Oficiales de la ONU recogerán en Panamá testimonios de nicaragüenses víctimas de violaciones de derechos humanos

Un equipo de oficiales de la Oficina regional del Alto Comisionado de la ONU para DD.HH. recogerá testimonios de víctimas de violaciones de derechos humanos y abusos en Nicaragua en Panamá.

Exilio, Panamá

En las calles pasan la noche los exiliados que no tienen donde ir. FOTO: JADER FLORES/ LA PRENSA

La Oficina regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) anunció este jueves en su cuenta de Twitter que un equipo de oficiales estará en Panamá recogiendo testimonios de víctimas de violaciones de derechos humanos y abusos en Nicaragua.

El aviso indica que para reservar un lugar para ser entrevistado deben contactar a la Oficina por WhatssApp al número de celular +507 6169 9657, donde le enviarán al interesado detalles del lugar donde será atendido.

El anuncio también pide descartar cualquier otra convocatoria que haya recibido previamente y que no haya sido realizada por la Oacnudh. De esta manera, la Oacnudh sigue verificando los hechos que ocurren en Nicaragua desde que comenzó la represión contra las protestas civiles, en abril de 2018.

En agosto de 2018, el régimen represivo de Daniel Ortega expulsó de Nicaragua al equipo de trabajo de la Oacnudh, cuando esta organización se encontraban en el país verificando los hechos de represión contra las protestas civiles que demandan la salida de Ortega del poder. En esa ocasión, el régimen orteguista argumentó que el equipo de la Oacnudh había «cesado las razones, causas y condiciones» por las que la misión permanecía en el país.

Días antes, la Oacnudh había dado a conocer un informe sobre lo que estaba ocurriendo en Nicaragua desde el 18 de abril de 2018, cuando comenzó la represión policial y parapolicial contra las protestas civiles. La Oacnudh determinó que en Nicaragua se dio una masacre y no un intento de «golpe de Estado», como quiso hacer creer Ortega. La represión dejó más de 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Cientos de nicaragüenses que participaron en las protestas civiles salieron del país por la persecución, amenazas y agresión de la Policía Orteguista (PO) y de los simpatizantes de Ortega. Sus principales destinos han sido Costa Rica, Estados Unidos y Panamá.