¡No bastó el esfuerzo! Kevin Vivas y Lester Espino caen derrotados en semifinales en Perú

Se puede llegar al bronce por suerte, combinado con un esfuerzo desmedido. Tanto Kevin Vivas como Lester Espino lograron aterrizar en semifinales y conseguir medalla de bronce al ganar solamente un combate

Kevin Vivas y Yuberjén Martínez.LAPRENSA/CORTESÍA Douglas Juarez / Lima 2019

Se puede llegar al bronce por suerte, combinado con un esfuerzo desmedido. Tanto Kevin Vivas como Lester Espino lograron aterrizar en semifinales y conseguir medalla de bronce al ganar solamente un combate. Realmente sorprendieron asegurando esas dos preseas, cortando los 12 años de sequía desde que Orlando Rizo la alcanzara en 2007. No obstante, para transformar esa medalla en oro o plata se necesitaba más que agallas. Vivas resistió, de sus cejas brotaba sangre sin pausas pero terminó derrotado y, Lester Espino, buscó la pelea y el choque en todo momento, pero el oponente manejó el ritmo a su antojo. Bronce merecido para dos gladiadores que pelean con las uñas desde la pobreza.

Yuberjen Martínez ha sido una pesadilla para Kevin Vivas, aun despierto. Se cumplieron los pronósticos. Vivas desde antes de sonar la campana tenía una cortada sin curar como resultado del combate anterior. Rápidamente el volado de izquierda de Martínez le abrió nuevamente la herida. Empezó a correr la sangre y el nicaragüense tenía que sacrificar su mejor arma: la derecha. La utilizaba mayormente como protección. Y lo que pretendía ser la búsqueda de la venganza de la derrota sufrida en el clasificatorio realizado en Managua, se volvió la hegemonía de Martínez, más rápido, más certero y recibió la unanimidad de los cinco jueces.

Te puede interesar: Kevin Vivas y Lesther Espino aseguran primeras medallas para Nicaragua en Lima 2019

Por su parte, Espino debía lograr lo imposible: vencer a Arlen López, un campeón de todo: Olímpico, Mundial, Panamericano y también del Caribe. El muchacho de Tipitapa demostró su crecimiento, pero aún era del tamaño de un bonsái a la par de la calidad de López. En los dos primeros asaltos la pelea se desarrolló en la corta distancia, el nica fue duramente castigado por upper cuts constantes y esa derecha mortífera. Espino tragó como una esponja los golpes y contraatacó, sin mucha suerte por la gran defensa del cubano, pero agitó las gradas. En el tercer asalto el caribeño decidió pelear a distancia y montarse en la bicicleta, Espino no lo volvió a encontrar.

Al igual que Vivas, Espino perdió los tres asaltos claramente según los cinco jueces de la reyerta.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: