Zona de Strikes: Jonathan Loáisiga lució bien en relevo

Jonathan Loáisiga causó buena impresión en esta salida como relevista y podría ser de utilidad para los Yanquis en esa función

Edgard Rodríguez C.

Jonathan Loáisiga fue, de acuerdo a distintos medios de Nueva York, uno de los detalles alentadores de los Yanquis, en medio de una derrota 6-2 ante Oakland el martes por la noche.

Loáisiga salió desde el bullpen y mantuvo en blanco los últimos 2.2 innings ante Oakland, que le había fabricado seis carreras a Domingo Germán. Jonathan entró en acción y evitó más daño en el acto, gracias a la potencia de su recta y a lo devastador que resultó su curva.

Hubo sin duda, un nuevo enfoque en el nuevo rol que desempeña el nica. Se apoyó mucho en su bola rápida que se movió a 96 y 97 millas y luego en su curva a 85 y 86 millas. De los 40 disparos que utilizó, solo dos fueron cambios, así que echó mano de 27 rectas y 11 curvas.

El nica obsequió dos bases, pero solo la que le dio a Marcus Semien en el séptimo inning dejó un mal sabor. Le lanzó un strike y luego cuatro disparos malos seguidos. Frente a Mark Cahna trabajó profundo en el conteo y pese a tenerlo en dos strikes (con cuatro foules incluidos), no lo pudo rematar.

Sin embargo, fue un Loáisiga agresivo atacando la zona con su recta, justo como lo hacen los relevistas. Y trató de rematar con su curva, cuya velocidad de giro es de las mejores en el beisbol, pero no fue tan obediente, así que se apoyó todavía más en su bola rápida para salir a flote.

Si esta va a ser la función de Jonathan hasta el final de la temporada, podría incluso mejorar su control. Este martes dio un buen indicio. Solo utilizó dos cambios de velocidad, un envío de mucho movimiento, pero con el cual tiene más dificultades para colocarlo en la zona de strikes.

Salir desde el bullpen y trabajar dos o tres episodios con 40 o menos envíos cada dos días, podría ser de mucha ayuda para los Yanquis, cuyos relevistas han estado bien cargados este año, cuando los abridores no han sido muy efectivos.

Tampoco habría que descartar que Loáisiga sea utilizado como abridor ocasional. Al final, no importa el rol. La clave es que domine y antes que eso, que tenga salud. Pero, lo visto el martes, resultó alentador.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: