Gustavo Arana, un muchacho esforzado que lucha por ir al Mundial de Beisbol Sub-18

Fue hace nueve años que Arana se sintió atraído por el beisbol y desde entonces su papá, que lleva el mismo nombre, lo ha apoyado de manera incondicional.

Gustavo Arana, de la Preselección Nacional de Beisbol Sub-18. Foto LA PRENSA/ROSA MEMBREÑO

Todas las mañanas a Gustavo Alexander Arana Corea se le ve entrenar con responsabilidad y entusiasmo en el Estadio Jackie Robinson.
Al igual que otros chavalos, Arana batalla por un cupo que le permita representar al país en el Mundial de Beisbol Sub-18 desde el 30 de agosto venidero en Corea del Sur.

Arana integró la selección que el año pasado compitió en el Premundial realizado en Panamá, en donde Nicaragua obtuvo el boleto mundialista.

“Fue una experiencia bonita ser parte de esa selección en Panamá, pero eso no asegura mi puesto en la selección que va a Corea. Desde que vine fue con la mentalidad de ser parte de la selección, pero debo luchar por ganarme un puesto, en lo personal jamás me he sentido confiado porque hay mucha competencia, hay muchos peloteros buenos”, explica el joven de 18 años de edad y originario de Chontales.

Esta semana se espera que finalmente se defina la Selección Nacional Sub-18, la cual estará conformada por 20 peloteros.

Con los Toros

Paralelo a los entrenamientos con la Preselección Nacional de Beisbol Sub-18, Arana juega los fines de semana con los Toros de Chontales, en el Campeonato Nacional de Beisbol Superior.

“Es mi segundo año con los Toros. El año pasado me ponía más nervioso, este año he jugado más tranquilo, con más confianza, he mejorado mucho en mi defensiva.

Los entrenadores siempre me están corrigiendo al igual que en la preselección”, contó el chontaleño.

Arana es de esos jóvenes multifacéticos. Si le dan el reto de jugar en las paradas cortas, segunda o tercera base está listo, pero asegura debe seguir puliendo su juego.

“La que más me cuesta es las paradas cortas, pero quizás es porque la he jugado poco, pero la práctica hace al maestro”, agregó el pelotero.

De la mano

Arana no concibe la idea de jugar sin estudiar, ambos deben ir de la mano.

Actualmente, cursa segundo año de la carrera de Bioanálisis en su natal Chontales.

Fue hace nueve años que Arana se sintió atraído por el beisbol y desde entonces su papá, que lleva el mismo nombre, lo ha apoyado de manera incondicional.

Arana sueña con jugar a nivel profesional y también le gustaría estudiar más a profundidad su carrera de Bioanálisis, como un Máster.

«El sueño de firmar con una organización de Grandes Ligas nunca se pierde, y se que el que hace las cosas bien le dan las oportunidades. Si uno distribuye bien su tiempo puede jugar y estudiar», finalizó Arana.

Este lunes, la Preselección Nacional de Beisbol Sub-18 seguirá sus prácticas en el Estadio Jackie Robinson, a las 2:00 p.m.