Leonardo Crawford tuvo el mejor año de los nicas en Ligas Menores

Crawford está a las puertas de las Grandes Ligas con los Dodgers, junto al colombiano de padre nica Jeter Downs, y ambos fueron de los nicas más destacados

Leonardo Crawford tuvo la mejor temporada entre los prospectos nicas. LAPRENSA/TWITER TULSA

El zurdo costeño Leonardo Crawford fue el prospecto nicaragüense de mejores cifras y mayor crecimiento esta temporada en las Ligas Menores, a la par del artillero colombiano de padre nica, Jeter Downs, con quien además va de la mano en la organización de los Dodgers de Los Ángeles.

Crawford y Downs están a las puertas de las Grandes Ligas, al jugar con los Perforadores de Tulsa en la Liga de Texas, cuyo nivel es Doble A. Ambos despegaron en Clase A fuerte con los Temblores de Rancho Cucamonga y en la segunda parte de la campaña se ganaron el ascenso. Otro punto en común de esta pareja de prospectos, es que tuvieron un lento inicio, pero apenas se calentaron, nadie los detuvo.

Crawford estuvo peleando el liderato en efectividad de la Liga de California (Clase A fuerte) ante de ser promovido. Tuvo una blanqueada de tres hits en nueve innings con 10 ponches ante Lake Elsinore, para el mejor partido de su carrera y en su debut con Tulsa ponchó a 11 bateadores (un récord personal) de Springfield, sin permitir carrera en seis entradas.

Acumulando su actuación en ambas categorías, Crawford lanzó en 25 partidos de temporada regular, 21 de ellos como abridor, dejando balance de 7-4 y efectividad  de 2.81, la cual es estupenda considerando además que jugó en dos de las ligas de bateo más explosivo. En 121.2 entradas, solamente regaló 27 boletos y abanicó a 134 bateadores, lo que es fenomenal, más tratándose de niveles superiores de Ligas Menores, lo que certifica que tiene madera para seguir escalando y en un futuro cercano verlo en el mejor beisbol del mundo.

Por su lado, Downs, quien llegó a los Dodgers vía cambio de los Rojos de Cincinnati, es el prospecto de sangre nicaragüense mejor valorado en las Menores detrás de Jonathan Loáisiga, y lo demostró con un año de 20-20 (24 jonrones y 24 robos). Se trata de un jugador completo, con capacidad para batear con tacto y poder, con mucha velocidad de piernas y que además defiende diferentes posiciones en el infield y los jardines. Tienen todas las herramientas para brillar.

Downs bateó para .276 en 119 juegos, con 127 hits, 35 dobles, cuatro triples, 24 vuelacercas, 92 carreras anotadas, 86 impulsadas y 60 boletos recibidos, sumando su actuación en Clase A fuerte y Doble A. Estará en los playoffs de la Liga de Texas con Tulsa, junto a Crawford.

Mejía y Munguía destacaron

Otro pelotero que se destacó mucho fue el zurdo leonés Dilmer Mejía, con los Bravos de Roma en Clase A, sucursal de Atlanta.

Dilmer fue sublíder en efectividad de la Liga Suratlántica con 2.66 y no fue parte del All Star porque el líder en efectividad es un súper prospecto que también es de perfil zurdo, Seth Curry, quien tiró para 1.76. Nadie más lanzó por debajo de 3.00 en este circuito. El nica tuvo balance de 8-5 en 27 juegos, 14 de ellos como abridor, y en 118.1 episodios, dio 24 pasaportes y propinó 96 ponches, para una llamativa relación.

En esa misma liga, el jardinero chinandegano Ismael Munguía, de Augusta, sucursal de los Gigantes, fue el octavo mejor bateador con .286. En 100 juegos, coleccionó 111 hits, con 22 dobles, un triple y cinco jonrones, más 67 anotadas y 13 robos. Su equipo va a playoffs, pero el nica está en la lista de lesionados desde el 15 de agosto.

Al relevista leonés Diomar López le cayó bien el cambio de organización. Pasó de San Diego a Cincinnati y fue ubicado en Clase A fuerte, registrando efectividad de 2.72 en 28 apariciones  y 43 innings recorridos, con balance de4-1 y dos juegos salvados. Solamente regaló nueve boletos y “fusiló” a 53 bateadores.

Erasmo y Cheslor

Erasmo Ramírez  tuvo una temporada decente con los Medias Rojas de Pawtucket, el equipo Triple A de Boston, e incluso se tomó su tacita de café en las Grandes Ligas.

Erasmo tuvo balance de 6-8 y efectividad de 4.74 en 27 juegos, 24 de ellos como abridor. Recorrió 125.1 entradas con 125 hits en contra, incluyendo 18 jonrones, además dio 43 bases y ponchó a 95.

Cheslor Cuthbert brilló mucho en la primera parte del año en Triple A con los Cazadores de Tormentas de Omaha, al batear para .310 en 51 partidos, con ocho cuadrangulares, 25 anotadas y 35 remolques. Esta actuación le sirvió para regresar con Kansas City a las Mayores.

No pudieron

Como contraparte, en su segundo año como lanzador, Jairo Beras continuó divorciado de la zona de strikes. Inició la temporada en Doble A con los Rangers de Texa s y luego fue descendido a Clase A fuerte.

De forma general, el veloz tirador dominicano de padre nica tuvo efectividad de 7.65 y  con 39 bases por bolas en 42.1 entradas y 40 ponches, más un whip de 1.96, lo que significa que se le embasaron dos corredores por inning, lo que es una exageración.

Jesús López fue cambiado de Oakland a Toronto y también estrenó posición, al jugar la receptoría. Su transición va por buen camino y su bateo sigue siendo decente, tuvo promedio de .276 en 35 juegos.

A propósito de enmascarados, había muchas expectativas en Melvin Novoa, quien despegó en Clase A fuerte y fue bajado a Clase A. Bateó para .228 en 102 juegos, aunque estableció una marca persona de jonrones con 12.

Novatos

El zurdo Gerald García  debutó este año en Ligas Menores con Oakland y de un tiro fue enviado a los Estados Unidos, registrando 5.32 de efectividad en 45.2 entradas, con 12 boletos y 57 ponches.

Freddvill Chévez  quemó la Liga de Verano de Dominicana con .331 de promedio y fue enviado a los Estados Unidos. De forma general bateó para .297 con cuatro jonrones, 40 anotadas y 40 remolques en 63 encuentros.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: