«No puede comer, no puede dormir». Familiares denuncian el mal estado de salud en que se encuentra el preso político Jaime Navarrete

Navarrete fue liberado el pasado 10 de junio bajo la Ley de Amnistía, pero desde su excarcelamiento sufría asedio por parte de la Policía, hasta que el 24 de julio fue nuevamente detenido

jaime navarrete

El autoconvocado Jaime Enrique Navarrete Blandón fue acusado el año pasado del supuesto asesinato en perjuicio de Ariel Ignacio Vivas. Ahora es acusado de posesión de estupefacientes y portación ilegal de armas de fuego. LA PRENSA/A. FLORES/ARCHIVO

Margine Blandón, madre del preso político Jaime Navarrete Blandón, denunció que su hijo aún se encuentra mal de salud, luego que el pasado 24 de julio fuera nuevamente detenido y golpeado por la Policía Orteguista (PO). La víctima presenta una fractura en su nariz y en sus costillas.

«Lo están hostigando, lo están maltratando y él necesita ayuda porque no puede comer, no puede respirar, no puede dormir. Dice que ya no puede comer porque al abrir su boca toda su cara le duele y se encuentra muy mal. Él pide  ayuda, por favor, necesita que lo vean un especialista, un médico», suplicó la madre del preso político a través de la cuenta de Twitter de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el jueves 22 de agosto.

Puede interesarle:

Navarrete Blandón fue liberado el pasado 10 de junio bajo la Ley de Amnistía, pero desde su excarcelamiento sufría asedio por parte de la PO, hasta que el 24 de julio fue detenido bajo un allanamiento a su casa. Ahora el Ministerio Público lo acusa de ser autor de los supuestos delitos de posesión de estupefacientes y portación ilegal de armas de fuego.

No recibe tratamiento

Un tío de Navarrete Blandón, quien prefirió el anonimato por temor a represalias, también denunció ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que pese a que los funcionarios orteguistas accedieron a la petición de la abogada defensora Yonarqui Martínez, de que el  Instituto de Medicina Legal valorara a su sobrino, los médicos no le brindaron ningún tratamiento. Tampoco los custodios del Sistema Penitenciario Jorge Navarro, en Tipitapa, le permiten ingresar medicamentos.

«La última vez que traté de llevarle medicamentos, lo rechazaron. Hicieron las debidas consultas supuestamente con el médico del penal y me dijeron que él no necesitaba el medicamento», dijo la fuente.

Lea además: El estudiante Francisco Javier Jiménez, uno de los 109 presos políticos que el régimen se niega a liberar

Además de las agresiones físicas que sufre el preso político, también es víctima de tortura psicológica, denunció el familiar. La última vez que los familiares pudieron ver a Navarrete fue el pasado 9 de agosto.

Por su parte, la CIDH llamó al Estado de Nicaragua a dar información sobre salud y condiciones de encierro de Navarrete, puesto que presenta problemas respiratorio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: