Carne por petroquímicos y emisión de visas a empresas: los acuerdos alcanzados entre Irán y el régimen de Daniel Ortega

El régimen de Nicaragua alcanzó acuerdos de relaciones comerciales, asistencia e intercambio de bienes con el gobierno de la República Islámica de Irán

Irán

Iván Acosta, ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua, con delegados iraníes en Teherán. LA PRENSA/TOMADO DE IRNA

El régimen de Nicaragua habría alcanzado acuerdos de relaciones comerciales, asistencia e intercambio de bienes con el gobierno de la República Islámica de Irán, según información de la oficialista agencia de prensa iraní IRNA.

El acuerdo fue firmado en Teherán, capital de Irán, entre delegados de ambos países.

Por el régimen de Nicaragua firmó el ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta y por Irán varios funcionarios, entre ellos, el jefe de la Cámara de Comercio, Industrias, Minas y Agricultura de Irán (ICCIMA), Gholamhossein Shafeie.

Los acuerdos, según la prensa iraní, se hicieron en presencia de Laureano Ortega Murillo, asesor del dictador Daniel Ortega en asuntos de inversión y Francisco López Centeno, ministro asesor para la producción y el comercio.

Irán
Delegados de Irán y Nicaragua, firmaron varios acuerdos de cooperación bilaterales, LA PRENSA/TOMADO DE IRNA

Encuentro de sancionados

Tanto Ortega Murillo como López fueron sancionados por el Departamento de Tesoro de Estados Unidos en el marco de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde el 18 de abril de 2018.

López, tesorero del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y vicepresidente de la empresa mixta Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa) y financiada por el Gobierno venezolano, fue sancionado el 5 de julio de 2018 por su participación en la violencia en Nicaragua.

A Laureno Ortega se le sancionó en febrero de este año con una orden ejecutiva de la administración de Donald Trump y el pasado 9 de agosto el Departamento de Estado ratificó las sanciones al amparo de la Nica Act por las mismas razones de corrupción, lavado de dinero y apoyo a la represión del régimen de su padre Daniel Ortega contra la población nicaragüense.

Mario Rocha, junto a Laureano Ortega y otro cantante de ópera. LA PRENSA/Tomada de facebook

Libre visado y trueque de carnes

En la reunión en Teherán las dos partes subrayaron “el gran potencial para cooperación mutua en todas las áreas” y Acosta señaló que su gobierno hará todo lo posible para restablecer las relaciones bilaterales entre los dos países”.

“Hemos firmado un acuerdo integral con el gobierno iraní para comenzar una nueva era de relaciones económicas”, celebró Acosta, mientras que Shafei enfatizó que “se deben hacer todos los esfuerzos para expandir el volumen del comercio entre los dos países, ya que desafortunadamente desde 2016 la tendencia del comercio mutuo ha sido a la baja”.

“Irán y Nicaragua podrían cooperar en una variedad de áreas, por ejemplo, es posible intercambiar la carne roja de Nicaragua con los productos petroquímicos de Irán”, dijo el jefe de la Cámara Comercio iraní.

De acuerdo a la comunicación oficial, el acuerdo incluye el intercambio de delegaciones comerciales, la eliminación de visas, la exportación de servicios de ingeniería a Nicaragua y el establecimiento de empresas iraníes para su exploración de mercados latinoamericanos.

Irán
Uno de los acuerdos firmados entre el régimen de Nicaragua y el de Irán incluye la asistencia en producción de medicinas. LA PRENSA/TOMADO DE IRNA

Cartera de proyectos

El acuerdo comercial se da cuatro días después que las delegaciones de ambos países firmaron un memorando de entendimiento para inversiones conjuntas en los campos de petróleo, tercerización agrícola e industrias, además de un acuerdo extra para la exportación iraní de medicinas a Nicaragua y la transferencia de tecnologías y conocimientos en la producción química de fármacos.

“Hay oportunidades para producir carne roja en Nicaragua. Las empresas iraníes pueden incluso invertir en este sector, producir carne basada en los Principios Halal y exportarla también a otros países”, dijo Acosta.

Además, la Cámara de Comercio, Industrias, Minas y Agricultura de Irán ha ofrecido ayudar al régimen de Ortega a construir obras horizontales ya que “las compañías iraníes tienen buena experiencia en la realización de grandes proyectos de construcción fuera de Irán”.

Daniel Ortega, Iran
El canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, se reunió en julio pasado con el dictador Daniel Ortega, quien estaría buscando estrechar las relaciones con este país, en detrimento de las relaciones con Estados Unidos.
LA PRENSA/AFP

Nicaragua le abre las puertas a Irán en América

Shafei propuso que Nicaragua facilite la emisión de visas para las empresas iraníes para facilitar aún más el comercio entre los dos países, los cuales enfrentan sanciones directas de parte de Estados Unidos.

El funcionario nicaragüense destacó que las empresas iraníes, con esta oportunidad de relaciones con Nicaragua, pueden acceder a un mercado potencial de 1,500 millones de consumidores en 45 países latinoamericanos.

La delegación nicaragüense también se reunió con el ministro de Finanzas iraní, Farhad Dejpasand, con quien firmaron «un acuerdo para la promoción y protección recíproca de inversiones», de la que no se ofreció detalles.

Además, se plantearon «mecanismos para promover el intercambio económico y comercial”.

La agenda incluyó un encuentro con el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán, Houssein Ansari, y un amplio equipo de delegados de los Ministerios de Agricultura, Salud, Comercio, Industria, Alimentos y Petróleos de Irán.

El canciller Mohammad Javad Zarif, segundo de derecha a izquierda, tuvo un encuentro con los funcionarios más cercanos a Daniel Ortega, en la cancillería de la República.
LA PRENSA/Tomada de El 19 Digital

Antecedentes peligrosos

El pasado 22 de julio, en visita a Managua, el ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif acusó a Estados Unidos de imponer un «terrorismo económico» contra Irán y Nicaragua, debido a las sanciones impuestas a personas relacionadas con sus Gobiernos.

Tanto el dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, como el líder supremo de Irán, Ayatolá Alí Jameneí, han visto cómo Estados Unidos impone sanciones económicas a sus allegados, incluyendo familiares, funcionarios y empresas.

En el caso del nicaragüense incluyen a Murillo, su esposa y vicepresidenta, uno de sus hijos, y su consuegro, el jefe de la Policía, Francisco Díaz, por corrupción y violación a los derechos humanos.

Ortega es uno de los principales aliados de Irán en Latinoamérica y el 10 de enero de 2012, cuando juró para su segundo mandato consecutivo de cinco años en Nicaragua, el líder sandinista respaldó el programa nuclear iraní y pidió a Israel que se «desarme» para evitar un conflicto bélico.

Pocos días después de su visita a Nicaragua, el 31 de julio el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó al ministro de relaciones exteriores iraní.

“Javad Zarif implementa la temeraria agenda del líder supremo de Irán y es el principal portavoz del régimen en el mundo”, dijo en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.