Los deseos de la esquina del excampeón mundial (Cristofer González) en su retorno al ring

Róger González es de los que casi siempre ha estado cerca de su sobrino, el excampeón mundial Cristofer "el Látigo" González. En esta ocasión confiesa que está viviendo con él para que se enfoque totalmente en la preparación de este 24 de agosto

Cristofer González y Eliezer Quezada en la primera pelea. LAPRENSA/ARCHIVO

Róger González es de los que casi siempre ha estado cerca de su sobrino, el excampeón mundial Cristofer «el Látigo» González. En esta ocasión confiesa que está viviendo con él para que se enfoque totalmente en la preparación de este 24 de agosto contra Eliecer Quezada, conocido como el Huracán. «Ha tomado la preparación enserio. Cuando su esposa e hijo lo quieren ver llegan a mi casa a visitarlo», agrega. Y es que un peleador como el Látigo capaz de noquear al mejor de las 112 libras de visita no se podía dejar olvidado, aún cuando el más tóxico de su círculo era el propio peleador.

En una pequeña charla con su adiestrador expone sus deseos y expectativas planteadas para el retorno. «Quiero a un Cristofer agresivo y que salga cómo lo hizo en Japón: con la determinación de noquear», comenta.  Su entorno sabe que de repente la pasión se había esfumado para el combate de diciembre contra Charlie Edward cuando perdió el cetro. Un caso sorprendente porque fue como si le apagaran el interruptor del ímpetu de la noche a la mañana y eso es lo que ahora tratarán de resucitar.

Te puede interesar: ¿Habrá fuego nuevamente? Anuncian segunda pelea entre Cristofer González y Eliecer Quezada

«No queremos dudas. Cuando peleamos por primera vez contra Quezada muchos dijeron que nos regalaron la pelea porque la promotora montó el evento. No fue así. Ahora hay que ganar con autoridad y que el Látigo demuestre su verdadero nivel», explicó el estratega. Una de las intrigas es que si la inactividad de ocho meses lo podría afectar. «En ese caso uno nunca sabe. Pero lo que puedo asegurar es que Cristofer se ha comprometido.  Normalmente se pierde distancia y un poco de brillo. Actualmente estamos trabajando en la parte del peso para que no tenga problemas», señaló.

Sobre el enfoque de la preparación González desveló: » Se trabajo específicamente en la fortaleza y la defensa porque analizamos la pelea pasada y recibió muchos golpes porque era pobre y no trabajó al cuerpo, solo arriba. También trabajamos bastante a la zona hepática y mover mucho la cabeza y los pies para tratar de confundir al rival con giros, además de golpear al cuerpo para quitar condiciones».