Bochorno se debe a la presencia de altas presiones sobre el territorio nacional

La temperatura máxima en la zona del Pacífico alcanza este fin de semana 36 grados centígrados, en el Centro 32 grados centígrados y en el Caribe 33 grados

Altas presiones provocan sensación de bochorno en diferentes partes del territorio nacional. LAPRENSA/ARCHIVO

El bochorno que se percibe en diferentes partes del territorio nacional es provocado por la presencia de altas presiones, que implica la ausencia de nubes y lluvias. No obstante, se espera que la situación climática cambie en las próximas 48 a 72 horas debido a la incidencia de bajas presiones, que generarían precipitaciones.

En la zona de noroccidente el golpe de calor se percibe hasta en 38 grados centígrados, explicó el agrometeorólogo Agustín Moreira, quien a la vez aclaró que las temperaturas que se perciben actualmente están dentro de lo normal, son moderadas. El hecho que se sienta mucho calor se relaciona con que hay bastante humedad en la atmósfera, subrayó.

La temperatura máxima en la zona del Pacífico alcanza este fin de semana 36 grados centígrados, en el Centro 32 grados centígrados y en el Caribe 33 grados. Moreira indicó que se espera el ingreso de la onda tropical número 28 para la noche de este domingo o amanecer del lunes, lo que provocaría que la temperatura baje. Asimismo se podrían registrar algunas lluvias puntuales debido al ingreso de nubosidades por la parte sureste del país durante este sábado.

Lea además: Se pronostica fin de semana de lluvias en toda Nicaragua

Aunque el país se encuentra en el período de canícula, el cual se espera que finalice el próximo 15 de agosto, Moreira indicó que la situación climática de este fin de semana tiene mayor relación con las altas presiones.

Meses más lluviosos 

El país entra al período de mayor pluviosidad, que ha provocado en años anteriores que el régimen de Daniel Ortega decrete alerta roja y amarilla. De hecho, en el 2018, el régimen de Daniel Ortega decretó alerta  roja para ocho departamentos del país, esto después que en Matagalpa y Jinotega lloviera hasta 200 milímetros en un solo día.