Daniel Ortega revive el sueño del Canal Interoceánico en Nicaragua cuando EE.UU. vincula al proyecto con el lavado de dinero

"No es ninguna locura pensar en un canal en Nicaragua (....) Es lo que quería recordar porque como no hemos hablado del canal hace tiempo, (quería) recordar que está nuestro compromiso de seguir trabajando por la construcción del canal por Nicaragua", dijo Ortega

canal interoceánico, Nicaragua

En la foto, el día en que Ortega entregó la concesión al empresario chino, Wang Ying. LA PRENSA/ ARCHIVO/ AP

El dictador Daniel Ortega aseguró que su régimen no ha desistido de construir un canal interoceánico en Nicaragua reviviendo así la obra fallida, justo cuando el gobierno de Estados Unidos (EE.UU.)  ha vinculado al proyecto como medio para lavar dinero.

«No es ninguna locura pensar en un canal en Nicaragua (….) Es lo que quería recordar porque como no hemos hablado del canal hace tiempo, (quería) recordar que está nuestro compromiso de seguir trabajando por la construcción del canal por Nicaragua», dijo Ortega la noche de este 13 de agosto.

El 9 de agosto pasado el gobierno de EE.UU. ratificó la aplicación de la Nic Act contra funcionarios nicaragüenses acusados de corrupción y violación de derechos humanos en la represión contra los ciudadanos, y activó las investigaciones contra más funcionarios del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, sospechosos de estar involucrados en la represión y lavado de dinero, de acuerdo a un informe enviado al Congreso estadounidense.

Lea también: EE. UU. activa la Nica Act y reitera sanciones al régimen Ortega Murillo por violaciones de derechos humanos y corrupción

Este informe, de forma específica, sostiene los señalamientos contra el hijo de los dictadores, Laureano Ortega Murillo, de haber utilizado a «la Compañía del Gran Canal de Nicaragua como medio para lavar dinero».

«Según los informes, el asesor de promoción de inversiones de la agencia gubernamental ProNicaragua (Laureano) participó en negocios fraudulentos con inversores extranjeros en Nicaragua. Además, Laureano coordinó la tarea ejecutiva para el proyecto del Gran Canal de Nicaragua y estuvo involucrado en su creación. A pesar de la pérdida de impulso del proyecto, figuras del régimen de Ortega, incluido Laureano, utilizaron la Compañía del Gran Canal de Nicaragua como medio para lavar dinero», se incorpora en el reporte al Congreso de EE.UU. donde se ratifica las sanciones con la Nica Act.

El mantenimiento que dieron en 2015 de un camino de tierra en Tola, Rivas, es la única obra del Canal Interoceánico que hizo HKND en todos estos años. LA PRENSA/ ARCHIVO

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó en abril pasado a Laureano Ortega Murillo y al Banco Corporativo SA (BanCorp), -cuyo dueño es Albanisa- por ser parte de una red de corrupción y lavado de dinero para beneficio personal del régimen Ortega-Murillo.

Lea además: Tras seis años, Wang Jing no pudo garantizar inversión para el Canal Interoceánico

El hecho de que EE.UU. señale directamente al proyecto del Gran Canal de Nicaragua como un medio para el lavado de dinero prácticamente le anula las pocas posibilidades que podían haber de que inversionistas extranjeros se interesen en financiar en una obra cuyo costo se calculó en más de 50.000 millones de dólares.

Sin embargo Ortega revivió el proyecto canalero durante el acto del 39 aniversario de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua. Habló de que la obra es posible pese a que desde hace varios años sus funcionarios, incluidos los de la Autoridad del Gran Canal Interoceánico, hasta se negaban a mencionarlo.

«Nosotros no hemos renunciado, y al contrario, tenemos con el pueblo nicaragüense, históricamente tenemos el compromiso que se haga realidad el canal en Nicaragua. Ustedes saben que se ha trabajado, está en la fase de preparar nuevamente los estudios medioambientales, que ya se había presentado pero debían hacer ajustes», dijo esta noche el dictador.

Puede interesarle: La Autoridad del Gran Canal, una instancia fantasma en la que se derrocha presupuesto público

El pasado 14 de junio se venció el plazo de seis años establecidos en el Acuerdo Marco de Ejecución e Implementación (MCA) para que la empresa china HKND, propiedad de Wang Jing y a quien el régimen entregó la concesión por cien años, mostrara pruebas concretas de financiar la construcción del Gran Canal; de lo contrario se instaba a derogar la ley sin perjuicio para el Estado nicaragüense.W

Wang Jing no demostró tener el financiamiento para hacer realidad el proyecto farónico del régimen orteguista. Hasta la empresa concesionaria HKDN, propiedad de Jing, cerró sus oficinas en Managua.

Pero el régimen revive su promesa cuando tiene todas las condiciones adversas, tanto por la vinculación del proyecto canalero para lavar dinero hecha por EE.UU., como porque la dictadura ya no tiene el apoyo del gran capital nicaragüense, pues está enfrentado desde abril del 2018 por la represión y violaciones a los derechos humanos de las fuerzas policiales y parapoliciales orteguistas contra las protestas ciudadanas.

medio ambiente
En el país el Movimiento campesino ha rechazado el proyecto de construcción de un Canal Interoceánico en Nicaragua. LA PRENSA/ARCHIVO

Sin hacer referencia a ese contexto en su discurso que duró una hora y siete minutos, Ortega ofreció nuevamente el Canal Interoceánico mencionando que en febrero del año 1889 el gobierno de entonces de EE.UU. presentó a su Congreso estudios sobre la factibilidad de esa obra en Nicaragua y en Panamá.

Ortega mostró unos papeles, de lo que supuestamente son copias de los mapas y estudios de «trabajos hechos por ingenieros, especialistas» estadounidenses que validaban el proyecto del canal en el país.

Lea además: Régimen orteguista deja sin dinero el fondo para cubrir el subsidio eléctrico en los asentamientos

«No es una ocurrencia nuestra porque somos sandinistas, no se nos ocurrió hacer un canal por Nicaragua  (sino que) desde la llegada de las potencias a América ya se empezó a pelear por un canal por Nicaragua y tenemos aquí la mayor prueba de que los Estados Unidos mandaron a hacer estudios. No estamos improvisando, no estamos hablando de algo que sea una obra que venga a afectar más bien viene a fortalecer el comercio global, a darle a Nicaragua una fuente de recursos que le permitiría a Nicaragua un mayor desarrollo, un crecimiento y por lo tanto mejorar las condiciones económicas de todas las familias», dijo Ortega.

Según la versión que ofreció, él hasta habló con el expresidente de EE.UU., Barack Obama, durante una cumbre celebrada en Costa Rica, en donde Ortega afirmó  que en esa conversación estuvieron los expresidentes de Costa Rica, Laura Chinchilla y Ricardo Martinelli. Esa Cumbre habría sido del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) en San José, en mayo del 2013.

canal interoceánico, DANIEL Ortega
En junio de 2013, cuando el presidente Daniel Ortega entregó la concesión del canal a la empresa HKND, de Wang Jing.
LA PRENSA/ARCHIVO

«Estaba la presidenta de Costa Rica (Chinchilla) en la reunión, el presidente Obama, y a mí me interesaba mencionarle el tema del canal y le dije al presidente Obama que ya se están empezando los estudios para el canal por Nicaragua, lo estamos trabajando con una empresa china y la empresa china está interesada en que participen en esta obra empresas del todo el mundo, en particular empresas norteamericanas, europeas, rusas que participen la comunidad internacional porque el costo de la obra es altísimo y la empresa necesita organizar un gran fondo financiero para esta obra», según Ortega.

Según el dictador aprovechó para»decirle a la presidenta que Costa Rica (Chinchilla) que no tiene porque preocuparse porque el canal no irá por la ruta del Río San Juan, porque es la zona más rica en bosques y humedales, y por lo tanto primero hay que proteger el medio ambiente…Se está trabajando para que la ruta sea hacia el norte».  «La expresidenta Chinchilla no comentó nada», afirmó Ortega.

En esa supuesta conversación habría intervenido el entonces presidente de Panamá, Ricardo Martinelli quien, según Ortega le dijo :»Presidente Obama nosotros apoyamos el canal por Nicaragua, no nos preocupa, no lo vemos como competencia».

El régimen está urgido de recursos debido a que la represión ha causado una crisis económica que deja un hueco en las finanzas públicas debido a la merma en las recaudaciones. La recesión económica aumentaría el desempleo y la pobreza han advertido el sector privado quien demanda la reanudación del diálogo entre el régimen y la opositor Alianza Cívica para lograr un acuerdo democrático que ponga fin a la crisis.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: