Tras fracaso en Barbados, Venezuela sigue esperando una solución

Las partes venezolanas tenían planeado reunirse el jueves y viernes pasados, en lo que sería la tercera ronda de negociación; pero el miércoles, Maduro anunció que había decidido no participar más

La cancillería de Barbados confirmó la suspensión del diálogo en su territorio entre el gobierno en disputa de Nicolás Maduro y la oposición liderada por el presidente encargado Juan Guaidó. Reuters

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Barbados confirmó el sábado en un comunicado la suspensión del diálogo que desde el mes pasado realizaban en su territorio el gobierno en disputa de Nicolás Maduro y la oposición venezolana liderada por el presidente encargado Juan Guaidó.

La nota indica que el gobierno de Maduro se retiró de las conversaciones con la oposición por el apoyo de Guaidó al bloqueo total de bienes estatales por parte de Estados Unidos.

Las partes venezolanas tenían planeado reunirse el jueves y viernes pasados, en lo que sería la tercera ronda de negociación; pero el miércoles, Maduro anunció que había decidido no participar más en los encuentros en Bridgetown, la capital de Barbados, mediados por Noruega.

El sábado, tanto Guaidó como Maduro hablaron a sus seguidores.

«Valió la pena»

Guaidó ratificó que la lucha que ha emprendido junto al pueblo venezolano contra el cese de la usurpación de la dictadura ha valido la pena.

Mediante su cuenta en la red social Twitter, el mandatario encargado envió un mensaje a los venezolanos agradeciéndole el apoyo y recalcando que cada persona ha sumado desde su terreno de lucha.

También destacó los grandes avances que se han logrado producto de la presión ejercida en la calle.

“Han sido meses de grandes avances en nuestra lucha que no habrían sido posibles sin el ejercicio de la calle. Desde quien protesta por una reivindicación, hasta quien se suda todos los días el sustento para los suyos, son demostraciones de una Venezuela que resiste e insiste”.

Entretanto, en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard se reunieron el Procurador General del gobierno encargado de Guaidó, José Ignacio Hernández, y el Embajador de Venezuela en Canadá, también del gobierno encargado, Orlando Viera-Blanco, para evaluar acciones ante la Corte Penal Internacional, donde se sigue un examen preliminar a Nicolás Maduro por presuntos crímenes de lesa humanidad.

Los dos funcionarios del gobierno de Guaidó analizaron los alcances de la justicia universal, el trabajo ante la CPI, las medidas ‘sancionatorias’ del presidente Donald Trump en contra del régimen y el estatus de refugio para venezolanos, además de la ayuda humanitaria.

‘Gusano despreciable’
Por su parte, el presidente Nicolás Maduro se mostró el sábado dispuesto al diálogo y afirmó que el conflicto que enfrenta la nación suramericana debe resolverse por esa vía, pero al mismo tiempo atacó con dureza al líder opositor Juan Guaidó, llamándolo «gusano despreciable», y acusándolo de solicitar y apoyar las medidas contra su gobierno.

En una concentración en el centro de Caracas convocada para rechazar el bloqueo estadounidense a los activos del estado venezolano, y a tres días de haberse retirado de la ronda negociaciones con la oposición, Maduro dijo creer en el diálogo y planteó que ese proceso debe darse en el marco del respeto a la Constitución.

El gobernante en disputa aseveró que tiene propuestas «para toda la oposición, todas las oposiciones» que estén dispuestas a dialogar para lograr una solución pacífica a la crisis venezolana.

El mecanismo de Oslo, como se le conocía a la facilitación de Noruega, es solo uno de los procesos liderados desde la comunidad internacional para buscan una solución pacífica a la crisis política, social y económica que vive el país.

Otro es el Grupo Internacional de Contacto, compuesto por ocho países de la Unión Europea, más Costa Rica, México y Uruguay; además del ya conocido Grupo de Lima.