Régimen rebaja las metas de endeudamiento externo e interno en 2020 agobiado por la crisis

Según la política de endeudamiento para el 2020,  el Gobierno central podrá endeudarse  a nivel externa hasta un máximo de 730.4 millones de dólares frente a los 891.6 millones de dólares que se estableció para este año.

dólares, Nicaragua

En momentos en que las puertas del financiamiento externo se mantienen casi cerradas y la crisis económica hace estragos en el sistema financiero nacional, el régimen de Daniel Ortega rebajó para el próximo año las metas de endeudamiento externo e interno, según un decreto presidencial publicado este 30 de julio en La Gaceta.

Según la política de endeudamiento para el 2020,  el Gobierno central podrá endeudarse  a nivel externa hasta un máximo de 730.4 millones de dólares frente a los 891.6 millones de dólares que se estableció para este año. Esto representa una reducción de 161.4 millones de dólares menos de un año a otro (una merma de 18.10 por ciento).

También se estableció que el Gobierno central podrá contratar como máximo 315 millones de dólares en deuda interna, que es inferior en 40 millones de dólares previstos para este año, es decir 13  por ciento menos. Para este año  en deuda interna se prevé 355 millones de dólares.

Lea además: Régimen orteguista revisa reforma fiscal con hermetismo

Menos endeudamiento neto

En términos netos, es decir excluyendo los pagos de intereses,  el Gobierno central solo podrá obtener en recursos externos 217.7 millones de dólares menor a los 259.5 millones de dólares previstos para este año, según la política de lineamiento de financiamiento de este 2019, según lo aprobado por la Asamblea Nacional el 1 de abril de este año.

El endeudamiento interno neto pasa de 193.8 millones de dólares a 122.9 millones de dólares.    La reducción en los límites de la deuda interna del Gobierno central ocurre en momentos que el régimen este año ha tenido fuertes dificultades para obtener recursos a través de la colocación de títulos, que generalmente son comprados por el sistema financiero nacional, que desde el año pasado se ha visto golpeado por el impacto de la crisis política en la economía.

Arce admitió dificultades

El asesor para asuntos económicos de la presidencia, Bayardo Arce admitió en junio que la Nica Act estaba afectando la obtención de recursos en el exterior. “Estados Unidos no ha necesitado una ley como la Nica Act para imponer su voluntad y así lo hacen. No necesitaban seis meses para que le dieran un informe al Congreso si nos portábamos bien o mal, inmediatamente comenzaron a hablar con los organismos multilaterales, a presionarlos, a chantajearlos, para que nos cortaran la cooperación ya comprometida, no lo han hecho a totalidad pero lo han hecho a cuentagotas, haciendo más difícil la tarea”, expresó.

En Nicaragua, la Fundación para el Desarrollo Económico y Social advirtió que pese a la reforma tributaria, que el gobierno impulsó a principios de este año para hacer frente a la caída de los ingresos por recaudación y la reducción de la cooperación externa, el Presupuesto General de la República acabará con un déficit.

Lea también: Reformas INSS y Tributaria son insuficientes para resolver los problemas financieros del régimen de Daniel Ortega

Después de donaciones, préstamos y financiamiento externo, Funides prevé que el régimen tendrá un déficit de entre 4,400 y 4,741 millones de córdobas adicionales a los ingresos que le generará la reforma fiscal, que alcanzaría los 3,000 millones de córdobas.

En la política de endeudamiento se establece que los montos pueden ser modificados, luego que un comité financiero determine la viabilidad de esto y se presente cada trimestre a la Presidencia una evaluación.

Impactará el programa de inversión 2020

En la política de lineamiento del endeudamiento público se estableció que estos límites se definieron con base en «las contrataciones real y proyectadas que financiarán los proyectos priorizados a través del Programa de Inversiones Pública y el Presupuesto General de la República 2020, los cuales son consistentes con las prioridades del Gobierno».

Se espera que el régimen presente su proyecto de presupuesto general del próximo año a mas tardar el 15 de octubre en la Asamblea Nacional. Los recursos externos suelen financiar principalmente las inversiones públicas.

Se prevé que la economía de Nicaragua caiga cinco por ciento este año, tras reducirse 3.8 por ciento el año pasado. El Programa Económico y Financiero 2018-2020, que acompañó al presupuesto general de este año, prevé para el próximo año una recuperación del PIB de 1 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: