El BCN vuelve a bajar el encaje legal a los bancos. ¿Cómo afectará esa medida a los créditos y las tasas de interés?

También el BCN estableció un programa especial de reportos monetarios por 4,986 millones de córdobas, extendiendo los plazos de 1 y 7 días a plazos de entre 30 y 180 días. Asimismo bajó las tasas de intereses que paga por sus títulos. LA PRENSA te explica el alcance de estas medidas

Managua, Nicaragua.03/Diciembre/2014. Dinero, Billetes de 500 cordobas. Oscar Navarrete/LA PRENSA.

En momentos en que las tasas de interés de los créditos se han disparado como consecuencia de la incertidumbre que ha generado la crisis política, que estalló el año pasado, el Banco Central de Nicaragua anunció este miércoles una serie de medidas de política monetaria para intentar abaratar el costo del córdoba en el mercado nacional, una acción que genera dudas entre economistas sobre la efectividad de las mismas.

El Banco Central informó que para favorecer la liquidez  en moneda nacional, decidió reducir el encaje legal semanal en córdoba, la que pasó de 15 por ciento a 13 por ciento, pero mantuvo en 15 por ciento el requerimiento para los depósitos en dólares. La medida entrará en vigencia a partir del 12 de agosto.

La disminución del encaje legal en moneda nacional permitirá que las instituciones bancarias reduzcan sus depósitos en el Banco Central de Nicaragua por este concepto, es decir que tendrán más córdobas para liberarlos en el mercado nacional en forma de préstamos y cumplir otras obligaciones.  Es decir que en lugar de almacenar  el 15 por ciento del total de sus depósitos del público en córdoba en el BCN, solo requerirán el 13 por ciento.

No obstante, el máximo emisor bancario optó por mantener el encaje del 15 por ciento en moneda extranjera, pese a que una gran mayoría de los créditos que se entregan en Nicaragua están en dólares. Economistas consultados por LA PRENSA señalan que esta medida estaría en correspondencia con los esfuerzos que se está haciendo el BCN para evitar que las Reservas Internacionales Brutas (RIB) se continúen reduciendo.

Lea además: ¿Por qué en Nicaragua es buen momento para ahorrar en los bancos, pero no para contratar un crédito? Las tasas alcanzan un nivel altísimo

Si el BCN hubiese bajado este último tipo de encaje, eso habría provocado que las entidades bancarias también mermen sus depósitos en dólares mínimos requeridos en el máximo emisor bancario, lo que daña las Reservas Internacionales Brutas (RIB), que desde el estallido de la crisis han perdido más de 500 millones de dólares.

El titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), Iván Acosta ya había adelantado a finales de julio que impulsarían medidas que permitieran bajar las tasas de interés en el mercado nacional, de tal manera que se reactivara el crédito para estimular el consumo nacional y estimular la reactivación de la demanda interna.

Esta es la segunda vez desde el estallido de la crisis política y por ende económica, que el Banco Central de Nicaragua mueve el encaje legal a la baja, aunque en la primera ocasión optó por hacer ajustes tanto en el encaje de moneda nacional y extranjera, para que los bancos pudieran tener liquidez y hacer frente a la  masiva demanda de depósitos, principalmente en dólares.

A mediados del año pasado, además de cambiar la periodicidad del mismo (pasó de catorcenal a semanal) , redujo  los porcentaje mínimos en cada uno de ellos pero para la medición diaria. Para los depósitos en ambas monedas lo pasó de 15 a 12 por ciento, del mínimo requerido.  En esa ocasión mantuvo el 15 por ciento para la medición ahora semanal en ambas monedas.

Lea además:Entrega de crédito en Nicaragua arranca año con fuerte deterioro por alargamiento de crisis

Así se han movido las tasas

Desde el estallido de la crisis, las tasas de interés de los créditos tanto en dólares como en córdobas han alcanzado niveles no visto en los últimos cinco años.

Hasta mayo de este año en promedio la tasa de interés de los créditos en el sistema bancario nacional fue de 12.27 por ciento, muy por encima del 9.09 por ciento en similar mes del año pasado y superior al 8.79 por ciento en marzo del 2018, un mes antes de que explotara la crisis política en abril de 2018.

Es decir que contratar un crédito en mayo era 26 por ciento más costoso que antes de la crisis, principalmente si este era a corto plazo y en dólares.

El informe mensual sobre el comportamiento ponderado de las tasas de interés en los bancos revela que el costo del crédito ha ido empeorando más este año que en los meses posteriores al estallido de la crisis política, en abril del año pasado, lo que coincide con el proceso de profundización de la contracción económica, la caída del consumo nacional, menores ingresos por exportaciones, así como la paralización de la inversión privada nacional y extranjera.

Otra medida 

Es por esa razón que el BCN además de poner en marcha la reducción del encaje legal, el 2 de agosto de este año también decidió bajar la tasa de interés de sus operaciones de reportos monetarios con plazo de siete días. Esta pasó de 8 por ciento a 6.3 por ciento.

Como parte de sus operaciones monetarias, el Banco Central suele vender títulos a corto plazo, por los que paga intereses y en esta ocasión está optando por bajar los intereses de los mismos, para también tratar de incidir en el comportamiento de las tasas comerciales.

Lea también: Más de 400 millones de dólares menos en crédito en el primer cuatrimestre de este año en Nicaragua

Generalmente son los bancos los que suelen adquirir estos títulos valores de corto plazo, como parte de sus operaciones de inversiones con recursos del público y propios.

En paralelo con lo anterior, asimismo, el BCN estableció un programa especial de reportos monetarios por 4,986 millones de córdobas, extendiendo los plazos de 1 y 7 días a plazos de entre 30 y 180 días.

«Con estas acciones, el Banco Central espera continuar cumpliendo con su objetivo fundamental de estabilidad de la moneda nacional y el normal desenvolvimiento de los pagos internos y externos», dijo el BCN.

Dudan de efectividad de las medidas

Economistas consultados por LA PRENSA no creen que estas  medidas del Banco Central incidan en las tasas de interés en el mercado nacional ni tampoco puedan ayudar a reactivar la entrega de préstamos, al recordar que el problema de la banca no es de liquidez, sino de confianza.

El sistema financiero nacional ha incrementado fuertemente su liquidez no solo para hacer frente a la salida de los depósitos, principalmente en dólares, sino también porque ha optado por restringir el crédito dado a que la crisis económica, que se derivó de un estallido político, ha erosionada la capacidad de pago de los nicaragüenses, debido al aumento del desempleo y el cierre de empresas.

Lea además: Aumento de riesgo país dispara las tasas de interés en la Bolsa de Valores de Nicaragua

La crisis ha ocasionado que los niveles de liquidez alcancen su máximo en años.  Hasta mayo de este año, los niveles de disponibilidad de la banca alcanzó el 46.73 por ciento del total de sus obligaciones con el público, un nivel no visto desde el 2008. En marzo del año pasado ese nivel se ubicaba en 31.76 por ciento, según registros de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: