Impuestos a productos alimenticios castigan a familias nicaragüenses

Los precios de 32 productos de alta demanda social han aumentado hasta el 20% desde el primer semestre de 2019, de acuerdo a un exhaustivo monitoreo independiente del excoordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor

Canasta Básica

Canasta Básica

Las violentas reformas fiscales que adoptó la dictadura de Daniel Ortega para recaudar más impuestos para su régimen están causando estragos en las finanzas domésticas de la mayoría de familias nicaragüenses y con una tendencia a empeorar en el resto del año 2019.

Lea además: Cepal: después de Venezuela, Nicaragua será la economía que más caerá este año en América Latina

De acuerdo con un exhaustivo monitoreo independiente realizado por el excoordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (CJSAC), Juan Carlos López, los precios de 32 productos de alta demanda social han aumentado hasta el veinte por ciento, desde el primer semestre de 2019.

“Tras las reformas fiscales todos los productos de la canasta básica han elevado sus precios y la tendencia hacia el final del año es que sigan aumentando”, dijo López.

Puede interesarle: Economistas alertan que el régimen tiene «sed» por recaudar más dinero

Su trabajo consistió en recorrer mercados y puestos de venta cotizando los precios de 32 productos de consumo popular, compararlos con los precios de 2017, 2018 y cotejarlos con los nuevos precios después de las reformas tributarias que la dictadura aplicó en febrero del año en curso, para cubrir el déficit presupuestario generado por la violenta represión desde abril del año 2018.

De acuerdo con el informe del defensor independiente de los consumidores, la mayoría de los alimentos así como insumos de limpieza del hogar y de higiene familiar han aumentado de precio entre febrero y agosto, luego que se aplicaran diferentes tipos de impuestos a las importaciones y producciones locales.

El pasado 31 de julio, el titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, reveló que las citadas reformas tributarias en sus primeros cuatro meses han generado 4,442 millones de córdobas en ingresos adicionales.

Lea también: Ministro de Hacienda revela que reforma tributaria ha generado al Gobierno 4,442 millones de córdobas adicionales

De acuerdo con el análisis de López, la tendencia y comportamiento de los precios de los productos de la canasta básica es al alza en el resto del año, lo cual sumado al aumento del costo de la energía eléctrica, de los combustibles y sus derivados, más el deslizamiento de la moneda, impactarán más en las pequeñas economías familiares que cargan con todo el peso de las políticas recaudatorias del régimen.

“Todo indica que la situación económica de las familias se pondrá peor y tendrán que gastar más o consumir menos”, advirtió López, quien monitoreó los precios de los alimentos entre octubre de 2018 y julio de 2019.

Precisamente el 31 de julio el régimen orteguista asestó un nuevo golpe a las familias nicaragüenses, al ordenar quitarle exoneraciones a la importación de 16 productos de consumo nacional, entre los que se cuentan las sardinas enlatadas, las sopas preparadas (tipo Maggi y Maruchan), así como productos de higiene personal, como desodorantes corporales y jabón de tocador.

Lea además: Régimen de Daniel Ortega ordena aplicar más impuestos a productos de consumo masivo, entre estos las sardinas y sopas preparadas

La medida fue adoptada de manera silenciosa por el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) a través de un acuerdo ministerial publicado el 25 de julio que modifica los acuerdos ministeriales Mific 073-2008 y sus reformas establecidas en los acuerdos ministeriales Mific 009-2009 y el 016-2009.

En el acuerdo 073-2008 se establecía que productos como harina, pastas alimenticias, avena, cebada, cera vegetal, sardinas, sopas preparadas, desodorantes antitranspirantes, lámparas y cepillos de dientes estaban exonerados del cobro del DAI.

Sin embargo, con la nueva disposición ministerial se ordenó que de esa lista se excluyeran las sardinas enlatadas, las sopas preparadas, los desodorantes corporales y antitranspirantes, el jabón de tocador, los cepillos de dientes. Con ello, a estos productos se les comenzará a aplicar una tasa que oscilará entre cinco y 15 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: