¡La tercera fue la vencida! La muchacha nacida en Ciudad Darío, Yokasta Valle, se proclama campeona mundial de la FIB

Yokasta Valle tuvo que partir a Costa Rica desde Ciudad Darío cuando pequeña debido a que su papá se mudó a trabajar a ese país. Lloró incontables veces porque quería regresar a su tierra

Yaoska Valle junto a todo su equipo de trabajo después de coronarse en España. LAPRENSA/CORTESÍA

Yokasta Valle tuvo que partir a Costa Rica desde Ciudad Darío cuando pequeña debido a que su papá se mudó a trabajar a ese país. Lloró incontables veces porque quería regresar a su tierra, pero finalmente se adaptó. Entró al boxeo con  13 años y rápidamente encontró su medio para sobresalir. Su mamá lo había practicado y su papá había sido fisicoculturista, mientras su abuelo entrenador, contó en un perfil realizado hace un año a Keyling Romero del suplemento Domingo de La Prensa. Valle dijo en esa entrevista: “Yo represento a Costa Rica y Nicaragua por mis orígenes. Y si voy a pelear a Japón por otro título yo subiré con las dos banderas», refiriéndose a que si tenía otra oportunidad titular. La tuvo este domingo en España y se coronó campeona mundial en su tercer intento (había perdido antes en Japón y Alemania) contra la española Joana Pastrana por el cetro de la FIB de las 105 libras.

«Este título es para Costa Rica y también para España», señaló  Valle al finalizar el combate, dejando a un lado a Nicaragua. Y es que toda su carrera la ha desarrollado en ese país junto a su entrenador Mario Delgado y su promotor Efraín Vega, Nicaragua más que todo le dio a su familia, pero dónde verdaderamente ha tenido los medios para impactar ha sido en «Tiquicia», cabe resaltar que en Nicaragua son escasas y casi nulas las peleas femeninas en el pugilismo rentado.

El combate no fue para nada cerrado, la campeona prácticamente no atacó, se dedicó a resistir, mientras Valle se apropiaba de la mayoría de los asaltos, conectando más golpes y también los de mayor fuerza.  Sorprendió que en el último asalto Pastrana pareció perder el balance por una derecha de Valle, pero logró sostenerse. Al finalizar el combate Pastrana, hasta ese momento todavía campeona,  alegó que sufrió una vieja lesión en su mano, además felicitó a la costarricense nacida en Nicaragua por la victoria. Dos jueces marcaron 97-93 a favor de Valle y uno 96-94 para Pastrana.

okasta Valle (primera de izquierda a derecha) junto a su familia en Ciudad Darío, Matagalpa. LA PRENSA/ Cortesía

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: