El esperpento de la rotonda JPG

El esperpento de la rotonda JPG es candidato también a que un día sea derribado para construir en ese lugar un monumento a los héroes de abril, mayo, junio, julio...

esperpento, Managua, Alcaldía de Managua

En otras ocasiones he reconocido la labor que ha hecho la Alcaldía Municipal de Managua al remodelar y modernizar los parques, haciéndolos más amistosos para la niñez y la juventud, como lógicamente debe ser toda obra municipal, es decir para atraer al público, no para espantarlo.

Pero hay una obra que después de que las protestas fueron reprimidas el año pasado, la Alcaldía realizó apresuradamente, que tiene precisamente el objetivo contrario: ahuyentar la presencia de la gente que se pueda congregar en la rotonda Jean Paul Genie (JPG) como solían hacerlo durante meses, para marchar sobre la Carretera a Masaya.

Hay rotondas que atraen a la población para propósitos que jamás fueron construidas, como la rotonda La Virgen, donde diariamente por la mañana y por la tarde, vemos a cientos de personas haciendo ejercicio, ya sea corriendo o caminando, mientras el tráfico pasa a su alrededor.

¿Pero acaso hemos visto a una sola persona “disfrutando” o paseando a su bebé en cochecito desde que fue construido el esperpento (que no se sabe ni qué es) en el centro de la hermosa y emblemática rotonda JPG?

Desde que cayeron los dos arbolatas durante la insurrección cívica del 2018, que eran otro espanto, pero sus bases no ocupaban un espacio significativo y se construyó el esperpento, la rotonda solo es frecuentada por patrullas policiales y antimotines, que parecen vigilar la “obra” para que no corra la misma suerte de las arbolatas y que nadie se acerque a congregarse.

Aparte del derroche de dinero en crisis que significó su construcción, lo único que vale la pena es el jardín que es mantenido con esmero por los trabajadores de la municipalidad, aunque del punto de vista funcional, los inventores de tal estructura circense deben estar satisfechos, porque ciertamente cumple con el propósito de mantener alejada a la ciudadanía, caso contrario de otras obras, como el parque Luis Alfonso Velázquez o la rotonda La Virgen.

Desde el 2007 que llegaron al poder, Ortega y Murillo han derribado varias obras construidas durante los gobiernos anteriores y no precisamente porque fueran feas o se estuvieran cayendo, sino por la obsesión de dejar su propio sello, como la “plaga” de arbolatas, por ejemplo: la Concha Acústica construida durante Herty Lewites y la fuente luminosa musical construida por Arnoldo Alemán en la Plaza de la República.

El esperpento de la rotonda JPG es candidato también a que un día sea derribado para construir en ese lugar un monumento a los héroes de abril, mayo, junio, julio… en fin un monumento que enaltezca la lucha y la causa por la que ofrendaron sus vidas y en memoria de la gesta de los miles que marchamos desde ese lugar por una Nicaragua libre, democrática y republicana.

El autor es periodista, exministro y exdiputado.