“Si me dejás, mato a la niña y a tu madre”. Las constantes amenazas que recibía la mujer que fue agredida con una navaja por su expareja

Seylit Yecalin Parrales Selva conoció a través de Facebook a Yerol Josué Álvarez Rojas en 2017. Iniciaron una relación de pareja en la que él no tardó en ejercer violencia y amenazas.

El hombre es originario de Ciudad Sandino y la hermana de la víctima aseguró que ambos vivieron un tiempo juntos en ese municipio, pero ella se regresó al barrio El Recreo porque la maltrataba. LA PRENSA/Reproducción web

Seylit Yecalin Parrales Selva, de 26 años, conoció a través de Facebook a Yerol Josué Álvarez Rojas, de 28, en 2017. Iniciaron una relación de pareja en la que él no tardó en ejercer violencia y amenazas.

Después de conocerlo, este la visitó durante dos meses en su casa en el barrio El Recreo de la capital. Después empezaron una relación conyugal que dio como resultado la procreación de una hija. La pareja después se fue a vivir a Ciudad Sandino.

Lea además: Mujer que fue agredida por su expareja con una navaja en Managua sigue en cuidados intensivos

Al poco tiempo, Seylit se regresó a su casa en el barrio El Recreo, debido a los constantes maltratos físicos que recibía de parte de Yerol, quien la mantenía amenazada y le decía: “Si me dejás, mato a la niña y a tu madre”.

Aunque la joven Seylit decidió separarse de Yerol, este inició a hostigarla a través de llamadas telefónicas y mensajes de texto. El 12 de agosto de 2019, a las 3:25 de la tarde, Yerol, mediante una llamada telefónica y utilizando un número desconocido, le dijo: “Si no regresás conmigo, te voy a matar”. El asedio era constante.

El día de la brutal agresión

El 19 de agosto reciente, desde horas de la mañana, Yerol estuvo llamando por teléfono a la joven Seylit y le expresaba que la quería ver, pero la muchacha le dijo que no y que no iba a regresar con él.

Lea también: Un hombre agrede con una navaja a su expareja y la deja gravemente herida en Managua

A eso de las 7:30 de la mañana de ese lunes, la víctima se encontraba en el patio frontal de su vivienda, en el barrio El Recreo, en compañía de sus hermanas y madre, quienes observaron que en el portón principal de la vivienda estaba su expareja Yerol, quien le gritó: “Seylit abrí, abrí Seylit”. La joven atemorizada corrió hacia su cuarto y enllavó la puerta.

Agresor endemoniado

El agresor botó el portón a punto de patadas y corrió hacia el cuarto donde estaba su expareja. Con fuerza y violencia, abrió la puerta del cuarto e ingresó. El sujeto se sacó de una bolsa delantera del pantalón una navaja, color negro, de 21 centímetros de largo y le propinó a la joven múltiples heridas en distintas parte del cuerpo.

Dania Parrales Selva, hermana de la víctima, llegó rápidamente al cuarto y al verla ensangrentada le gritó al agresor que parara, que la estaba matando.

Le puede interesar: Se registra siete mil casos más de dengue en una semana en Nicaragua

Ruth Parrales Selva, otra hermana de la víctima, agarró un garrote y le propinó golpes en distintas partes del cuerpo a Yerol. Después intentó quitarle la navaja, pero este le ocasionó heridas en los dedos de una de las manos.

Nada parecía detener la violencia de Yerol. Siguió atacando a su expareja en el abdomen, pecho, cuello y tórax. Mientras lo hacía, le gritaba: “Voy a matar a la niña”. Ruth logró sacar del cuarto a la menor y la puso a salvo en la casa de una vecina. El tipo huyó, pero fue atrapado por los vecinos.

Femicidio frustrado

La Fiscalía acusó a Yerol Josué Álvarez Rojas del delito de femicidio en grado de frustración en perjuicio de su expareja, la joven Seylit Yecalin Parrales Selva.

Lea también: «No entiendo tanta injusticia, quiero que me lo den». Una madre suplica por la liberación de su hijo, quien lleva cinco días preso ilegalmente

El juez Tercero Especializado en Violencia de Managua, Edén Aguilar Castro, admitió la acusación contra el sujeto Yerol y le impuso la prisión preventiva.

A valoración psiquiátrica

Yerol Josué Álvarez Rojas ha tenido ideas suicidas, según se lo expresó a su abogado defensor que pertenece a la Defensoría Pública, quien le hizo saber la situación del acusado al juez Tercero Especializado en Violencia de Managua, Edén Aguilar Castro.

El judicial, a petición de la defensa, mandó al acusado Yerol a valoración psiquiátrica al Instituto de Medicina Legal (IML), por sus padecimientos emocionales.

El procesado Yerol también será valorado físicamente, debido a que presenta varios golpes en el cuerpo.

Supuestamente los golpes que presenta el sujeto fueron propinados por los vecinos y por la hermana de la víctima Ruth Parrales Selva, quien agarró un garrote y le propinó golpes en distintas partes del cuerpo a Yerol para que no siquiera atacando con la navaja a su expareja Seylit.

Heridas graves

Por su parte, la víctima Seylit ya fue valorada por un forense quien determinó que las lesiones pusieron en peligro la vida de la muchacha, debido a las múltiples heridas en el cuello, tórax y abdomen.

En la acusación que la Fiscalía presentó contra el agresor se destaca que Ruth Parrales Selva, hermana de la víctima, también fue examinada por el forense, pues esta fue agredida y herida en los dedos de las manos por su excuñado cuando intentó auxiliar a su hermana.

El dictamen refiere que las lesiones que le propinó Yerol a su excuñada Ruth dejarán cicatriz visible y permanente.

La navaja que usó el agresor Yerol para tacar a su expareja y a su cuñada fue ocupada por la Policía, que la usará como evidencia en el juicio.

El ente acusador también cuenta con abundantes testigos, actos investigativos y foto tabla ilustrativa de la escena del hecho.

Joven está estable

Familiares de Seylit Jackeline Parrales Sevilla informaron a LA PRENSA que el estado de salud de la joven hasta el momento es estable.

De seguir mejorando, es posible que este jueves la saquen de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Fernando Vélez Paiz, y la trasladen a una sala de recuperación.

“Ella ya come y habla, gracias a Dios le quitaron ese tubo que tenía en su boca, ya pasó la parte más complicada, Dios nos hizo el milagro”, mencionó Ruth Parrales, hermana de Seylit.

Parrales dijo que su hermana le platicó que ha tenido muchas pesadillas y que no puede olvidar el momento en que su expareja, Yerol Josué Álvarez, se abalanzó en su contra.

“Yo le dije que debe de enfocarse en su recuperación, Dios le ha dado otra oportunidad de vida y debe aprovecharla, también le aconsejé que si se siente mal o sola y no estamos ninguno de sus familiares con ella, llame a una enferma y platique, que no se guarde nada, porque su paz emocional es muy importante”, expuso.

Ruth, quien tiene tres puntadas en los cuatro dedos de la mano derecha, tras ser agredida por Yerol mientras intentaba defender a su hermana, espera que pronto Seylit se recupere totalmente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: