Miedo imposibilita a las familias a denunciar desapariciones, afirma Marcos Carmona

La Alianza Cívica (AC) en su última lista preliminar de presos políticos, publicada el 28 de julio, indicó que existen dos casos de desaparecidos

LA PRENSA/Óscar Navarrete

La Alianza Cívica (AC) en su última lista preliminar de presos políticos, publicada el 28 de julio, indicó que existen dos casos de desaparecidos: Sara María Centeno y Deybin Mairena Centeno, ambos originarios de Matagalpa y ocurridos en este año.

Sin embargo, Marcos Carmona, director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que esta cifra pudiera ser más alta debido a que los familiares de las víctima temen denunciar el caso por el “estado de terror” que infunde la dictadura de Daniel Ortega. “El problema del estado terror que infunde el gobierno a través de sus paramilitares y la misma Policía, eso de una u otra manera a las familias las paraliza, en cuanto a no formalizar la denuncia”, expresó Carmona.

Ejemplo de ello es el caso del joven Xavier Mojica, desaparecido en junio de 2018. “Para que se acepte una denuncia de desaparecidos tiene que ser interpuesta por familiares de la víctima”, dijo un miembro de la opositora AC.

“Cuando van (la familia) a formalizar la denuncia también son atacadas e intimidadas, incluso hasta cuestionadas y le pueden abrir proceso a la familia, por eso es que muchos no han denunciado este tipo de secuestros por parte de la Policía (…) incluso si estos familiares interponen las denuncias ante los organismos de derechos humanos también de una otra manera son asediados, hasta el organismo, y ahonda más el problema”, señaló el defensor de derechos humanos.

Sara María Centeno fue reportada como desaparecida desde el pasado 22 de junio cuando salió de su casa en el barrio Crescencio Rosales, al oeste de la ciudad de Matagalpa, para ejercitarse. Centeno, de 36 años y madre de una niña de 14 años, practicaba boxeo desde hace más de una década. Por su parte, Daybin Mairena Centeno fue secuestrado el 12 de enero por la zona del Río San Juan por miembros del Ejército, según denunció un pariente de la víctima. Mairena, de 27 años, huyó a Costa Rica por motivos de seguridad. Él participó en las marchas que se realizaron en Sébaco en el contexto de las protestas sociales contra el régimen de Daniel Ortega.

No hay que normalizar  la situación

Carmona declaró que la CPDH hasta hace dos meses manejaba una cifra entre ocho y diez desaparecidos, pero aún no han actualizado la lista que muestre una cifra específica. Y aunque afirmó que la lista ha disminuido en comparación a los meses más tensos de la lucha cívica en el 2018, hizo un llamado a los nicaragüenses de no normalizar la situación de secuestro y estado policial que maneja el régimen orteguista.

“Lo peor que podemos hacer los nicaragüenses es que este tipo de actuación de la Policía, que es ilegal, arbitraria y abusiva, lo empecemos a ver como normal, eso sería grave”, enfatizó.

Además agregó: “Realmente la actuación policial se ha vuelto algo rutinario, estar violentando todos tus derechos constitucionales y humanos (…) la policía carece de profesionalismo, lo que menos está siguiendo son los delitos y más bien una persona por el derecho de manifestarse es sujeta a proceso de investigación”, repudió Carmona.

El representante de la AC instó a los nicaragüenses a reportar los casos de secuestros a las siguientes líneas: +505 8879-3343, y +505 8687-3298, para llevar un informe completo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: