Cafetaleros ahogados por la crisis sociopolítica y la reforma tributaria, ahora tienen que lidiar con la imposición del fondo para la Conatradec

A los productores de café los diputados orteguistas les vuelven a prometer que el fondo conformado con lo que pagan por el café exportado, servirá de respaldo ante el sistema financiero nacional para que facilite los créditos

La reforma tributaria del régimen orteguista eliminó la exoneración a los insumos agrícolas. LA PRENSA/ ARCHIVO/William Aragón

A los productores de café los diputados orteguistas les vuelven a prometer que el fondo conformado con lo que pagan por el café exportado, que es manejado de la Comisión Nacional para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec), servirá de respaldo ante el sistema financiero nacional para que facilite los créditos a los cafetaleros. Una promesa que no tiene credibilidad para las asociaciones de cafetaleros, debido a que los bancos y las financieras por  la incertidumbre por la crisis política y la recesión económica causada por la represión del régimen a la población.

Lea además: Régimen orteguista se niega a quitar impuestos a insumos agrícolas

En la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto los diputados orteguistas -donde son mayoría- dictaminaron este 14 de agosto favorablemente la reforma a la Ley para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Ley 853), tal y como la propuso el régimen de Daniel Ortega.

Sin embargo no se tomó en cuenta las posiciones de varias asociaciones cafetaleras que consideran que esta reforma se queda corta ante los graves problemas que sufre el sector, ahogado principalmente por la baja en el precio del quintal de café en el mercado internacional, así como los altos costos productivo que están incurriendo por el aumento de los insumos agrícolas debido a que el régimen de Ortega y los diputados oficialistas les quitaron las exoneraciones y ahora les hacen pagar impuestos.

Lea también: Régimen orteguista se niega a quitar impuestos a insumos agrícolas

Tampoco prosperó la propuesta de la diputada liberal y exministra de Comercio, Azucena Castillo, de que ante la difícil situación de los cafetaleros mejor,  se suspendiera el pago que deben hacer a la Conatradec por cada quintal de café exportado, y no dejarlo sometido a que sea efectivo, cuando el precio supere los 100 dólares por quintal.

La reforma del orteguismo es que el aporte de forma temporal no se dará a la Conatradec cuando el quintal del café arábiga exportado sea menor a los cien dólares, esto debido al desplome que hay en el mercado internacional.  Sin embargo, en cualquier momento de mejoría de los precios los cafetaleros nicaragüenses pagarán desde, 1, 2,3 y 4 dólares, cuando el quintal exportado promedie e entre cien a 185 dólares.

En el caso del café robusta se pagará entre 1.75 y 2.50 dólares por quintal de café exportado cuando sus valores sean entre los setenta, noventa y sobre los 115 dólares en el mercado internacional. Se eliminará el cobro cuando el quintal se pague por menos de setenta dólares.

Lea además  Sector agropecuario asfixiado por reforma tributaria

Castillo dijo que la medida del régimen es «a corto plazo» donde solo ve el problema del desplome de los precios y no el conjunto de problemas que afectan la rentabilidad de los cafetaleros.

«Se deja abierto que sin revisar toda la parte de los costos de producción, cuando el precio esté a 101 dólares el quintal, la Conatradec empezarán a captar el aporte, afectando la liquidez de los productores que sienten que es un impuesto más a la carga que ya significa la reforma fiscal que les encareció todos los insumos agrícolas», afirmó Castillo.

¿Habrá crédito?

La diputada Castillo, miembro de la Comisión Económica, tampoco cree en la versión de los orteguistas de que el Fondo para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura que actualmente es de 25.7 millones de dólares, sea suficiente respaldo para que los bancos y las financieras empiecen a dar créditos a los productores de café porque ese fondo «es insuficiente» para abonar en la credibilidad que requiere la banca nacional. Recordó la legisladora que los bancos y las financieras suspendieron el financiamiento a a todos los sectores productivos, porque es demasiado alto el riesgo «por los factores de inestabilidad política y económica» debido a la represión del régimen.

Lea además: Distribuidoras de maquinarias agrícolas temen irse a la quiebra por impacto de reforma fiscal

«Hay un fondo de 25.7 millones de dólares que los productores afirman que no le ven beneficio. Por tanto, consideramos que en vez de estar estableciendo tablas en base al comportamiento del mercado, sin adoptar medidas internas que alivie la carga tributaria, se suspenda del todo temporalmente, hasta que la situación de la economía interna que es afectada por la crisis socioeconómica se resuelva», planteó la diputada Castillo.

Pero el presidente de la Comisión Económica, el orteguista Wálmaro Gutiérrez, insistió en su optimismo en que los 25.7 millones de dólares del fondo cafetalero, que actualmente es un fideicomiso manejado en el estatal Banco de Fomento a la Producción, sea un «colchón» de respaldo,  para que sobretodo los pequeños productores, accedan al crédito para el mejoramiento de sus plantaciones.

Gutiérrez afirmó que el fondo cuando se creó «nunca se pensó que fuese como otorgamiento de préstamo» directo a los productores de café, sino que fuese la garantía ante el sistema financiero.

«Nos interesa beneficiar a los productores que tienen no menos de 20 manzanas hasta 50 manzanas (de tierra). Hablamos de muy pequeños, pero no a los medianos y muchos menos los grandes (productores) porque a ellos les prestan» los bancos. La segunda gran medida es que este fondo sirva para respaldar las líneas de crédito para financiar labores de mantenimiento de los cafetales, algo que la ley va a permitir con su reforma», refirió Gutiérrez.

Puede interesarle: ¿Por qué aumentar el IVA del 15% a 20% en Nicaragua sería un «suicidio» económico?

La presidenta de la Alianza Nacional de Caficultores de Nicaragua, Aura Lila Sevilla, señaló a los diputados orteguistas de «mentirles» a los productores con fines políticos, porque afirmó que en la grave crisis que enfrenta el pequeño, mediano y gran productor, donde «gran parte es culpa de la reforma tributaria»aprobada por el régimen y sus legisladores que «encareció toda la cadena de producción».

Sevilla dijo que la crisis también es causa de la inseguridad en las zonas productivas debido a la represión de fuerzas policiales y parapoliciales, que ha provocado la huida de cortadores, lo que al no haber mano de obra suficiente, se afecta la preparación de las plantaciones, que junto a los bajos precios internacionales, hace que el caficultor sea considerado un riesgo para el sistema financiero.

Para la presidenta de la Alianza Nacional de Caficultores, por cuarta vez la Ley  «no servirá de nada» porque «la Conatradec es infuncional porque no ha sabido asistir al productor para enfrentar el cambio climático porque en seis años de estar funcionando ¿dónde está el laboratorios de suelos?, la tecnología que prometieron llevar a las fincas. Todo lo que dicen ahora es mentira», afirmó Sevilla.

«Desde el 2013 nos vienen quitando dinero a los productores de café y siempre nos vienen con el cuento de que  el fondo es para respaldar el financiamiento al sector, pero si no llegó cuando el país tenía cierta estabilidad política y económicamente,  los cafetaleros sabemos que las circunstancias que hoy tenemos en el país ese mecanismo seguirá infuncional», señaló Sevilla.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: