Policía detiene en Chontales a un joven que había regresado del exilio

Ulises Josué Rivas había regresado al país desde Costa Rica hace aproximadamente tres meses para estar con su papá, quien tenía cáncer y estaba en etapa terminal

El joven autoconvocado Ulises Josué Rivas Pérez fue detenido por la Policía Orteguista (PO) la mañana del domingo 1 de septiembre en Comalapa, Chontales. Él había regresado al país hace aproximadamente tres meses para estar con su papá, quien tenía cáncer y estaba en etapa terminal.

Rivas Pérez, originario de Santo Domingo, municipio de Chontales, participó activamente en las protestas en contra de Daniel Ortega y estuvo exiliado en Costa Rica desde finales de 2018, después de recibir amenazas de cárcel y muerte.

En la orden de detención en contra del autoconvocado, este es señalado por los delitos de robo agravado en contra de dos hombres y lesiones leves en perjuicio de una mujer. Actualmente está detenido en la delegación policial de Juigalpa, Chontales, y este martes 3 de septiembre se llevará a cabo la audiencia preliminar del juicio.

Boanerges Luna, coordinador del Movimiento Nacional de Ambientalista Frente a la Minería Industrial (Monafmi) -al cual pertenece Rivas- expresó que la acusación es de un hecho de hace dos años cuando hubo un pleito donde estuvieron involucrados un hermano de Rivas Pérez y se perdió un sombrero de las supuestas víctimas.

«Él no fue directamente (el responsable del pleito) fueron los hermanos pero lo acusan directamente a él de robo. Esto es político porque con la muchacha que lo acusa no se llevan muy bien. Él no robó nada y supuestamente lo que se pierde en el pleito es un sombrero», dijo Luna.

PO altera denuncia

Al respecto, Lázaro Rivas Pérez, hermano del detenido, aclaró que él fue quien se involucró en la riña junto con los dos varones denunciantes porque uno de ellos fue quien primeramente golpeó a Ulises Rivas Pérez. «Yo fui hablar con la esposa de uno de los que puso la denuncia y la cosa no es así, que le ponen robo agravado y la señora dice que es incapaz de poner eso porque no le ha robado nada. Políticamente ellos (la Policía) están perjudicando a Ulises porque saben que es del movimiento azul y blanco», refirió Lázaro Rivas Pérez.

La esposa de uno de los acusadores le confirmó a Lázaro Rivas Pérez que había interpuesto una denuncia pero fue por daños a su tienda y no por robo ni lesión como lo describe la PO.

Después del hecho, las partes involucradas no volvieron a tratar sobre la situación hasta este mayo que las supuestas víctimas interpusieron la denuncia. Cabe destacar que las personas denunciantes fueron identificadas por Luna y Rivas Pérz como militantes sandinistas, quienes se encuentran fuera de Nicaragua.

Según Lázaro Rivas Pérez, los denunciantes quieren llegar a una mediación pero «esto es ya político, y esto es de la Policía y la Fiscalía para afectarlo a él».

Puede interesarle: Nicaragüenses exiliados en Costa Rica aseguran que no volverán con la dictadura en el poder

En un video que circula por las redes sociales se puede ver el momento cuando la PO captura al joven y sus familiares piden una explicación de su detención. «Todo el mundo lo conoce, ustedes están confundidos… él no es ningún delincuente», le dijo una persona a un oficial orteguista. Pero la PO dejó entrever que Rivas sí era un delincuente.

En abril, la dictadura de Daniel Ortega propuso un plan de «retorno seguro» para los nicaragüenses exiliados en Costa Rica y demás países, en el marco de las negociaciones con la parte opositora Alianza Cívica, sin embargo, esta propuesta ha sido rechazada por los ciudadanos, al considerar que no existen las condiciones que les garanticen su regreso.

Diomedes Reyes Hernández, de 21 años, fue uno de los que creyó en el plan de retorno del régimen ortegusita y fue secuestrado el 27 de mayo por parapoliciales en Quilalí, Nueva Segovia. Aún está en prisión.

Según organismos de derechos humanos, existen más de 70 mil nicaragüenses exiliados. El mayor número se encuentra en Costa Rica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: