Medicina Legal confirma enfermedad de abogada de la activista María Oviedo

La nueva fecha de juicio estaba programada para el 23 de agosto, a pesar que el dictamen médico legal ya había sido notificado al juzgado. El juicio finalmente fue programado para el este jueves 29 de agosto,

María Oviedo

María Oviedo es acusada por haberse defendido del teniente Óscar López, quien la agredió física y verbalmente el 26 de julio en la estación policial de Masaya LA PRENSA/Uriel Molina

El dictamen emitido por el Instituto de Medicina Legal (IML) a favor de Leyla Prado abogada de su colega María Oviedo, defensora de derechos humanos, procesada por supuesta obstrucción de funciones, confirma que está enferma de los riñones (pielonefritis aguda) y que al momento de la valoración, estaba “incapaz de llevar a cabo actividad normal o trabajo activo”.

Además, recomendó “cumplir indicaciones de su médico tratante” , es decir cumplir con el reposo indicado por el médico privado.

Prado, aunque no está siendo procesada ni es víctima en juicio, llegó al IML por orden de la juez Nalía Úbeda Obando, titular del Juzgado Tercero Local Penal de Managua, quien giró oficio al Instituto de Medicina Legal, para verificar si realmente estaba enferma, a como justificó su ausencia en el juicio programado contra Oviedo el 19 de agosto pasado.

La nueva fecha de juicio estaba programada para el 23 de agosto y a pesar que el dictamen médico legal ya había sido notificado al juzgado, según detalló la procesada, la judicial ordenó a Oviedo rendir informe sobre porqué expresaba que Medicina Legal confirmaría el estado de salud de Prado y reprogramó el juicio para el 29 de agosto.

Juicio el 29 de agosto

Oviedo, es abogada y defensora de derechos humanos en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y está siendo procesada por supuesta obstrucción de funciones en perjuicio de la Policía Orteguista y el teniente Óscar López, porque esta le dio una cachetada al oficial en defensa propia porque policía la agredió verbal y físicamente en la estación policial de Masaya.

La abogada Leyla Prado al encontrarse mal de salud (fiebres) solicitó mediante escrito la reprogramación del juicio contra Oviedo y adjuntó una constancia médica privada. Sin embargo, la Fiscalía pidió que la valoraran en Medicina Legal, porque el certificado médico que adjuntó es privado.

Miembros de la Unión Nacional de Abogados y Notarios de Nicaragua (Unanic) han expresado que el sistema penal se ha ensañado contra las abogadas y defensoras de derechos humanos, mediante procedimiento anómalo. Además, Oviedo está en espera de una resolución por queja del mismo policía, de parte del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: