Orteguismo reviven un caso del 2017 contra joven excarcelado político

“Ruego a Dios que no lo lleven a la Modelo otra vez, porque no tengo dinero para andar dando esas vueltas otra vez y que me lo dejen en paz de una vez, porque mi hijo no ha cometido ningún delito”, dijo la madre del joven perseguido por la dictadura.

excarcelado político, abogados

Fernando José Ortega Alonso (camisa azul). LA PRENSA/Óscar Navarrete

El excarcelado político Fernando José Ortega Alonzo, de 20 años, fue acusado hoy de homicidio frustrado en perjuicio de Silvia Salinas Leiva, después de cinco días de detención ilegal. Este caso había sido desestimado en el 2017, por la entonces juez Indiana Gallardo, porque no había pruebas contra el joven, pero ahora fue desempolvado y vuelto a presentar esta vez ante la nueva juez orteguista Karen Chavarría, quien admitió los medios de prueba y ordenó la prisión la preventiva contra el joven.

“Mi hijo nunca ha andado armado ni le disparó a nadie, por eso la juez en ese momento me lo entregó y ahora vienen a acusarlo de nuevo, cuando ya estuvo preso injustamente por un año por apoyar a los estudiantes atrincherados”, dijo Johana Alonso, madre del afectado.

Ortega Alonso fue capturado en su casa de habitación el 16 de agosto y fue trasladado al Distrito Uno de la Policía Orteguista. Además, ese día realizaron un allanamiento ilegal en su casa en busca de armas y drogas policías acompañados de técnica canina.

Durante la audiencia inicial en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, Eyling Cruz Rojas, abogada de Ortega, alegó que no habían suficientes pruebas contra su representado y pedía que Fiscalía mejorara el intercambio de pruebas, pero esto no fue tomado en cuenta.

Además, expresó que la prisión preventiva era muy gravosa y solicitaba una medida alterna a la cárcel, pero tampoco fue escuchada. La juez programó la audiencia de juicio para el próximo 23 de septiembre, aunque esta fecha puede ser movida por el juez de juicio que analizará el caso.

Quiere ver a su niña

La mamá del excarcelado político contó que su hijo quiere que le lleve a la visita a su hija de un año, y expresó que la primera vez que lo capturaron por apoyar a estudiantes atrincherados en la Upoli el 23 de abril de 2018, durante la rebelión social contra el régimen orteguista, su pareja estaba embarazada y no logró estar en el nacimiento de su hija y ahora no puedo estar en su primer cumpleaños, que fue el 19 de agosto pasado.

“Ruego a Dios que no lo lleven a la Modelo otra vez, porque no tengo dinero para andar dando esas vueltas otra vez y que me lo dejen en paz de una vez, porque mi hijo no ha cometido ningún delito”, dijo la madre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: