Esfuerzo internacional para ayudar a las devastadas Bahamas tras huracán Dorian

Un video aéreo de las Islas Ábaco mostró una devastación generalizada, con el puerto, las tiendas, los lugares de trabajo, un hospital y las pistas de aterrizaje del aeropuerto dañados o diezmados

Una vista aérea muestra embarcaciones varadas en tierra, luego del huracán Dorian en Freeport, Bahamas. Septiembre 5 de 2019. Voz de América/Reuters/Loren Elliot.

Un esfuerzo de ayuda internacional se aceleró el jueves para asistir a los aturdidos residentes de las Bahamas, donde el ministro de salud predijo un número de muertos «asombroso» por el huracán Dorian, que ahora se mueve hacia el norte frente a la costa de Carolina del Sur.

Un video aéreo de las Islas Ábaco en el norte de las Bahamas, el más afectado por el huracán de la Categoría 5, mostró una devastación generalizada, con el puerto, las tiendas, los lugares de trabajo, un hospital y las pistas de aterrizaje del aeropuerto dañados o diezmados.

Lea además: Huracán Dorian llega a Carolina del Norte y Carolina del Sur en categoría 3

El número de muertos de Dorian es oficialmente de 23 mientras las autoridades continuaban recuperando y llevando registro de los cuerpos encontrados, dijo el ministro de Salud, Duane Sands, a los medios locales. Pero advirtió que la cifra final sería mucho mayor.

«Permítanme decir que creo que el número será asombroso», dijo Sands a la radio Guardian, citado por The Nassau Guardian «… Nunca he vivido algo así y no quiero volver a vivir nada como esto».

Sands dijo que ha pedido ayuda a la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones. Las Naciones Unidas han estimado que más de 76,000 personas necesitan ayuda humanitaria después de la tormenta más dañina que haya azotado la isla.

Puede interesarle: El huracán Willa alcanza la categoría 5 y amenaza a la costa de México

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) dijo el jueves que estaba organizando un puente aéreo desde Panamá con unidades de almacenamiento, generadores y oficinas prefabricadas para dos centros logísticos, así como equipos satelitales para los servicios de emergencia, y ha comprado ocho toneladas métricas de alimentos listo para consumir.

La agencia de la ONU ha asignado $ 5.4 millones a una operación de emergencia de tres meses para apoyar a 39,000 personas, dijo Hervé Verhoosel, portavoz principal del PMA.

«En una primera fase, el PMA se centrará en la adquisición y distribución inmediata de hasta 85 TM de comidas listas para comer para las comunidades más afectadas», dijo Verhoosel.

Vista de la destrucción dejada por el huracán Dorian en Marsh Harbour, en la isla Gran Ábaco, en las Bahamas. Sep. 4 de 2019. Voz de América/Al Díaz/Miami Herald via AP.

Un vuelo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional aterrizó el jueves temprano con suficientes suministros de socorro para ayudar a 31,500 personas, trayendo kits de higiene, contenedores y cubos de agua, láminas de plástico y motosierras.

También llegó un avión del equipo de respuesta a la asistencia para desastres (DART) que incluía un equipo de bomberos y rescate para ayudar en la búsqueda de sobrevivientes, dijo en Twitter la Oficina de Asistencia para Desastres Extranjeros de la USAID.

Lea también: El huracán Willa alcanza la categoría 5 y amenaza a la costa de México

Las pérdidas totales aseguradas y no aseguradas en las Bahamas ascendieron a 7 mil millones de dólares, incluidas las interrupciones de edificios y negocios, de acuerdo con una estimación preliminar de Karen Clark & Co, una consultora que ofrece servicios de gestión de riesgos y modelos catastróficos.

Con los teléfonos apagados en muchas áreas, los residentes publicaron listas de seres queridos desaparecidos en las redes sociales. Una publicación de Facebook por el medio de comunicación Our News Bahamas tuvo 2,500 comentarios, principalmente una lista de familiares perdidos.

Un sobreviviente en las Islas Ábaco, Ramond King, dijo que vio cómo los vientos arremolinados arrancaban el techo de su casa, luego se dirigían a la casa de un vecino para arrancar toda la estructura que se fue volando por los aires.

«‘Esto no puede ser real, esto no puede ser real'», recordó King pensando. «Nada está aquí, nada en absoluto. Todo se ha ido, solo cuerpos».

Los esfuerzos de ayuda

El embajador de los Países Bajos ante las Naciones Unidas tuiteó que el país estaba enviando dos barcos navales con suministros desde St Maarten, una isla holandesa a unos 1.770 km al sureste de las Bahamas.

Un buque de la Marina Real británica estaba brindando asistencia, y Jamaica enviaba un contingente militar de 150 miembros para ayudar a proteger Ábaco y Gran Bahama, dijeron las autoridades.

Puede interesarle: Huracán Florence: cómo hacen los meteorólogos para predecir la ruta de los ciclones

Los voluntarios también transportaron suministros a las islas en una flotilla de pequeñas embarcaciones.

Las líneas de cruceros también respondieron.

Bahamas Paradise Cruise Line dijo que transportaría a los socorristas, médicos y periodistas de forma gratuita a Freeport el jueves, regresando a Florida el viernes con cualquier bahameño que tenga documentos para ingresar a Estados Unidos.

«Es un viaje humanitario. También estamos recibiendo donaciones que han llegado al puerto (en Palm Beach)», dijo Francisco Sánchez, un representante de ventas de la línea de cruceros.

El crucero Emperatriz de los mares de Royal Caribbean dijo que estaba entregando 10,000 comidas de pollo, arroz y fruta a Gran Bahama.

Lea además: Alcaldía ve como prioridad para la ciudad de Managua un puente peatonal y no atender el drenaje

American Airlines informó que envió un avión con 14,000 libras de suministros de ayuda a las Bahamas.

En un comunicado de prensa, la aerolínea dijo que un Boeing 737 voló desde Miami a Nassau para entregar suministros a los afectados por la devastación.

La aerolínea también está otorgando puntos de viajero frecuente a los clientes que donan al menos 25 dólares a la Cruz Roja.

American Airlines dice que las operaciones aeroportuarias aún se ven afectadas en los aeropuertos de las Bahamas, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia.

Posible marejada record

Dorian mató a una persona en Puerto Rico antes de azotar las Bahamas durante dos días con lluvias torrenciales y vientos feroces que azotaron oleadas de tormenta de 3.7 a 5.5 metros.

El jueves, la tormenta se precipitó hacia el noreste al lado de la costa sureste de EE.UU., moviéndose a aproximadamente 11 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos que fluctuaban entre 175-185 kph, entre una Categoría 2 y tormenta de Categoría 3 en la escala de viento de cinco puntos de Saffir-Simpson.

Lea también: Temporada ciclónica 2017 se caracterizó por eventos extremos

Se espera que el huracán Dorian se debilite lentamente a medida que avanza cerca y a lo largo de las costas de Carolina del Sur y del Norte.

En su boletín de las 5 p.m. el Centro Nacional de Huracanes dice que Dorian se ha debilitado ligeramente y sigue siendo una tormenta de Categoría 2 con vientos máximos sostenidos de 169 kph.

Su ojo se encontraba a unos 72 kilómetros al sureste de Myrtle Beach, Carolina del Sur, y se movía hacia el noreste a aproximadamente 16 kph.

Los meteorólogos esperan que el ojo de Dorian pase cerca o sobre partes de la costa de Carolina del Norte dentro de las próximas 12 a 24 horas.

Los funcionarios de Carolina del Norte dicen que las áreas costeras aún no han visto lo peor del huracán Dorian a pesar de los aparentes tornados y fuertes lluvias a medida que la tormenta se acerca desde el sur.

El gobernador Roy Cooper instó el jueves a los residentes a «permanecer en un lugar seguro y fuera de las carreteras» mientras las condiciones se deterioran de sur a norte durante la noche y el viernes por la mañana.

Cooper dice que ya se habían reportado tornados en cinco condados, y que habían caído 23 centímetros de lluvia en partes del condado donde se encuentra Wilmington.

Más de 2,200 personas se alojan en 65 refugios. Las inundaciones repentinas siguen siendo una gran preocupación, y hay más de 15 cierres de carreteras. Se pronostican grandes inundaciones de ríos para una parte del noreste del río Cape Fear.

Según las compañías eléctricas locales, más de 239,000 hogares y negocios en el sudeste de EE. UU. No tenían electricidad.

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, levantó la orden de evacuación obligatoria para los condados de Jasper, Beaufort y Colleton.

Durante una sesión informativa el jueves, McMaster instó a los residentes que regresaban a sus hogares a prestar atención a las órdenes de reingreso de las oficinas del alguacil y a tener precaución. Él y otros funcionarios instaron a los residentes a evitar el agua estancada, que podría enmascarar las líneas eléctricas caídas o las ramas de los árboles, y a mantenerse alejados de la carretera a menos que sea absolutamente necesario.

Las órdenes de evacuación permanecen para otros cinco condados: Georgetown, Horry, Charleston, Berkeley y Dorchester.

Con información de Reuters y AP

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: