Nicaragüenses exiliados en Costa Rica aseguran que no volverán con la dictadura en el poder

El ciudadano Ariel Herrera, de Managua, quien también se encuentra exiliado desde hace siete meses, aseguró a LA PRENSA que pretender retornar a Nicaragua “es una especie de suicidio”

exiliados, Costa Rica

Los nicaragüenses con exilio forzado en Costa Rica marcharon el domingo pasado en ese país, para repudiar al régimen de Daniel Ortega. Los nicas refugiados abogan por la unidad para sacar del poder al dictador. LA PRENSA/E. CHAMORRO

Los exiliados nicaragüenses que se encuentran en Costa Rica aseguran que no retornarán al país mientras el dictador Daniel Ortega y Rosario Murillo estén en el poder.

“Yo no estoy loca para regresar a Nicaragua mientras esta pareja asesina esté en el poder. Eso jamás”, expresó María Auxiliadora Gallo, originaria de Nagarote, León, quien tiene más de ocho meses de estar en un exilio forzado.
De igual manera piensa el joven estudiante Brayan Gómez, de 19 años y originario de la ciudad de León. “Yo estoy en el exilio por esos dictadores que nos están matando en Nicaragua. Imagínese: ¿cómo voy a regresar, para que me encarcelen o me maten?”, dijo.

Lea además: Carne por petroquímicos y la emisión de visas a empresas de Irán entre los acuerdos alcanzados entre esa república islámica y el régimen orteguista

“No, aunque no estoy bien en Costa Rica, al menos sí tengo seguridad para mi vida”, señaló Gómez.

Plan de retorno, una trampa del dictador

En febrero pasado, el régimen de Daniel Ortega propuso un plan de retorno para los nicaragüenses exiliados en Costa Rica, el cual ha sido rechazado por los ciudadanos, al considerar que no existen las condiciones que les garantice su regreso.

Muchos nicaragüenses que han regresado al país han sido encarcelados por la Policía Orteguista (PO), cuando pasan la frontera entre Costa Rica y Nicaragua.

Lea también: Nicaragüenses marchan en Costa Rica por la unidad «para sacar a la dictadura»

El ciudadano Ariel Herrera, de Managua, quien también se encuentra exiliado desde hace siete meses en el vecino país del sur, aseguró a LA PRENSA que pretender retornar a Nicaragua “es una especie de suicidio”.

“No le veo seriedad que hayan propuestas de retorno cuando por el gobierno criminal de Daniel Ortega estamos en el exilio, viviendo penas y necesidades. Lo que sí estoy de acuerdo es que nos unamos para derrotar a este gobierno y podamos restaurar la democracia que también ha destruido el régimen Ortega-Murillo”, enfatizó Herrera.

El repudio de los exiliados nicaragüenses se ratificó el domingo reciente en San José, Costa Rica, cuando miles marcharon pidiendo la salida del poder a Daniel Ortega.
LA PRENSA/E. CHAMORRO

Huyendo de la represión

Liniova Rueda, de 27 años, originaria de Muelle de los Bueyes, afirma que huyó de Nicaragua para conservar su vida ante la represión orteguista que ha causado la muerte de centenares de ciudadanos que salieron a las calles a demandar la salida de Ortega y Murillo en el poder.

“Precisamente yo estoy en Costa Rica por la represión en Nicaragua, de modo que no podría regresar, sería exponer mi vida y la de mi hija”, expresó la joven mujer.

Puede interesarle: Exiliados y procesados: así ha hostigado el régimen orteguista a los abogados nicaragüenses

Por su parte, Esnelder Martínez, de 31 años y oriundo de Boaco, explicó que tampoco está dispuesto a retornar con la administración Ortega en el poder.

“Prefiero pasar necesidades en Costa Rica y no exponer mi vida. Mi regreso, al igual que el resto de nicaragüenses, estará condicionado hasta que esos dictadores dejen en paz a Nicaragua”, dijo Martínez.

No hay condiciones

El periodista Carlos Fernando Chamorro, a quien el régimen le confiscó sus medios de comunicación, aseveró que no existen las condiciones para que puedan retornar a su patria.

Lea además: Exreos políticos viajan a Costa Rica para reunirse con exiliados

“Es una decisión que cada nicaragüense debe de meditar con seriedad porque no hay ninguna garantía de seguridad mientras hay 120 presos políticos, mientras siga la persecución, mientras los excarcelados están siendo asediados”, sostuvo Chamorro, también exiliado en Costa Rica.

Una amenaza a la vida

Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) y el único nicaragüense con asilo político en Costa Rica, es de la opinión que el retorno de los nicaragüenses sería una amenaza para sus vidas.

“El gobierno de Daniel Ortega ha demostrado su criminalidad. Por tanto, si no existen las garantías como el respeto a los derechos humanos, el respeto a la Constitución, es un atentado a la vida misma retornar a Nicaragua. Por ahora, lo más sano es no regresar y cada quien debe meditar y reflexionar”, expuso Leiva.

De acuerdo con Leiva, en Costa Rica hay más de setenta mil nicaragüenses que entraron desde que estalló la represión en abril de 2018.

Puede interesarle: Estas son las dificultades de la migración nicaragüense cuando busca asilo en EE.UU.

“Se debe de entender que estar en el exilio en las condiciones actuales es muy difícil, pero sería peor regresar a Nicaragua con una pareja que gobierna atentando contra la vida de los ciudadanos”, enfatizó Leiva.

Propuesta de retorno

Recientemente, el líder campesino Nemesio Mejía, también exiliado en Costa Rica, dijo que el movimiento campesino en coordinación con varias organizaciones están organizándose para retornar al país.

“Tenemos que organizarnos para regresar a Nicaragua, sabemos que ahorita no hay condiciones, pero debemos estar listos para el retorno a nuestra patria”, refirió el líder campesino.