Régimen orteguista deja sin dinero el fondo para cubrir el subsidio eléctrico en los asentamientos

Los asentamientos a nivel nacional recibieron un subsidio energético desde junio del 2008, ya con la administración de Ortega, y se extendió hasta marzo pasado

Los asentamientos reciben un subsidio energético desde el 2008. LAPRENSA/ARCHIVO

A pesar que en marzo de este año se agotó el presupuesto destinado para cubrir el subsidio de energía eléctrica en los asentamientos y barrios económicamente vulnerables, el régimen de Daniel Ortega no asignó más recursos, aunque con la reforma fiscal se obtuvo más dinero.

Los asentamientos a nivel nacional recibieron un subsidio energético desde junio del 2008, ya con la administración de Ortega, y se extendió hasta marzo pasado.

Lea además: Casi 30 mil nuevos subsidios eléctricos en el primer semestre del 2019

Este año el presupuesto fue bien reducido. Se destinó 880,000 córdobas, de los cuales 838,735 ya se habían ejecutado entre enero y marzo. Mientras que el año pasado se había destinado 222.6 millones de córdobas.

 

El economista Javier Mejía, especialista del Centro Humboldt, advirtió que el agotamiento del subsidio en los asentamientos provocará un fuerte aumento en las pérdidas no técnicas o comerciales de la empresa distribuidora de energía.

Le puede interesar: Instituto Nicaragüense de Energía aplica alza de 9.7 por ciento en el primer semestre de 2019

“Al dejar de dar ese subsidio, lo tienen que asumir los usuarios porque no lo va a asumir la empresa, entonces como muchos no van a poder pagar, se van a conectar ilegal, va a aumentar la ilegalidad y una parte de esas pérdidas las asumen los usuarios en la factura”, expresó Mejía.

También hizo hincapié que cada mes ha venido aumentado la energía eléctrica, lo que afecta fuertemente el bolsillo de los nicaragüenses y que se ve reflejado en el aumento de la inflación.

Alza de energía eléctrica

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), en su más reciente informe de coyuntura, dijo que lo que le pondrá mayor peso a la inflación será el alza en la energía eléctrica.

Lea además: ¿Por qué consumir 150 kilovatios por mes ya no garantiza obtener el subsidio eléctrico estatal?

Desde diciembre del año pasado hasta junio de este año la tarifa eléctrica acumula un incremento de 9.79 por ciento, según datos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

Subsidio a Petronic

Mientras el presupuesto destinado a cubrir el subsidio eléctrico en asentamientos y barrios económicamente vulnerables se ha agotado, la Empresa Nicaragüense de Petróleos (Petronic) está gastando a buen ritmo los 497 millones de córdobas que el régimen de Daniel Ortega le asignó para financiar un supuesto subsidio al transporte intermunicipal, cuyo destino no está claro.

Lea también: Nicaragüenses ahorran para retener subsidio eléctrico

Entre enero y junio de este año, Petronic desembolsó 241 millones de córdobas de su asignación, lo que equivale a un 48.6 por ciento del total, según revela el informe de ejecución presupuestaria del primer semestre, publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Según el reporte, aparte del subsidio desconocido que administra Petronic este año, se le asignó a las cooperativas de transporte urbano colectivo de Managua y Ciudad Sandino 355.2 millones de córdobas en subsidio, de los cuales se han desembolsado 183.7 millones.

Medida populista

Por otra parte, el catedrático y economista Luis Murillo señala que esta es una medida populista que hace tiempo debió ser quitada.

Le puede interesar: Régimen recorta subsidio eléctrico en barrios y asentamientos

“En los asentamientos la mayoría no tiene energía registrada, se extrae de manera ilegal, entonces lo que hace el Estado es que en vez de hacer un barrido para hacer un diagnóstico y buscar como legalizar a las personas, lo que hace es dar un presupuesto para cubrir esas pérdidas, es una medida populista”, sostuvo Murillo.

Explica que es tan injusta la política que se establece, que saca dinero del Estado y a los usuarios que están al día; sin embargo, “la empresa distribuidora en estos lugares nunca aplica corte, solo al cliente que paga y que por alguna razón deja de pagar porque el recibo le salió alterado”.

En 2015, en la antepenúltima reforma a la Ley 554, Ley de Estabilidad Energética, se estableció que se continuaría subsidiando a los consumidores de los asentamientos humanos espontáneos y barrios económicamente vulnerables por un período de sesenta meses. Este plazo se cumple en 2020, es decir que al término de ese año ya no se seguirá subsidiando a los asentamientos, a menos que haya una reforma a la ley.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: