Opositores preparan coalición para enfrentar al dictador Daniel Ortega

La Alianza Cívica, la Unidad Nacional Azul y Blanco y sus organizaciones avanzan en la conformación de una gran unidad opositora que tendrá como objetivo la restauración democrática de Nicaragua.

Miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB). LA PRENSA/ Mario Rueda

Miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) durante el lanzamiento oficial del movimiento. LA PRENSA/ Mario Rueda

La Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco, junto a las organizaciones que integran esta coalición, avanzan en la conformación de una gran unidad opositora que tendrá como objetivo la restauración democrática de Nicaragua.

«La prioridad es buscar cómo restaurar la democracia que ha sido destruida por el régimen de Daniel Ortega y nos toca a todos los nicaragüenses luchar por el restablecimiento de nuestras libertades constitucionales», aseguró Violeta Granera, miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco.

De acuerdo a la opositora, la iniciativa tiene dos grandes componentes: buscar las condiciones a través de verdaderas reformas electorales que garanticen elecciones libres y transparentes; y, de darse estas condiciones, proponer una oferta electoral para enfrentar a Daniel Ortega en una contienda electoral.

Lea más: Miembros de la Alianza Cívica se reúnen con el partido Ciudadanos por la Liberta

Violeta Granera, política nicaragüense. LA PRENSA / Óscar Navarrete.
Violeta Granera, política nicaragüense. LA PRENSA / Óscar Navarrete.

«Vamos a demandar a Daniel Ortega se hagan reformas electorales de fondo para que los nicaragüenses puedan, de manera libre, pacífica, transformar al país a través del voto y que la democracia y la institucionalidad retornen al país con un nuevo gobierno democrático», expresó Granera.

Unidad sólida

La activista política expresó que en la organización  de «esa gran unidad» están involucrados todos los territorios a nivel nacional «y por eso estamos apostando a una unidad sólida para enfrentar a esta dictadura».

«Estamos claros que el cambio viene y para eso debemos fortalecer la unidad y los objetivos que son para restablecer el orden democrático en Nicaragua», señaló Granera.

La opositora aseguró que la nueva coalición podría estar lista dentro de un par de meses.

Por su parte, el también opositor José Pallais Arana, miembro de la Alianza Cívica, explicó que el nuevo proyecto político está encaminado a crear las condiciones para que en el país se realicen elecciones transparentes como «una salida cívica y pacífica» a la crisis que la nación vive desde abril de 2018.

Partidos políticos demostrarán de qué lado están

Pallais también dijo que los partidos políticos pueden ser parte del proyecto siempre y cuando estén dispuestos a trabajar por la democracia del país.

«Los partidos políticos y sus cúpulas tienen la oportunidad de demostrar de qué lado están y si apoyan estas propuestas o continúan con el expediente tradicional de negociar con Ortega, de facilitar al dictador una reforma cosmética y falsa que le permita conservar el control del aparato electoral. Los partidos políticos tienen en sus manos una decisión histórica de qué lado están: del lado de las aspiraciones democráticas del pueblo de Nicaragua o del lado de la dictadura», planteó Pallais.

Puede interesarle: Alianza Cívica convoca a unidad opositora tras rechazar ataque a Obispos

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: