Tribunal Aduanero falla una vez más a favor de LA PRENSA y ordena a la DGA entregar embarques retenidos

Los embarques secuestrados contienen 92 toneladas de papel periódico, 49 toneladas de papel para imprenta, tinta y otros insumos necesarios para imprimir el Diario

El régimen de Daniel Ortega ha intentado ahogar durante 53 semanas al Diario LA PRENSA por medio del secuestro del papel y otros insumos para imprimir el periódico.

El Tribunal Aduanero y Tributario Administrativo (TATA) falló una vez más a favor de Editorial LA PRENSA y ordenó al director general de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), Eddy Medrano Soto, a tramitar y entregar sin mayor dilación los diez embarques retenidos a este medio arbitrariamente desde hace 53 semanas; estos embarques secuestrados contienen 92 toneladas de papel periódico, 49 toneladas de papel para imprenta, tinta y otros insumos necesarios para imprimir el Diario.

Estos materiales retenidos tienen un costo de 225,352 dólares, más un aproximado de 6,500 dólares que el periódico ha tenido que pagar en almacenes fiscales, de forma injusta.

Lea además: Se cumple un año de que la dictadura orteguista mantiene retenido el papel de LA PRENSA

Este último fallo del TATA debe ser cumplido en treinta días hábiles, a partir de la notificación, que tiene fecha del 30 de agosto. “Declarar ha lugar la queja interpuesta por el (asesor aduanero de LA PRENSA), en el carácter en que actuaba en contra del licenciado Eddy Medrano Soto, director general de la DGA, debido a que incumplió con su deber como funcionario público de dar respuesta pronta en apego a la ley”, se lee en la resolución.

Le puede interesar: LA PRENSA, nuevas realidades, el mismo compromiso con la verdad

La queja fue interpuesta por los asesores aduaneros ante el TATA el 18 de julio, después que el 17 fuera recibida la última carta dirigida a Medrano Soto, en la que se detallaba el contenido de los embarques que han sido retenidos por esa institución del Estado, además de las autorizaciones para la exoneración de impuestos, y en la que se solicitaba que ordenara “la entrega y trámites de estos suministros —papel y otros insumos—”.

Irrespetuoso silencio de Medrano

En la resolución también se comprobó que “el funcionario quejado —Medrano Soto— no dio ninguna respuesta a la solicitud de exoneración y autorización de despacho de las mercancías manifestadas en las declaraciones aduaneras de importación (…) este Tribunal estima hacer un llamado de atención al licenciado Eddy Medrano Soto, director general de la DGA, puesto que los funcionarios públicos nos debemos a los preceptos establecidos en la Constitución Política de la República de Nicaragua y a las leyes que rigen sus actuaciones desde la administración pública (…)”, se lee en el documento.

Lea También: La histórica portada en blanco de LA PRENSA y su reflexión a favor de la libertad de expresión fue noticia mundial

La resolución ordenó a Medrano Soto a “proceder conforme con el principio de legalidad administrativa, resolviendo sin mayor dilación la solicitud realizada por el quejoso, de conformidad con el escrito de fecha diecisiete de julio del año dos mil diecinueve”, expone.

Uno de los asesores aduaneros de LA PRENSA explicó que con la resolución del TATA, jurídicamente, se está respetando el proceso legal aduanero. “Es decir, el TATA, a pesar de que podría ser un apéndice del Poder Ejecutivo está cumpliendo con su deber, contra viento y marea, pero lo está haciendo”, expresó. No obstante, la decisión de acatar la orden del Tribunal queda a discreción de Medrano Soto.

Por su parte, el mismo Tribunal señaló en la resolución que con este último trámite se agotaba la vía administrativa y se tendría que recurrir ante la instancia correspondiente del Poder Judicial.

Órdenes de la dictadura

Otro de los asesores aduaneros de LA PRENSA expuso que la respuesta que han obtenido por parte de las delegaciones aduaneras respecto a la retención del papel y otros insumos es que se debe a órdenes superiores, dijo.

Lea además:  Periodismo independiente en Nicaragua labora en un entorno hostil, dice relator especial de la CIDH

Por otro lado, LA PRENSA tiene un mes de estar bloqueada en el Sistema Aduanero Automatizado (Sidunea), lo que significa que la agencia aduanera no puede ver el estado de los trámites. “Si por ejemplo ellos —DGA—, ahorita, el director procede, de conformidad a las instrucciones del TATA, nosotros no podemos ver si caminó o no caminó; estamos con las manos amarradas”, alertó el asesor.

La retención del papel y otros insumos ha sido denunciada por organizaciones internacionales que defienden la libertad de expresión, al ser una forma de censura que busca acallar los medios independientes y violentar el derecho constitucional de los nicaragüenses a recibir información de la manera que el ciudadano lo estime conveniente.

Lea además: Cinco razones para registrarte en el sitio web de LA PRENSA

El secuestro del papel, tintas y repuestos ha obligado al Diario más antiguo de Nicaragua a recortar el número de páginas en su edición impresa, así como las publicaciones del periódico Hoy. Actualmente LA PRENSA circula en ocho páginas y el Hoy, en formato tabloide, en doce páginas.