Leve respiro al bolsillo de los capitalinos: varios productos mantienen precios estables

Para esta semana se presenta un panorama de costos bondadoso: los granos básicos no sufrieron ningún incremento excesivo, salvo los frijoles que subieron unos cuantos córdobas

LA PRENSA/ Archivo

Buenas noticias para los capitalinos que asisten a los distintos mercados a realizar las compras de la canasta básica.

Para esta semana se presenta un panorama de costos bondadoso: los granos básicos no sufrieron ningún incremento excesivo, salvo los frijoles que subieron unos cuantos córdobas. “Eso es por la nueva flota. Esta semillita está perfecta y vale lo que se pide”, asegura Carlos Pérez, comerciante del mercado Oriental.

Lea además: Perecederos bajan de precio en los mercados de Managua

En cuanto a los perecederos sí hay bajas considerables, por ejemplo: la papa, según Yaosca Chávez, comerciante del Mayoreo, se está vendiendo a 12 córdobas la libra, cuando hace una semana se ofrecía a veinte córdobas.

La cebolla también se cotiza más barata. Chávez refiere que hasta hace unos días compraba el quintal a 2,700 córdobas, por esa razón debía vender la libra a treinta y a veces hasta a más.

Lea también: Precio de perecederos estables en mercados de Managua pero con malas ventas

“Ahora la compro a dos mil, es un respiro para nosotros y para el cliente. La cebollita puede venderse a 25, si es posible a veinte la más chiquita”, resalta.

Por su parte, Fidel Rosales, del Oriental, comparte estar de acuerdo con la baja de los precios, pero hace un llamado a los compradores. “El comportamiento de ellos es que si está caro lo quieren y si está barato lo dejan. Vengan, aprovechen ahora, hay que abastecer los hogares, de paso nos ayudan, ahora está casi regalada, antes no”, advierte.

Lea además: Perecederos bajan levemente sus costos en los mercados de Managua

Otros perecederos que bajaron de costo o se mantienen estables son los tomates, la zanahoria, el repollo, la lechuga y la chiltoma.

En lo concerniente a las carnes, los costos no varían, lo que sí preocupa a los marchantes es la mala venta, “aquí nos quedamos con los mesones llenos de carne, pero seguimos en la lucha”, manifiesta Marlon Rosales, del Mayoreo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: