Policía Orteguista es juez y parte en juicio contra abogada y activista María Oviedo

Proceso está plagado de vicios que llevan a nulidades absolutas, dicen abogados independientes

Abogada María Oviedo junto a miembros de Unanic

Maria Oviedo en los Juzgados de Managua. LA PRENSA/Uriel Molina

Para el gremio de abogados de Nicaragua, el juicio contra la activista y abogada María Oviedo, procesada por obstrucción de funciones en perjuicio del teniente de la Policía Orteguista, Oscar Danilo López López, es nulo desde su nacimiento, porque son hechos atípicos y porque los elementos de prueba ofrecidos por la Fiscalía fueron investigados por la misma institución a la que pertenece la víctima.

“Es un proceso viciado, porque la policía es juez y parte. Es una prueba producida de forma parcial, crea dudas y los vicios procesales producen nulidades absolutas”, dijo Nohemi Guerrero, miembro de la Junta Directiva de la Unión Nacional de Abogados y Notarios Públicos de Nicaragua (Unanic)

Oviedo fue agredida física y verbalmente en la estación policial de Masaya, el 26 de julio por el Teniente López y por las agentes Ana Pérez Córdoba y Escarleth Castillo Sánchez, quienes le hicieron una llave al cuello por la espalda y la arrastraron hasta las celdas de dicha estación policial, mientras el oficial Norlan Inés Cruz filmaba la agresión con un celular.

Estas tres personas fueron ofrecidas como testigos junto a la presunta víctima, por la Fiscalía y según el escrito de intercambio de prueba, todos los oficiales mienten en sus testimonios aseguró la abogada procesada.

Las mentiras de los policías testigos

Por ejemplo, el teniente López, asegura que Oviedo fue la que llegó “altanera” a la estación policial, cuando en realidad fue el mismo López quien les empezó a gritar a Oviedo y a su representado Cristhian Fajardo Caballero, quienes trataban de interponer una denuncia por pérdida de arma en dicha estación, gritándoles que estaban cometiendo delitos.

Mientras el oficial Norlan Inés Cruz aseguró que él empezó a grabar con su celular cuando vio a la abogada “altanera” y le pegó una cachetada en la mejía izquierda al teniente López y que las otras oficiales la neutralizaron para que no lo siguiera agrediendo.

“Esta versión es totalmente falsa, porque los policías estaban grabando desde que entramos a la oficina del teniente López y no solo con celulares, sino con cámaras profesionales también. Quien empezó agredir verbalmente fue López, al punto de negarse a entregar el documento (portación vencida de arma de fuego) y expulsarme a empujones de la oficina.

Puede Interesarle: Este es el video de la agresión policial hacia la abogada María Oviedo.

Mientras lo expresado por las oficiales Ana Pérez Córdoba, Escarleth Castillo Sánchez y Norlan Cruz de supuestamente neutralizar a la abogada para que no siguiera agrediendo al teniente López, es falso porque Oviedo fue agredida por las oficiales por la espalda porque ya iba buscando la salida de la estación policial.

Además, esa situación se aprecia en el video difundido en redes sociales.

“Estos testigos ofrecidos por la Fiscalía, así como los peritos están contaminados, parcializados. Es un proceso totalmente viciado”, dijo Leyla Prado, defensa de Oviedo.

Al respecto, el penalista y coordinador de Acción Penal Boanerge Fornos expresó, “es digamos un juicio excepcional, donde ya se conoce el resultado”.

Para el gremio de abogados el juicio contra María Oviedo, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) es un juicio político no importa la legalidad.

Lea Además: Defensora María Oviedo:  «Te dicen que estas sola,  que no sos nadie. Es una forma intimidante, torturarte, que se te baje la moral».

Oviedo está en espera de juicio para el 19 de agosto en el Juzgado Tercero Local Penal de Managua. Además está en espera de resolución de los magistrados del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial, sobre la queja interpuesta por el teniente López en la Corte Suprema de Justicia el pasado 30 de julio.

Dicha queja fue tramitada de forma expedita por magistrados violando el proceso de conciliación y reduciendo el término de 6 a 3 días para que Oviedo rindiera informe de lo sucedido.