Juez condena a pena máxima al autoconvocado Edward Lacayo Rodríguez, conocido como «La Loba»

Cruz Roja Internacional se reunió hoy con al menos 35 familias de presos políticos y excarcelados que sufre asedio en Masaya

La Loba, presos políticos, La Modelo

Edwar Enrique Lacayo Rodríguez, conocido como «La Loba». LA PRENSA/Reproducción web

La Juez Aracely Rubí condenó a la pena máxima de 15 años de cárcel por tráfico de drogas, al autoconvocado Edward Lacayo Rodríguez, conocido como la Loba. Además, ordenó el pago máximo de 800 días multa, según confirmó el abogado Julio Montenegro. La notificación de la sentencia se hizo mediante auto del Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua.

“Ya esperábamos esa pena, porque hubo un debate fuerte en la audiencia respecto a eso, porque es una situación normal que la Fiscalía pide penas máximas contra los autoconvocados sin fundamentar el porqué”, dijo Montenegro.

La sentencia condenatoria se da mientras autoridades de la Cruz Roja Internacional se reunieron con al menos 35 familias de presos políticos y excarcelados que sufre asedio en Masaya. «Mientras la reunión se desarrollaba la policía orteguista pasó asediando la reunión, haciendo fotos y grabando videos de los presentes. Además, pasaron fanáticos del Frente Sandinista asediando también», dijo Karen Lacayo, hermana del autoconvocado condenado.

Según Lacayo la reunión es para dar seguimiento a los casos de presos políticos que aún están en las diferentes cárceles del país.

Fuertemente resguardado

Según explicó el abogado Montenegro, el juicio se desarrolló en medio de un alto dispositivo de seguridad dentro y fuera de los juzgados de Managua y con grandes irregularidades procesales de parte de la juez Aracely Rubí, puesto que eliminó toda la prueba ofrecida por la defensa, dejando en indefensión material al autoconvocado.

Durante el juicio, la juez no aceptó los planteamientos de la defensa y solo aceptó los de la Fiscalía, recalcó Montenegro, quien promovió incidentes de nulidad, que también fueron rechazados.

Lea Además: Familiares de presos políticos exhortan a la OEA a formar comisión de alto nivel de manera inmediata

En abril pasado, la madre del preso político —Estela Rodríguez— denunció que Lacayo Rodríguez estaba durmiendo en el suelo, no le pasaban su medicamento contra la diabetes ni la comida que ella le llevaba, un maltrato que probaba que las autoridades lo consideraban un reo político y no común, como lo quieren hacer pasar.

Rodríguez dijo que su hijo se encontraba en condiciones de hacinamiento en una celda pequeña del sistema penitenciario La Modelo, donde convivía con 27 presos comunes.  Lacayo, de 45 años de edad, es uno de los masayas de Monimbó que lideró las protestas contra el régimen orteguista desde el 18 de abril de 2018. Fue detenido el 15 de marzo de este año, acusado de narcotráfico, lo que su madre niega rotundamente, y explicó que la casa donde viven se está cayendo y fue herencia de su madre.

“Mi hijo es un hombre trabajador, que ha luchado por lo que él cree que es justo, apoyando a los jóvenes. Mi hijo es inocente”, sostiene  Estela Rodríguez.