Huracán Dorian llega a Carolina del Norte y Carolina del Sur en categoría 3

Carolina del Norte y del Sur comenzaron a sentir este jueves la fuerza de las lluvias torrenciales y los feroces vientos traídos por el huracán Dorian a medida que se acerca a la costa este de Estados Unidos

Parte de las devastaciones que dejó Dorian en las Bahamas. LA PRENSA/AFP

Carolina del Norte y del Sur comenzaron a sentir este jueves la fuerza de las lluvias torrenciales y los feroces vientos traídos por el huracán Dorian a medida que se acerca a la costa este de Estados Unidos, tras dejar devastación y causar al menos 20 muertos a su paso por Bahamas.

Zonas céntricas de Charleston se inundaron y algunas personas se mueven en kayak por las calles de esta ciudad costera de Carolina del Sur, según imágenes de video que también muestran árboles doblados por el intenso viento que soplaba desde el mar, así como semáforos y postes de luz. Las calles estaban desiertas y la mayoría de los negocios tenían las ventanas tapiadas.

A las 02:00 p.m. (hora local), el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami, informó que Dorian soplaba con vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora. Se ubicaba a 95 kilómetros de Myrtle Beach, en Carolina del Sur, desplazándose hacia el noreste a 13 kilómetros por hora.

Varias naciones se sumaron a los esfuerzos de rescate para las miles de víctimas de Dorian en las islas Ábaco y Gran Bahama, en el norte del archipiélago, mientras que en Estados Unidos los residentes de Carolina del Norte y Carolina del Sur se preparaban para una tormenta de categoría 2.

Puede interesarle: Aumenta a 20 la cifra de muertos por el huracán Dorian en las Bahamas

Cientos de miles de personas en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia y otros lugares estaban bajo órdenes de evacuación. Más de 80,000 clientes se quedaron sin energía eléctrica en Carolina del Sur, donde se han instalado 22 refugios para evacuados, dijo en Twitter la agencia estatal de manejo de emergencias.

El secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, dijo después de reunirse con Minnis que se necesitan con urgencia refugios, agua potable, alimentos y medicinas para unas 50,000 personas en Gran Bahama y para entre 15,000 y 20,000 en Gran Ábaco.

Lea además: El paso del huracán Dorian entre destrucción, inundaciones y solidaridad

«La velocidad es esencial», estimó el funcionario de la Cruz Roja Stephen McAndrew sobre las operaciones de rescate en las dos islas más septentrionales del archipiélago, azotadas por una de las tormentas más fuertes jamás registradas en el Atlántico. En Gran Bahama se usaron motos acuáticas y botes para sacar a víctimas de las casas inundadas o destruidas por la tormenta.

«Suerte en Florida»

El estado de Florida salió en gran medida ileso al paso de Dorian. «Tuvimos suerte en Florida. Mucha, mucha suerte de hecho», dijo Trump.

Se espera una marejada ciclónica potencialmente mortal con importantes inundaciones en amplias zonas de las costas del sureste del país durante los próximos días, dijo el NHC.

Roberto Smith, quien nació en Gran Ábaco pero ahora vive en Florida, dijo que estaba preocupado por su familia. «Hablé con mi papá la noche del huracán, el domingo por la noche, y su techo voló», contó. «No he hablado con él desde entonces. Estoy realmente preocupado. Ni siquiera puedo comer». «La isla está devastada», agregó. «No hay electricidad ni agua corriente».

Destrucción en las Bahamas

En equipo de AFP que sobrevoló el pueblo de Marsh Harbour, en las Bahamas, el jueves vio escenas de daños catastróficos, cientos de casas destruidas hasta los cimientos, coches dados vuelta, campos enteros de escombros e inundaciones generalizadas. Se pudo observar que un equipo de personas que llevaban máscaras y trajes protectores blancos cargaban cadáveres en bolsas verdes sobre la plataforma de un camión.

Algunos residentes aún aturdidos por la tormenta habían salido a las calles arrastrando sus maletas con sus posesiones más valiosas.

Puede interesarle: El huracán Willa alcanza la categoría 5 y amenaza a la costa de México 

La extensión del daño en Bahamas comenzaba a conocerse este jueves, a medida que los equipos de socorro lograban recorrer el área para rescatar sobrevivientes y llevar ayuda a las víctimas.

El primer ministro bahameño, Hubert Minnis, dijo que el huracán dejó una «devastación generacional» y al menos 20 muertos, aunque es de esperarse que esta cifra aumente. Naciones Unidas advirtió que unas 70,000 personas que están en Bahamas necesitan «ayuda inmediata».

Steven Turnquest, quien llegó a Nassau desde Marsh Harbour con sus hijos de cuatro y cinco años tras sortear la tormenta, dijo que se sentía afortunado de estar vivo. «Veo a mis hijos y agradezco a Dios, le pido que me lleve a mí, pero que no se los lleve a ellos. Sobreviví al huracán agarrándome de una puerta», contó.

Naciones Unidas enviará «pronto» ocho toneladas de víveres a las islas Bahamas, donde unas 76,000 personas podrían necesitar ayuda, 60,000 de las cuales en forma de comida, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA). «Las proyecciones realizadas justo antes del impacto del ciclón indican que más de 76,000 personas en Ábaco y Gran Bahama podrían necesitar comida o ayuda humanitaria», informó un portavoz de la agencia especializada de la ONU, Herve Verhoosel.

Lea también: Después de 20 años, el huracán Mitch sigue recordándose como el malvado que casi derrumbó a Nicaragua

El PMA cree que unas 14,500 personas precisan ayuda alimentaria en la isla de Ábaco y otras 45,700 en la de Gran Bahama. Se trata sin embargo de cifras preliminares. El PMA espera los resultados de las evaluaciones actuales para disponer de dato s más precisos.

«Los primeros resultados se esperan a partir del sábado y podremos confirmar o corregir las previsiones de las necesidades», precisó Verhoosel.

Mientras tanto, el PMA compró ocho toneladas de comida preparada para transportarla «pronto» a Bahamas y distribuirla entre la población más afectada por el huracán. Unas 85 toneladas serán enviadas en los próximos tres meses.

Este organismo también está estableciendo un puente aéreo desde el centro de la ONU en Panamá para enviar infraestructuras de almacenamiento, grupos electrógenos y oficinas prefabricadas hacia los dos principales islas para crear dos plataformas logísticas. El huracán Dorian –de categoría 5 a su paso por las Bahamas — dejó al menos 20 muertos en este archipiélago. Un balance que va a aumentar, advirtieron las autoridades sanitarias.

 Saqueadores, advertidos

Minnis advirtió que los saqueadores serán castigados «con todo el peso de la ley», y afirmó que se habían desplegado agentes adicionales de las fuerzas de seguridad. La Guardia Costera estadounidense y la Marina Real británica transportaron sobrevivientes y suministros de emergencia a medida que las aguas de las inundaciones retrocedían en las Bahamas.

«El reloj está corriendo para ayudar a los necesitados», dijo el secretario británico de Desarrollo Internacional, Alok Sharma.

Puede interesarle: Cómo hacen los meteorólogos para predecir la ruta de los ciclones

En Gran Bahama se usaron motos acuáticas y botes para sacar a víctimas de las casas inundadas o destruidas por la tormenta. Helicópteros estadounidenses y británicos llevaban a cabo evacuaciones médicas, evaluaciones aéreas para ayudar a coordinar los esfuerzos de socorro y vuelos de reconocimiento para conocer los daños. Trump habló por teléfono con Minnis y prometió la asistencia de su país, dijo la Casa Blanca. La Guardia Costera estadounidense dijo que había rescatado a 135 personas en Bahamas este jueves con 10 helicópteros y tres barcos cortadores.

USAID, la agencia de ayuda de Estados Unidos, dijo que estaba enviando suministros como láminas de plástico para refugios, kits de higiene y agua desde Miami

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: