44 mujeres han sido víctimas de femicidio en Nicaragua en lo que va de 2019

Dos adultas y una adolescente son las últimas víctimas de femicidios, lo que eleva a 44 los casos en lo que va del año

Después de sacar el cuerpo del local, la Policía encerró las puertas y siguió hablando con el esposo de la fallecida. HOY/ Yaosca Reyes

Tres mujeres murieron en menos de 24 horas en Nicaragua, dos en Estelí y una en Managua, elevando a 44 los femicidios en lo que va del año y alarmando a las organizaciones nicaragüenses de mujeres que observan un rápido avance de los casos en comparación con los años 2018 y 2017,  cuando hubo 57 y  51 femicidios, respectivamente.

Los principales sospechosos de los crímenes son la pareja y expareja de las víctimas.
Martha Mairena Castillo, de 28 años, y Tania María Ramos, de 14 años, fueron encontradas muertas la mañana de este lunes en una vivienda de la comunidad La Concepción, en La Trinidad, departamento de Estelí, informaron medios locales.

Le puede interesar: Encuentran a dos mujeres muertas en una casa de La Trinidad, Estelí

Eliberto Mairena, padre de una de las víctimas, fue quien identificó ambos cuerpos. Mairena Castillo se encontraba en su habitación y tenía un impacto de bala en su costado derecho; y Ramos poseía señales de estrangulamiento y fue hallada en el patio de la vivienda.

Se presume que el autor del crimen es Genaro González, excónyuge de Mairena Castillo. Supuestamente González no aceptaba el fin de la relación. “Tenían dos meses de dejados (separados) y él le salía por el pueblo, por las esquinas, por todos lados (…) a veces salía encapuchado pero ella no creía que le iba a hacer algo, yo le dije: ‘no te confiés’”, expresó el padre de la víctima a un medio local.

Lea también: Represión estatal pone a la mujer en condiciones de “vulnerabilidad extrema”, denuncia Red de Mujeres contra la violencia

Mairena Castillo tenía dos hijos de 7 y 8 años, nacidos de otra relación. Ramos, originaria de Matagalpa, vivía con ellos y trabajaba cuidando a los niños. Vecinos de las víctimas aseguraron que entre las 10:00 y 11:00 p.m. escucharon ruido y gritos, pero no salieron por temor.

Maltrato que acabó en muerte

Otro caso ocurrido en Managua es el de Carla Patricia Rostrán Dávila, de 40 años. Su cuerpo fue encontrado la tarde del domingo 11 de agosto dentro de la comidería Fritanga Altamira, en la capital, propiedad de su marido Napoleón Zeledón. En la escena se conocieron dos versiones sobre el hecho: una, que había indicios de violencia y otra, que fue suicidio; sin embargo, sus familiares rechazan esta última versión.

Lea además: Un total de 57 mujeres fueron víctimas de femicidio en Nicaragua en 2018

La Policía Orteguista (PO) del Distrito Uno se hizo presente en el sitio para las debidas investigaciones. Zeledón fue interrogado por los agentes.

“Era una muchacha muy sana, no tenía problemas de salud, muy inteligente, muy emprendedora y profesional.

Acababa de terminar la carrera de Derecho, tenía tres hijos (todos menores de edad), es imposible que ella se quisiera suicidar… él le daba maltrato (en referencia al marido de la fallecida), pero no estoy segura si tiene que ver con esto”, dijo Marta Rodríguez, tía de la víctima.

Mujeres en peligro

Para Martha Flores, de Católicas por el Derecho a Decidir, las mujeres cada día están en un país inseguro producto del sistema machista y por la falta de voluntad de las autoridades de cumplir con sus responsabilidades.

Le puede interesar: Encuentran el cadáver de una mujer en estado de descomposición y con signos de violencia en Matiguás

“No ha habido esa voluntad política de las autoridades, la falta de responsabilidad de no cumplir con las investigaciones y hoy en día están investigando a los azul y blanco, y encontrando a los asesinos del fulano (seguidor sandinista) y los asesinos de las mujeres no se encuentran”, lamentó Flores.

La activista manifestó que si la PO hiciera un esfuerzo para localizar a las mujeres desaparecidas y los culpables de los femicidios, se evitarían muchas muertes. “Al mismo familiar le toca andar investigando, no son ellos (la PO) que lo hacen, tiene que ser la familia que con todo su dolor tiene que buscar a ese asesino”, dijo.

Lea también: Hombre admite haber matado a su pareja en una comunidad de La Trinidad, en Estelí

Y agregó: “La vida de las mujeres cada día va más insegura en todos los ámbitos”.

Las desaparecidas

A este panorama se le suman los casos de mujeres desaparecidas que, según la Red de Mujeres Contra la Violencia, hasta el 8 de agosto apuntaban a diez desapariciones, de las cuales la mayoría terminó en femicidios.

La boxeadora matagalpina Sara María Centeno, de 36 años, está en la lista de desaparecidas del organismo nicaragüense. La última vez que sus familiares supieron de ella fue el pasado 22 de junio, hasta la fecha no se sabe ningún detalle de su paradero.

Femicidios por mes

Para las activistas nicaragüenses, el machismo sigue siendo la principal causa de muerte de las mujeres. Para ellas, el hombre quiere demostrar su dominio a través del abuso de poder.

El promedio de los femicidios por mes es de cinco a siete casos.

Católicas por el Derecho a Decidir informó que el mes con más femicidios contabilizados en el país es julio, con siete casos.

En agosto han habido hasta el momento cuatro femicidios.

(Con colaboración de Yaosca Reyes)