Canasta básica experimenta su quinta alza consecutiva y alcanza los C$ 14,159.7

La cesta familiar acumula un alza de  745.08 córdobas desde que entró en vigencia la reforma a la Ley de Concertación Tributaria (LCT), que quitó exoneraciones y exenciones a varios productos de consumo masivo, así como al sector agricultor e industrial.

Canasta básica LA PRENSA/M. Esquivel

El costo total de la canasta básica experimentó en julio de este año un quinto aumento consecutivo al subir 75.38 córdobas, lo que ocasionó que la cesta se ubicara en 14,159.79 córdobas, de los cuales 9,472.32  córdobas corresponden a alimentos, según informó el Banco Central de Nicaragua.

De esta manera la cesta familiar acumula un alza de  745.08 córdobas desde que entró en vigencia la reforma a la Ley de Concertación Tributaria (LCT), que quitó exoneraciones y exenciones a varios productos de consumo masivo, así como al sector agricultor e industrial.

El incremento acumulado entre marzo y julio de este año con respecto a febrero contrasta con los 237 córdobas que había subido la cesta familiar en igual periodo del año pasado, pero además es casi cuatro veces con relación a los 168 córdobas que la canasta subió en todo el 2018, en plena inestabilidad política que desembocó en una profunda recesión económica.

Lea además: Empresarios alertan que el 70% de los productos de la canasta básica aumentarán su precio por paquetazo fiscal

Los números del Banco Central indican que desde que entró en vigencia la reforma a la Ley de Concertación Tributaria, marzo y junio son los meses que más han subido los precios. En marzo la cesta subió 245.89 córdobas; en abril otros 120.21 córdobas; en mayo 120.47 córdobas; otros 183.15 córdobas en junio y ahora en julio 75.38 córdobas.

Son los alimentos los que más han variado de precio desde la implementación de la reforma. En febrero de este año para comprar granos básicos, cárnicos y bebidas, entre otros alimentos complementarios, se requerían 8,822.85 córdobas frente a los 9,472.32 córdobas hasta julio de este año, es decir un alza acumulada de 649 córdobas (incremento de 7.36 por ciento en el periodo de referencia.

Extrañamente y pese a la decisión del régimen de quitar exoneraciones y exenciones a varios productos de uso para el hogar y de higiene personal, así como las constantes alzas en la tarifa eléctrica, el Banco Central dice que este gasto ha disminuido. En julio se requerían 2,983.45 para comprar estos productos menor con relación a junio 3,004.10 córdobas. Pero si se compara con febrero, antes del ajuste, el gasto es relativamente mayor,  2,924.47 córdobas en ese mes.

Le puede interesar: Inflación se duplica en cinco meses del año y la canasta básica se acerca a los 14,000 córdobas en Nicaragua

Igualmente en el caso de la compra de vestimenta se situó en 1,704.02 córdobas, apenas un córdoba más con relación a junio pero es superior con respecto a febrero, cuando se situó en 1,667.37 córdobas.

El sector privado ya había advertido que tras el ajuste fiscal, que se acompañó de un paquetazo a la Seguridad Social que incrementó el aporte de los trabajadores y las empresas, el setenta por ciento del costo total de la canasta básica iba a ser afectado, lo que provocaría alzas que paulatinamente encaminarían la canasta a los 17 mil córdobas.

La canasta básica, de 53 productos, está diseñada para cinco persona, dos adultas y tres menores de edad.

Lea también: Canasta básica sufre las primeras alzas tras puesta en vigencia de la reforma fiscal en Nicaragua

Inflación supera el 4%

En paralelo, el Índice de Precio al Consumidor se incrementó en julio 0.35 por ciento, lo que ocasionó que la inflación se situara en 4.06 por ciento el acumulado del año, según informó el Banco Central de Nicaragua.

La inflación acumulada en julio contrasta con al acumulado en igual periodo del año pasado, el cual se situó en 1.90 por ciento.

En lo que va del año, los alimentos y bebidas no alcohólicas es la división que más ha experimentando incremento, después de bienes y servicios diversos, bebidas alcohólicas y tabaco, así como restaurantes y hoteles, principalmente.

En la división de alimentos, los productos que más subieron de precio solo en julio son la papa, la cebolla y zanahoria. También se encarecieron la gasolina, los platos preparados para llevar y el servicio de taxi urbano.

En cambio, se registraron abaratamientos de precios en queso, gas butano, servicio de telefonía celular, cuajada y leche.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: