaron a alcanzar ni medio metro de altura y parecen tallos de cebollas sembrados. Mientras las matas de frijol no lograron alcanzar la maduración necesaria por la ausencia de las lluvias.

Lea además: Nicaragua pierde 433.6 millones de dólares en inversión extranjera y por la caída del turismo entre enero y marzo de 2019

Un funcionario del Ministerio Agropecuario (MAG) regional de Las Segovias confió que esa institución registra, a lo interno, datos brindados por técnicos del campo que indican que más de 36,700 familias de los tres departamentos perdieron de manera irreversible sus siembras de Maíz y frijol.

Sólo en la comunidad Los Hatillos, zona del municipio de Pueblo Nuevo, en  Estelí, la mayoría de las más de 400 familias se muestran desilusionadas porque prácticamente toda la siembra de maíz y frijol se perdió. “Aquí solo algunas zonas altas sacaran un poquito de cosecha de maíz y que al final servirá para semilla de la próxima siembra de postrera”, dijo resignado José Evenor Fonseca López, habitante de esa localidad esteliana, quien había cultivado cuatro manzanas de tierra de maíz y frijol y avizora que no sacará ni para la comida de su familia.

Puede interesarle: Daniel Ortega arriesga más de 4 mil millones de dólares con su peligroso acercamiento a Irán

En tanto, Javier Martínez Ocampo, del municipio de Ciudad Antigua, en Nueva Segovia, dijo que en cuatro manzanas de tierra invirtió unos 24 mil córdobas en semilla, “con eso pagué a tres personas a que me ayudaran a limpiar la tierra y arar los surcos; y que aplicaran insecticidas y fertilizantes. Para invertir en la siembra tuve que vender dos vaquillas paridas porque los bancos ya no prestan dinero y me quedé sin nada. No sé cómo voy hacer para la siembra de postrera porque el gobierno nos abandonó”, expuso.

LA PRENSA/William Aragón

Mientras que en las comunidades El Chagüite y La Cruz, en el municipio de Yalagüina, en Madriz, las familias afirman que prácticamente perdieron todo. “Aquí muchos ya metieron sus animales (vacas, bueyes y caballos) al arado para que se alimenten de la siembra de maíz y frijol que no cuajó por la falta de lluvias”, expuso el campesino Ramón Romero.

También en muchas comunidades del municipio de San Lucas, Las Sabanas, Somoto, Totogalpa, Yalagüina y Palacagüina, también en Madriz, se perdió totalmente las cosechas de granos básicos, “aquí ya no hay nada que hacer. Todo se perdió porque no hubo lluvias y apenas el miércoles en la noche cayó un aguacero pero eso ya no rescata la siembra de frijoles y maíz”, dijo el campesino Heriberto González, de la comunidad de La Tuna, en Palacagüina.

Lea también: Industria panificadora de Nicaragua responzabiliza al régimen de su agonía y rechaza cualquier otra reforma tributaria

“Si usted ve las matitas de maíz ni tan siquiera alcanzaron el medio metro de altura y más bien parecen tallos de cebollas, porque la falta de agua las decreció. También aquí la mayoría perdió la siembra de frijoles y a lo único que aspiramos a sacar será semillas para la siembra de postrera que se avecina”, dijo el productor Hermidio José Talavera Martínez, de la comunidad indígena de San Francisco de la Camaira.

Granos básicos suben de precio

Los comerciantes minoristas de granos básicos en las inmediaciones del mercado municipal de la ciudad de Somoto, en Madriz, aseguran que el precio por quintal de algunos productos como el maíz, frijol y sorgo o millón comienza a sufrir alza de precios porque ya se avizora que este año de las comunidades rurales no saldrá cosecha producto del mal invierno que hubo en la siembra de primera.

“Nosotros ya estamos registrando un incremento del quintal de frijol que estaba a 1,400 córdobas el saco a 1,700 pesos, o sea que al consumidor al final es a quien se le tendrá que aplicar el alza del producto”, estimó José Armando Vílchez, comerciante minorista de las inmediaciones del mercado de Somoto.

Lea además: Ventas en bares y restaurantes de Nicaragua caen un 50 % en el primer semestre

Por su parte el comerciante somoteño Héctor Estanislao Cáceres expuso que el maíz ya se cotiza a 600 córdobas el quintal, “nosotros estábamos dando la libra hasta en 5.50 pero ahora ya lo vendemos a 6,00 córdobas”, señaló. También dijo que el quintal de millón está subiendo de precio, “el millón se vende ahora a 10,00 córdobas la libra, porque nosotros compramos el saco de cien libras a 800 pesos”, expuso.

Mientras que José Ramón García, comerciante mayorista de la ciudad de Ocotal, en Nueva Segovia, dijo que el problema de la sequía, y que afectó ya la siembra de granos básicos en la región de Las Segovias, va a agudizar más la crisis que se vive en el país, “vamos a ver altos precios en el maíz, frijol y millón, porque aquí el gobierno permite que los salvadoreños se lleven la poca cosecha que ira a salir”, apuntó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: