EE.UU.: Es un «ataque a la democracia» medidas de Maduro contra Asamblea Nacional

La reacción estadounidense llegó en la cuenta en Twitter de la embajada de EE.UU. en Venezuela. Estados Unidos y más de 50 naciones no reconocen a Maduro ni a la Asamblea Nacional Constituyente

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, desestimó las medidas que catalogó de «inconstitucionales», el lunes 12 de agosto de 2019. Voz de América/AFP

El gobierno de Estados Unidos catalogó de «ataque a la democracia» las nuevas acciones emprendidas por el gobierno en disputa de Nicolás Maduro contra la Asamblea Nacional que lidera el presidente encargado Juan Guaidó.

La oficialista Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobó allanar el lunes la inmunidad parlamentaria de cuatro diputados opositores y crear una comisión para evaluar un adelanto de las elecciones parlamentarias.

Lea también: Venezuela: Guaidó denuncia que Maduro busca disolver Asamblea Nacional

La reacción estadounidense llegó en la cuenta en Twitter de la embajada de EE.UU. en Venezuela. Estados Unidos y más de 50 naciones no reconocen a Maduro ni a la Asamblea Nacional Constituyente. Respaldan a Guaidó, a la Asamblea Nacional y a la hoja de ruta que busca «el cese de la usurpación, la instalación de un gobierno de transición y elecciones libres».

El órgano que responde a Maduro aprobó el lunes continuar con el enjuiciamiento de los diputados opositores José Guerra, Rafael Guzmán, Juan Pablo García y Tomás Guanipa por delitos contra el Estado. Ellos se suman a la lista de legisladores que corrieron la misma suerte en los últimos meses y ahora están presos, procesados judicialmente o en el exilio.

El consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, calificó este martes como un «ataque directo a la democracia» estos «esfuerzos ilegítimos del régimen de Maduro para despojar de inmunidad a los representantes democráticamente electos del pueblo venezolano». «Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que responsabilice al tirano Maduro», escribió en Twitter.

«El único asalto a la democracia venezolana es el ejecutado por el régimen supremacista de Donald Trump a través del criminal e inhumano bloqueo económico para tratar de apoderarse de nuestro petróleo», escribió el canciller venezolano Jorge Arreaza, también en la red social.

Lea también: Donald Trump acusa a China de mover tropas a Hong Kong

«Si en algo coincide la Comunidad Internacional es en este deseo: #NoMoreTrump», añadió en referencia a una campaña lanzada por Maduro para protestar las sanciones norteamericanas en la ONU.

Por su parte, Guaidó desestimó las medidas y las catalogó de «inconstitucionales» el lunes; y aseguró que un adelanto de las elecciones parlamentarias resultará en un «desastre» para el régimen de Maduro.

Lea además: TSJ abre camino para despojar inmunidad a otros tres diputados opositores

«¿Qué pasaría si el régimen hoy se atreve, y puede hacerlo, a dar el paso a una irregular convocatoria adelantada de elecciones sin ningún tipo de condiciones? Se van a ahogar en contradicciones, en aislamiento, se van a ahogar en un desastre», dijo Guaidó a periodistas previo a una sesión de la cámara. «Aquí estamos firmes y de pie, ejerciendo nuestras funciones», añadió.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, también rechazó las nuevas medidas de Maduro contra el gobierno encargado y sus representantes.

Por su parte Maja Kocijancic, portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, catalogó estas acciones como otro «ataque directo al único poder democráticamente electo en Venezuela». «La solución a la crisis en Venezuela sólo puede provenir de un proceso negociado que conduzca a unas elecciones presidenciales libres y creíbles», añadió en un comunicado, en el que exhortó a las partes a retomar las negociaciones mediadas por Noruega, que el mandatario socialista congeló precisamente por las últimas sanciones de Washington.

Opositores reaccionan

Las medidas anunciadas el lunes por el gobierno en disputa pusieron más leña a la severa crisis política que vive la nación desde que en enero Maduro asumió un segundo mandato, tras unas elecciones que han sido catalogadas de «ilegítimas» y fraudulentas».

La opositora María Corina Machado fue una de las primeras en reaccionar en su cuenta de Twitter.

Además puso una vez más en dudas el mecanismo de Oslo concretado en el diálogo de Barbados entre representantes de Maduro y Guaidó, que ahora está detenido por determinanción del gobierno en disputa tras las recientes sanciones de EE.UU.

Le puede interesar: Tras fracaso en Barbados, Venezuela sigue esperando una solución

Durante todo este 2019, el TSJ ha señalado a 17 diputados y 2 suplentes por los mismos delitos contra el Estado, según medios locales, y con estos últimos parlamentarios serían un total de 19.

Estados Unidos junto a decenas de países de la región y el mundo han permanecido al lado de Guaidó y de los venezolanos que buscan la salida de Maduro del poder.

El gobierno en disputa acusa a Guaidó, a EE.UU. y a otros países de inmiscuirse en los asuntos internos del país y de ​conspirar para derrocarlo.

Diputados señalados están «resguardados»

Otro en reaccionar fue el partido opositor venezolano Primero Justicia, del excandidato presidencial Henrique Capriles, quien dijo el lunes que los tres diputados de su formación acusados de «traición a la patria» están resguardados, pero no es claro si están dentro o fuera del país.

Lea también: Noruega no se da por vencido sobre diálogo en Venezuela pese a estancamiento

«Están a resguardo (…) en este país no hay ley», dijo en rueda de prensa el portavoz de Primero Justicia, Jorge Millán, poco después de que se conociera la medida, en referencia a los diputados Guerra, Guzmán y Guanipa.

«Lo único que han hecho es luchar por el bien de Venezuela», dijo Millán. Dijo que se trata de una «persecución sistemática» contra la Asamblea Nacional de parte de «Maduro y sus cómplices».

Grupo de Lima dice que es un desafío a la democracia

Los países miembros del Grupo de Lima se pronunciaron ante la decisión del régimen chavista  y aseguraron que «representa un abierto desafío a la democracia y a la Carta Democrática Interamericana».

«El régimen de Maduro ha continuado socavando sistemáticamente las instituciones en Venezuela. Este intento de convocatoria, además del levantamiento de la inmunidad parlamentaria de otros cuatro miembros de la Asamblea Nacional, es una nueva muestra de la clara violación de todas las normas democráticas, así como del Estado de derecho y de la Constitución venezolana», aseguraron en un comunicado.

El organismo pidió a la comunidad internacional «que se pronuncie con una sola voz y demande el cese de estas acciones provocadoras y desesperadas del régimen ilegítimo de Maduro».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: