La nota de Lima: los graduados, los que están en dudas y los que deben decir adiós a la Selección Nacional de beisbol

En un torneo como los Juegos Panamericanos, en donde no se puede contar con nuestros jugadores profesionales activos en las organizaciones de Ligas Menores de las Grandes Ligas, siempre debe ser la vitrina para que los peloteros locales

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

En un torneo como los Juegos Panamericanos, en donde no se puede contar con nuestros jugadores profesionales activos en las organizaciones de Ligas Menores de las Grandes Ligas, siempre debe ser la vitrina para que los peloteros locales se ganen un puesto y se conviertan en figuras, sin embargo, muy pocos lo consiguieron: acá te presentamos los graduados de Lima 2019, los que estarán en dudas para futuros llamados y los que deben partir de la Selección Nacional de Beisbol.

Norlando Valle  empezó en el banco. No fue titular contra Puerto Rico, Julio Sánchez decidió que no estaba para tomar las riendas de los jardines, sin embargo con Sandor Guido tuvo ese voto de confianza y se convirtió en uno de los pilares de la Selección. El leonés se vio seguro en los jardines haciendo gala de su buena cobertura, además se adueñó del primer bate del equipo. Selló su buen torneo y graduación al irse de 4-4 en el partido por la medalla.

Lea también: Nicaragua vence a Colombia y gana bronce en el beisbol de los Juegos Panamericanos

Javier Robles fue el primer motor de la ofensiva en los dos primeros encuentros, tanto ante Puerto Rico como República Dominicana, a pesar del bajón en los duelos finales, el muchacho de los Indios del Bóer se ganó la confianza de los técnicos y se convirtió en uno de los mejores jugadores del torneo, al punto que estuvo entre los 10 mejores bateadores de los Juegos Panamericanos.  Respecto a su lesión, sufrió un esguince de rodilla y fue atendido de manera inmediata por el traumatólogo  del Comité Olímpico.

Benjamín Alegría e Isaac Benard. Son casos muy similares. El muchacho de los Dantos se ganó la confianza en el campo corto por su buen guante, a pesar de los errores que cometió ante Dominicana y Colombia no alteraron el resultado del encuentro. Alegría estuvo apagado con el madero pero seguro en la defensiva. Así ocurrió con Benard que no tuvo mucha suerte en la ofensiva, pero se consagró como una garantía en el fildeo. Realizó una jugada clave para poner out a un corredor en home plate. Cabe señalar que el bateo de Nicaragua fue de .197 solamente detrás de Perú.

Le puede interesar: Jorge Bucardo, la figura de la medalla de bronce: «Los maté con el slider»

Las dudas

Las grandes dudas para futuras convocatorias están mayormente en el pitcheo. Elvin García hizo un trabajo aceptable en un momento ante Dominicana, pero se vio frágil frente a Canadá; el caso de Darrel Campbell, quien es un veterano fue una incógnita con el guante volando bajo  con el madero hasta perder la confianza y titularidad. Además, está Jimmy Bermúdez, quien ya es un viejo zorro y no logró consolidarse en estos Juegos Panamericanos. Tanto Elías Gutiérrez y Jesús Garrido son dos jóvenes que hay que seguirlos de cerca, no fue el debut soñado pero dejaron la sensación que pueden seguir mejorando para futuras convocatorias.

Las decepciones

Junior Téllez y Ernesto Glasgon demostraron ser los lanzadores más endebles de la Selección Nacional. Téllez ya es un experimentado del equipo que dio todo lo que tenía, pero no está a la altura de las exigencias de los torneos internacionales y, Glasgon, es una lástima que su desarrollo se haya visto estancado.

Lea además: Dodgers suben a Doble A al zurdo Leonardo Crawford