Norchad Omier: «Antes de empezar un partido me voy aparte y oro»

Este prospecto del baloncesto es de Bluefields y en los próximos días ingresará a Miami Preparatory School, EE.UU. donde estudiará y pulirá su juego

Foto: LA PRENSA/ O. Navarrete

Norchad Bascom Omier Rojas tiene 17 años y es originario de Bluefields. Mide 1.98 metros de altura y es un prospecto del baloncesto. A los 14 años empezó a jugar con el Colegio Adventista y la Academia de Bluefields.

Semanas atrás obtuvo el trofeo del Jugador más Valioso en el campamento de la academia Miami Tropics, su participación le dio el pase para ingresar a la Miami Preparatory School, de Estados Unidos, donde estudiará y pulirá su juego. Será en los primero días de agosto que salga del país. Norchad sueña con jugar en la NBA a donde ningún nica ha llegado.

Puede interesarle: Martín Guevara: “Un momento vergonzoso fue la derrota que me impidió alcanzar el título de Maestro Internacional (de ajedrez)”

¿Sabe por qué le pusieron su nombre?

Es la combinación del nombre de mi mamá y el de mi abuelo: Norma y Richard.

¿Qué quería ser de grande cuando era niño?

Pastor. Sigo en la Iglesia, pero ahora quiero ser odontólogo.

Un sueño no cumplido.

Llegar a la NBA.

Lea también: Edwin Carcache: “Si tuviera a Ortega de frente le diría que se vaya por la ruta”

Un lugar del mundo que muera por visitar.

Río de Janeiro, Brasil.

¿Qué personaje nicaragüense le gusta?

Bartel (López, jugador de baloncesto).

¿Cuánto tiempo se tarda arreglándose para un juego?

Cinco minutos.

Lea además: Rosa Membreño: “Tengo una colección como de 30 Snoppy, son mis muñecos favoritos”

Lo primero que hace antes de empezar un partido.

Me voy aparte y oro.

¿Cuántas horas al día entrena?

De tres a cuatro.

¿De qué tipo de publicación sería portada?

Deportiva.

Puede interesarle: Miguel Mendoza: “No puedo despreciar un nacatamal los sábados”

Comida chatarra favorita.

Hamburguesas.

Si dirigiera una película, ¿a qué género pertenecería?

Comedia.

Alguna frase con la que se identifique.

El cielo es el límite.

Lea además: Berta Valle: “Me gustaría cenar con Sandino y contarle los crímenes que han cometido usando su nombre”

Lo más difícil de ser alto.

Estar en la ducha. Tener que agacharte para bañarte.

¿Qué superpoder querría tener?

Parar el tiempo.

¿Ha estado a punto de morir?

Sí. Me electrocuté con un alambre pelado. Estaba lloviendo y lo toqué y casi muero.

Lea también: Lesther Alemán: “Quiero seguir los pasos de Carlos Fonseca”

La parte de su cuerpo que más le gusta.

Mis pies, con ellos he hecho grandes cosas.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: