Contenido patrocinado

Robótica educativa, motor para el desarrollo sostenible

La tecnología facilita el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

FOTO: LA PRENSA /URIEL MOLINA

Salvar los cultivos de invernadero con robots que detectan el metano; producir fertilizantes orgánicos con desechos alimenticios en sólo 24 horas; salvar abejas mediante tecnología que detecta en ellas el ácaro Varroa y elaborar mantequilla de maní con una producción automatizada desde el cultivo de maní, son sólo algunas soluciones a problemas concretos que jóvenes estudiantes están proponiendo a través de sus proyectos de Robótica, a nivel mundial.

Proyectos como estos tienen gran impacto en la protección del planeta, la nutrición, la erradicación de la pobreza, la industria, la salud, la competitividad, la educación de calidad,  la producción y el consumo responsable, entre otras áreas que forman parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y conforman sólo una muestra de cómo la robótica juega un papel importante en esa búsqueda.

Los ODS fueron fijados para 2030 por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y buscan transformar nuestro mundo en un mejor lugar para todos. En este contexto, en donde el mundo urge una transformación para la sostenibilidad y para lograrla requiere una cultura digital liderada por el pensamiento computacional, es fundamental implementar sistemas educativos que preparen a niños y jóvenes con competencias para la sostenibilidad y conscientes de los retos globales.

ODS en Olimpiadas de Robótica

En esa línea, la Olimpiada Mundial de Robótica (WRO – World Robotic Olympiad) cada año elige uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para que los participantes de la Categoría Libre presenten propuestas a problemáticas que urge solucionar a nivel mundial, precisamente porque la robótica educativa influye directamente en estos, dijo la ingeniera Elizabeth Chávez, organizadora de WRO Nicaragua.

Para el próximo año, Nicaragua incluirá esta categoría en la IV edición de la Olimpiada Nacional de Robótica y tiene como experiencia la propuesta que realizaron un grupo de estudiantes de secundaria, donde presentaron un sistema automatizado para evitar la caída de desechos sólidos en la Laguna de Tiscapa, así como la clasificación de materiales para el reciclaje. «El otro año vamos a lanzar esta categoría para incentivar a los muchachos a plantear soluciones a problemáticas puntuales del país y que vayan encaminadas a cumplir los ODS», dijo Chávez.

El doctor Jaime Incer Barquero, reconocido científico y ecólogo nicaragüense, comentó que propuestas como esta muestran la importancia  de introducir la ciencia moderna al conocimiento de los estudiantes, quienes tienen mentalidades más avanzadas sobre el desarrollo de un país  y conforman el semillero para causar impacto positivo y tomar los retos que plantea el mundo de hoy.

FOTO: LA PRENSA/ARCHIVO.

Habilidades para enfrentar los retos globales

Desde la robótica y la inteligencia artificial es posible llevar a cabo las tareas agrícolas y ganaderas de forma amigable con el ambiente, crear sistemas para ahorrar agua, cuidar el suelo; lograr productividad y competitividad; así como importantes aportes a la salud y el bienestar; producir energías limpias y tecnologías verdes, todo contemplado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. No obstante, desarrollar estos proyectos y encaminarse al cumplimiento de los ODS requiere talento humano con las capacidades necesarias para ello, pero ¿cuáles son esas capacidades?

Claudette Muñoz, Gerente de Lego Education en Latinoamérica, durante su visita al país en el mes de febrero para  el lanzamiento de la tercera edición de las Olimpiadas Nacionales de Robótica, dijo que  actualmente no es posible dimensionar cuáles serán las carreras del futuro, ya que habrá un cambio muy drástico en las habilidades que requerirán los puestos de trabajo que están emergiendo a través del avance tecnológico y que todavía no han sido creados, pero que necesitarán competencias relacionadas con las habilidades que desarrolla la robótica.

«Los trabajos del futuro se miden por medio de resultados, no sólo por horarios en una plaza de trabajo y esas habilidades se van desarrollando con la robótica educativa, la cual permite desarrollar talento con todas las exigencias de la industria», considera Elizabeth Chávez, organizadora de WRO Nicaragua.

Niñas y  mujeres son parte del cambio

Agregó que «el 96% de los trabajos a nivel mundial ocupan tecnología, internet de las cosas, manejo de la robótica y la inteligencia artificial»,  sin embargo, estadísticas mundiales indican que las niñas tienen cinco veces menos probabilidades de considerar una carrera de ciencias o tecnologías, «porque hay un estereotipo de que estas carreras son para los hombres», lamenta Silvia Moncada, Gerente de Tecnología para Plan Internacional Nicaragua.

Para lograr el cumplimiento del ODS de igualdad de género hay importantes esfuerzos por impulsar la robótica educativa entre las niñas con el fin de orientarlas hacia carreras de ingenierías, ciencias y tecnología.

La gerente de Lego Education considera que es importante generar un sentido de pertenencia de estas ciencias en las niñas, quienes luego podrán alcanzar empoderamiento económico con mayores oportunidades de empleo y emprendimientos, encaminándose a la igualdad de género, contemplada en uno de los ODS. Alejandra Sánchez, miembro de WRO Costa Rica, dijo que uno de los retos actuales es lograr que más niñas se inclinen a estas carreras.

Para Moncada, incluir la robótica en la educación de las niñas no sólo está alineado a los ODS de igualdad de género y educación de calidad, sino también con el primer ODS, que es el fin de la pobreza.  «Creemos que educando, empoderando y formando a las niñas para ser líderes y mover causas que vayan en favor de ellas, vamos a aportar a ese fin de la pobreza», dijo.

Agregó que se sabe que a nivel mundial todavía hay una brecha digital de género. «Queremos apoyar con la tecnología, específicamente con la robótica, a cerrar esa brecha digital porque con la robótica promovemos que las niñas sean creadoras de tecnología. Cuando trabajamos con robótica, la niña puede desarrollar muchas habilidades como la creatividad, el pensamiento crítico, analítico, que se empoderen, que puedan llevar solución. Consideramos que la robótica aportará mucho a ese crecimiento de las niñas a nivel del mundo», manifestó.

En ese sentido, Plan Internacional ha establecido alianzas con Comtech para capacitar en robótica a niñas de Chinandega, San Rafael del Sur, Somoto, Chontales y Waspan, con lo que no sólo se rompen los estereotipos, sino también se promueve el emprendedurismo. «Consideramos que cuando ayudamos a una niña a educarse, a creer en ella misma, va a llevar beneficio a su familia, a su comunidad, a toda la sociedad, a su entorno», dijo Moncada, quien opina que trabajar con alianzas permite mayor fortaleza e impacto. «Hemos encontrado un valor agregado trabajando con Comtech», dijo.

Mined por la misma senda

FOTO: LA PRENSA/CORTESÍA

El Mined, consciente de los retos que enfrenta la educación pública y con el objetivo de desarrollar en los jóvenes las habilidades y competencias que les demanda el siglo 21: crear, innovar, emprender, tomar decisiones, resolver problemas del mundo real, trabajar en equipo, inició este año un proyecto piloto de robótica educativa, que abarca a 300 docentes de secundaria de cinco colegios de Managua, Estelí y Jinotepe, lo que implica un alcance a 7,000 estudiantes. Estos colegios fueron dotados de laboratorios de robótica educativa de última generación con lo cual el proyecto piloto busca extraer la mejor experiencia en los maestros y en los estudiantes participantes.

Para garantizar un proceso ordenado y sistemático, evitando los riesgos de resistencia tecnológica, se incluyó en el proyecto un componente inicial de capacitación de 40 horas a docentes impartido con instructores certificados el cual se ejecutó exitosamente, logrando el objetivo inicial de que los docentes y estudiantes monitores incursionen en la fase de reconocimiento de la robótica como herramienta educativa, generando un fuerte entusiasmo al punto que la Olimpíada Nacional de Robótica a celebrarse el 7 de septiembre próximo, contará con la participación de 50 clubes del Mined, con 150 estudiantes de colegios públicos del proyecto piloto.

 

En la siguiente etapa del proyecto piloto, un componente de inserción curricular habilitará a los docentes en el uso de una plataforma virtual especializada, que les permitirá el desarrollo de su clase haciendo uso de la robótica educativa, dicha plataforma presenta la malla curricular oficial del país y le ofrece al docente los recursos necesarios para instrumentar su clase haciendo uso de las bondades y beneficios de la robótica educativa, sin tener que desarrollar contenidos adicionales, enfocándose en el tema al cual desea exponer a sus estudiantes y facilitando para ellos la construcción del conocimiento.

Una vez que se complete un ejercicio escolar, el proyecto piloto contempla un componente de estudio de impacto el cual medirá los resultados obtenidos en los docentes como educadores y estudiantes en su rendimiento, analizando las mejores prácticas y haciendo ajustes donde haya que hacerlos, de cara a una implementación sistemática y de profundidad a mayor escala beneficiando a una mayor población estudiantil.

Contenido patrocinado