De izquierda a derecha, Mario José Weelki Rosales señalado como encubridor (escondió el arma que fue usada para asesinar al taxista). Los acusados Sergio Avilés Baldelomar (centro) y Norman Membreño Dávila señalados del asesinato agravado del taxista Henry Álvarez Khuin. LA PRENSA/Alejandro Flores

Asesinato de taxista en Managua fue por una transacción fallida de cocaína

Henry Antonio Álvarez Khuin, de 47 años, murió de un disparo en la cabeza. En el interior del taxi se encontraron 60 bolsas de cocaína y dieron un peso final de 20.03 gramos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: