Turismo no logra levantar cabeza

En la primera mitad del año, por la entrada a parques y centros de recreación se percibió 7.57 millones de córdobas, de los 27.45 millones de córdobas que se habían presupuestado, lo que equivale a un grado de ejecución del 27.6 por ciento de la meta que tenía el régimen

Este año el turismo en Nicaragua está más deprimido que en el 2018, según revelan los datos de las recaudaciones. LAPRENSA/ARCHIVO

A más de un año de la crisis sociopolítica en Nicaragua, el turismo sigue caminando en muletas, de tal manera que los ingresos por entrada a parques y centros recreativos tuvo una ejecución menor del treinta por ciento, revela el Informe de Ejecución Presupuestaria de enero a junio del 2019.

En la primera mitad del año, por la entrada a parques y centros de recreación se percibió 7.57 millones de córdobas, de los 27.45 millones de córdobas que se habían presupuestado, lo que equivale a un grado de ejecución del 27.6 por ciento de la meta que tenía el régimen de Daniel Ortega este año, detalla el documento en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Para el mismo periodo del año pasado, el grado de ejecución de la meta de ingresos del gobierno por entrada a parques era del cincuenta por ciento, a pesar que los últimos días de abril, y los meses de mayo y junio, la crisis se recrudeció en Nicaragua, se levantaron alertas de viajes y los turistas internacionales se fueron del país.

Lea también: La crisis llegó al Puerto Salvador Allende, el emblemático proyecto turístico del régimen orteguista

El año pasado el gobierno esperaba recaudar 38.5 millones de córdobas en entrada a parques y centros recreativos, luego la meta se redujo a 26.5 millones de córdobas, sin embargo al término del 2018 solo logró en ingresos 22.3 millones de córdobas.

Tarjeta de turismo

Otro indicador que revela que al turismo no le está yendo bien, es el ingreso percibido por tarjetas de turismo, que muestra un grado de ejecución en la recaudación de un 23.8 por ciento en los primeros seis meses del año, al percibir 10.28 millones de córdobas de los 43.17 millones de córdobas que tenía previsto recoger el gobierno en todo el año.

En el mismo periodo del año pasado este indicador tenía un grado de ejecución del 47.3 por ciento, al ingresar 19.60 millones de córdobas de los 41.46 millones presupuestados para todo el año.

Lea además:Intur no prevé mejora del turismo en 2019

Recientemente Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), en una entrevista con LA PRENSA señaló que mientras en Nicaragua no se resuelva la crisis política, que pase por elecciones adelantadas, las perspectivas de recuperación del sector no son alentadoras, por muchos esfuerzos que se hagan.

“Nosotros seguimos manteniendo que este año el sector va a tener un decrecimiento aproximado de un diez por ciento en comparación con el año pasado. Recordemos que el año pasado tuvimos un decrecimiento en cuanto a la llegada de turistas de aproximadamente 54 por ciento, con respecto al 2017, que visitaron el país 1.7 millones de turistas y el año pasado vinieron 975 mil turistas, nosotros estamos contemplando que este año vendrán unos 900 mil turistas, todavía 75 mil menos”, dijo Valenti.

En cuanto a ingresos por turismo, dijo que este año se esperan unos 400 millones de dólares, 440 millones de dólares menos que en el 2017.

Puede interesarle:Turismo nicaragüense pierde valor con la crisis sociopolítica

Proyecciones desalentadoras

El Marco Presupuestario de Mediano Plazo 2019-2022 del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) revela que el dinamismo que por años exhibió el turismo no se volverá a ver hasta 2021, cuando varios indicadores logren ubicarse a nivel de 2017, es decir antes del estallido de la crisis política en abril 2018.

El problema es que el régimen incluso prevé que en 2019 el sector caerá a un nivel mayor que en 2018 y el próximo año iniciaría el proceso de recuperación. Intur estima que en el 2018 habrían ingresado 1.65 millones de turistas y este año espera 1.55 millones de turistas, 6.4 por ciento menos. En consecuencia, los ingresos caerán más que en 2018.

El año pasado se proyectó que Nicaragua captó 712 millones de dólares en ingresos por turismo y este año se esperan 588 millones de dólares, un 21 por ciento menos, según proyecciones del Intur.

El Intur también prevé una menor creación de nuevas empresas en el sector turismo y una reducción en el número de nuevas plazas en el sector. El año pasado, según el Intur, se crearon 1,078 empresas turísticas, inferior a las 1,304 empresas en 2017. En el 2019 ese número de nuevas empresas caerá a 587.

El Marco Presupuestario de Mediano Plazo del Intur estima que en los años posteriores al 2019 el crecimiento de nuevos empleos del sector será lento.