Fanático orteguista asedia a “Lady la Vulgaraza” en el complejo Conchita Palacios, en Managua

El youtuber acudió al lugar para ponerse la vacuna contra la fiebre amarilla y desde que estaba haciendo fila, aseguró, el hombre empezó a grabarlo

Un fanático orteguista asedió este jueves al youtuber Javier Antonio Hernández Urrutia, mejor conocido como Lady la Vulgaraza, mientras éste se encontraba en el complejo Conchita Palacios, del Ministerio de Salud (Minsa), en Managua. Hernández acudió al lugar para ponerse la vacuna contra la fiebre amarilla y desde que estaba haciendo fila, aseguró a LA PRENSA, el hombre empezó a grabarlo.

«Me encontré a un señor que estaba grabando anteriormente en la cuevita donde me metieron a inyectarme y al salir el señor me sigue grabando y yo pues, normal. El me comenzó a decir de que la historia, de que con Somoza se pagaba eso y que ahora no se paga por la restitución de derechos que hace el gobierno».

Puede Interesarle: La triste y valiente historia de Javier Hernández y Lady la Vulgaraza

«Lady» asegura que mientras estuvo en la fila pensó que el hombre hacía la grabación por rutina, pero «al salir del lugar y teniendo el papel y la inyección puesta» continuó acosando. «Había mucha gente que estaba gritando, apoyándolo a él. Me imagino que ya tenía su grupo de apoyo porque otras personas también me estaban grabando», agregó.

El youtuber dijo que cuando ingresó a la sala donde lo inyectaron había otra persona que lo estaba esperando para grabarlo. «Las doctoras que estaban ahí no les dijeron nada», asegura.

Lea además: Nicaragüenses exiliados en Costa Rica aseguran que no volverán con la dictadura en el poder

En el video, que fue difundido en las redes sociales por otros fanáticos, se escucha al hombre imputarle a Hernández que si la inyección que recibió fue gratuita y que si en el pasado pagó por ellas. «En el somocismo toda esta mierda se pagaba», le dijo el hombre que se identificó como médico «gracias a la revolución».

Hernández aseguró que no denunció el acoso del que fue víctima porque «ya no hay nada de qué asustarse» de los fanáticos orteguistas. «El hecho de que nosotros tengamos ideales diferentes no quiere decir que nos pueden asediar de esta manera, fue algo humillante, pero no me interesa, a como lo dije anteriormente, son personas afines al gobierno que están peleando por un partido político y no están peleando por los derechos que se les están violentando a ellos también», afirmó Hernández.

Puede interesarle: La dictadura pide como requisito escribirle una carta a Daniel Ortega para optar a una de las casas del proyecto Bismarck Martínez

El jueves pasado, a Hernández le negaron la atención médica en el puesto médico de San Judas, a donde acudió para que los médicos la valoraran ya que presentaba fuertes dolores en la espalda. «La doctora que estaba ahí, que me recibió, me dijo de que para mí no podría haber atención», aseguró Hernández. Dijo que «por ser crítico al gobierno, por decirle la verdad y denunciar el régimen se me negó la atención médica y bueno, por falta de dinero no pagamos un hospital privado ni una clínica privada para que me pudiera atender», le habían negado la atención. Sin embargo, un médico independiente lo atendió días después.