Mercados internacionales pagan más barato el quintal de café nicaragüense, mientras a nivel local se incrementan los costos

Son 25.8 millones de dólares que han entregado los productores y que hoy en medio de la crisis, reclaman al Gobierno una explicación hacía dónde se han ido y en qué se han usado.

Mientras en Nicaragua los costos de producción se incrementan, por las brutales reformas tributarias y de la Seguridad Social que impuso la dictadura de Daniel Ortega, el sector cafetalero está recibiendo por cada quintal de café producido en la cosecha 2018-2019 unos 11.2 dólares menos en los mercados internacionales con respecto al ciclo pasado, según reflejan cifras del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Entre octubre y junio de la cosecha cafetalera 2018-2019 los productores en promedio han recibido por quintal 131.4 dólares por debajo de los 142.6 dólares en el ciclo pasado. Eso ha provocado que en nueve meses que lleva la cosecha los ingresos caigan en 31.9 millones de dólares.

Lea también:Cafetaleros demandan que se auditen 25 millones de dólares de Conatradec

En el periodo de referencia el ciclo productivo, que finalizará en septiembre próximo, ha aportado  en ingresos por exportaciones 326.3 millones de dólares, inferior a los 358.2 millones de dólares obtenidos en similar periodo de la cosecha pasada. Esto representa una caída de 8.9 por ciento, según el Cetrex.

Pero además del bajo precio internacional del café, actualmente el sector cafetalero sufre por la falta de financiamiento, las deudas, el encarecimiento de los insumos y ahora la reforma a la Ley 853, Ley de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, que  mantiene la obligación, desde hace seis años,  a los productores entregar una contribución por cada quintal exportado, si el precio a nivel internacional supera los cien dólares.

Lea además:Representantes del sector privado abandonan la Conatradec y preocupa fondo

Son 25.8 millones de dólares que han entregado los productores y que hoy en medio de la crisis, reclaman al Gobierno una explicación hacía dónde se han ido y en qué se han usado.

Al respecto, Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, (Upanic)  dijo que esta reforma a la Ley 853, al igual que la reforma a la Ley de Concertación tiene fines recaudatorios.

“Es una ley recaudatoria que está haciendo el gobierno para adueñarse de esos fondos que ya en el pasado se habían adueñado, yo le digo al sector cafetalero que proteste fuertemente, nosotros desde Upanic los vamos apoyar en su propuesta, para que se les devuelvan los 25 millones de dólares, ya que no están haciendo nada (con ese dinero)”, dijo Healy.

Puede interesarle:Nadie da la cara por ineficiencia de Conatradec

José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), sostiene que lo más importante es que haya una auditoría al fondo.

“Que demuestren dónde está el dinero, cuánto ha generado de intereses, eso despejaría las dudas, porque si no son transparentes y nadie dice nada, quiere decir que algo están escondiendo y uno empieza a sospechar de que algo está pasando, que es preocupación de los productores”, dijo Buitrago.

Buitrago agregó que por más que quieran hacerle frente a la situación, el sector está operando con pérdidas.

“El costo de producción anda entre 140 y 145 dólares desde que subieron los insumos, y el precio internacional anda por debajo de los 10 dólares, es decir que si el productor sigue invirtiendo va a perder”, dijo Buitrago.

La cosecha cafetalera comienza en octubre de cada año y finaliza en septiembre del siguiente año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: