Ofilio Castro campeón de bateo por tercera vez y va rumbo a tres mil hits

Ofilio se mete entre los mejores de la historia del beisbol nicaragüense con el mejor promedio de bateo de por vida y será el primero de tres mil hits

Ofilio Castro ganó el liderato de bateo con promedio de .418. LA PRENSA/JADER FLORES

Ofilio Castro se proclamó como el mejor bateador del Campeonato Nacional de beisbol por segunda temporada consecutiva, en una especie de recordatorio de que se trata de uno de los mejores artilleros en la historia de nuestro beisbol y que además va en ruta a convertirse en el primero de 3,000 hits.

Aunque el Pomares aún tiene un par de partidos pendientes, el promedio de .418 de Ofilio con los Dantos es prácticamente inalcanzable, producto de 104 hits en 249 turnos al bate, a lo largo de 62 partidos. Dwight Britton cerró con .409, Sandy Bermúdez con .407 y Juan Blandón tiene .403 con un partido pendiente.

“Aproveché la oportunidad en el cierre. Britton era el líder y cuando bajó me propuse enfocarme más y la experiencia me ayudó mucho. Fue clave el juego del miércoles en el que di tres hits”, explica Ofilio la fórmula del éxito. El año pasado bateó de 7-7 en un doble juego el último día de la temporada regular para arrebatarle el título a Wuillians Vásquez, así que sabe lo que es funcionar bajo presión.

“En primer lugar le doy gracias a Dios por esta bendición (de ganar el título de bateo), luego a mi esposa que está pendiente de mí día a día, a mi padre, mis hermanas, mis compañeros de equipo y en especial a un ángel que tengo, mi madre, quien cuando estaba aquí en la tierra era la que más gozaba con mis logros”, agregó el artillero de 35 años de edad.

Esta es la tercera corona para Ofilio, quien queda a una de igualar a Pedro Selva y Jimmy González, aunque a mitad de camino de la media docena de títulos conseguidos por Nemesio.  Por otro lado, al ganar en años consecutivos, repite lo que hicieron bateadores de la estirpe de Selva, Pablo Juárez, Freddy García, Jimmy y Nemesio, quien tiene la marca con cuatro temporadas al hilo en la cúspide.

Ofilio ganó su primer banderín de mejor bateador en 2004 con Estelí, con promedio de .380 y tuvo que esperar hasta el 2018 para el segundo, aunque con un lujoso porcentaje de .436.

Desde que los Dantos reaparecieron en nuestro beisbol en 2013 y Ofilio se les unió, batea .396 con la Maquinaria Roja.

Sin embargo, el mayor certificado de la grandeza de Ofilio está en que se instaló como el bateador del más alto promedio en la historia de los campeonatos nacionales de Nicaragua, con .379 en su carrera, superando a Dwight Britton, quien tiene .371. Ambos cruzaron la barrera de los dos mil turnos al bate este año e hicieron trizas el porcentaje de .354 que acumuló Nemesio en su carrera.

Otro legado de Ofilio será convertirse en el primer bateador nicaragüense de 3,000 hits.  Actualmente lleva 2,762 imparables entre los campeonatos nacionales (922), nuestra Liga Profesional (738), las Ligas Menores (749), las Ligas Independientes (278) y la Selección Nacional (75).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: