DNP, la gasolinera más golpeada por el boicot de consumo y la crisis sociopolítica

DNP ha vendido 74,220 barriles de gasolina menos entre enero y mayo de este año, en comparación con el mismo período de 2018.

LA PRENSA/ARCHIVO

De todas las gasolineras, las estaciones de servicios de la Distribuidora Nicaragüense de Petróleos (DNP), ligada a la familia Ortega Murillo, tuvieron las pérdidas más fuertes entre enero y mayo de 2019, según las estadísticas publicadas en la página web del Ministerio de Energía y Minas.

DNP ha vendido 74,220 barriles de gasolina menos entre enero y mayo de este año, en comparación con el mismo período de 2018.

Puede interesarle: DNP Petronic acelera la mutación en su imagen para esquivar sanciones

Lo anterior se debe a que se ha reducido el consumo de combustibles por la crisis económica, pero también porque esta empresa, manejada por la familia Ortega Murillo, ha perdido más del 2 por ciento de su participación en el mercado de estaciones de servicios, que se atribuye en parte a las campañas de boicot contra los negocios orteguistas.

Los más de 74 mil barriles de gasolina representan una reducción del 15 por ciento de las ventas que hizo DNP para el mismo período del año pasado. En 2018 vendieron 482,36 barriles de gasolina, mientras que este año fueron 408,140 barriles.

Esta reducción equivale a una merma en los ingresos de 1.4 millones de dólares y de seguir así, la empresa podría perder unos tres millones de dólares en el 2019, según estimaciones del especialista en hidrocarburos César Arévalo.

Lea además: ¿DNP Petronic quiere evadir sanciones de Estados Unidos?

DNP, la que más cae De forma global, el mercado de las estaciones de servicios para este período se ha reducido en un 7.8 por ciento (149,370 barriles de gasolina). Todas las estaciones de servicios registraron disminuciones en sus ventas, a excepción de Puma Energy, que vendió 25 mil barriles de gasolinas más que el año pasado.

Sin embargo, DNP tiene el 50 por ciento de la disminución global del consumo en las estaciones de servicios, mientras que UNO el 38 por ciento y UNO Petróleo 29 por ciento.

Esta reducción del consumo de combustibles ha sido paliada con los sobreprecios que todavía tienen los combustibles en el país.

Según Arévalo, las gasolineras se han embolsado medio millón de dólares en lo que va del año debido a un cobro de ocho centavos de dólar por galón de gasolina que se sigue aplicando a los precios de venta a los consumidores.

Lea también: Nadie explica los cambios en la Distribuidora Nicaragüense de Petróleos (DNP)

Este cobro se aplicaba cuando Albanisa comercializaba con combustibles. Sin embargo, en 2019 esta empresa no ha realizado ninguna transacción en el país, pero los ocho centavos de dólar se siguen aplicando.

Puma sube más

Puma Energy es la única gasolinera con un aumento de consumo del 17 por ciento en las estaciones de servicios para este período, según reflejan cifras oficiales.

A como en mayo de 2018, DNP sigue ocupando el tercer lugar en las estaciones de servicios con un 22.87 por ciento del mercado total.

Lea además: INE sigue sin explicar cierres de gasolineras

Sin embargo, la distancia que había con el primer lugar Puma Energy, quien le llevaba una brecha de 5.7 por ciento en 2018, se ha alargado hasta el 10.58 por ciento en 2019. Esto quiere decir que el 2 por ciento que ha perdido DNP ha pasado a Puma, que registra un aumento en el mercado de 3 por ciento, según el análisis de Arévalo con base a cifras oficiales.

No obstante, DNP aumentó su dominio en el mercado de los clientes directos (esto incluye a las instituciones del Estado) con un 66.1 por ciento, cuando el año pasado tuvo un 64.5 por ciento. Por lo tanto, esto provoca que domine el mercado total de los combustibles con un 41 por ciento.

Cambio de imagen

Las sanciones a Albanisa a inicios de 2019 provocaron que las gasolineras DNP cambiaran los logotipos de sus estaciones de servicios para esquivar posibles sanciones contra esta empresa, según valoraron algunos analistas consultados en aquel momento.

La razón es que una posible sanción contra DNP le acabaría el negocio de los combustibles a la familia presidencial, porque impediría que esta empresa haga negocios con otra de Estados Unidos, país del que están importando petróleo a raíz de las sanciones y la crisis en Venezuela.

Puede interesarle: Combustibles subirán de precio este domingo en Nicaragua, informan fuentes petroleras

En 2017 se importó el 77 por ciento del petróleo desde Estados Unidos. Al año siguiente, el 98 por ciento y este año el ciento por ciento ha sido del socio comercial norteamericano.

Para evitar las sanciones, el negocio de la familia presidencial podría estar funcionando como una cooperativa que aglutine a “nuevas” estaciones de servicios, con concesionarios privados y sociedades anónimas, con el fin de distribuir el combustible a los consumidores.

Durante un recorrido que realizó este diario el sábado reciente por la tarde en diferente estaciones de servicios de Larreynaga y Tiscapa, donde antes funcionaba DNP, todavía no están aceptando tarjetas de crédito, que se atribuye a las sanciones que impiden hacer negocios con el sistema financiero mundial.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: