CIDH denuncia el incremento de ataques contra opositores y defensores de derechos humanos en Nicaragua

La CIDH declaró "preocupación por un incremento de hostigamiento" a defensores de derechos humanos, abogados, opositores excarcelados y presos políticos

leyla prado

La abogada de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Leyla Prado, se presentó al Instituto de Medicina Legal por orden de la juez orteguista Nalía Úbeda para constatar si está enferma. LA PRENSA/Jader Flores

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció este viernes que en Nicaragua se incrementaron los ataques contra defensores de derechos humanos y opositores al régimen del dictador Daniel Ortega.

En un comunicado divulgado en su sitio web, la CIDH declaró «preocupación por un incremento de hostigamiento» a defensores de derechos humanos, abogados, opositores excarcelados y detenidos vinculados a las  protestas antigubernamentales.

Nicaragua vive una grave crisis desde abril de 2018, cuando estalló una ola de protestas contra una reforma del seguro social, luego derogada y que derivaron en un pedido de renuncia de Ortega por la represión ejercida contra los manifestantes. Desde entonces, la CIDH ha documentado 325 muertos, 2,000 heridos y 62,500 exiliados.

Lea además: La ONU denuncia impunidad en Nicaragua tras graves violaciones de los derechos humanos

La Relatoría Especial sobre derechos económicos y de libertad de expresión de la CIDH denunciaron un «patrón de discriminación y amenazas de represalias por parte de las autoridades del Estado en perjuicio de trabajadores estatales críticos del régimen y de «represión sistemática contra los medios de comunicación y periodistas independientes en el país».

La CIDH citó el caso de dos abogadas de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Leyla Prado, que recibió amenazas de muerte por la defensa de su colega María Oviedo, quien fue «criminalizada y declarada culpable, por delito de obstrucción de funciones» de la autoridad.

Puede interesarle: Dictadura de Nicaragua responde a informe de OACNUDH con cinismo y descalificación

“El contexto adverso en el que defensores de derechos humanos, así como las y los abogados desempeñan su labor es sintomático de la continuación de la crisis y el estado policial en el país”, dijo el comisionado Francisco Eguiguren, Relator sobre Defensoras y Defensores de Derechos Humanos.

Destacó que cientos de opositores fueron excarcelados bajo una ley de amnistía en junio pasado, y ahora son objeto de «hostigamiento, amenazas y agresiones» de agentes de policía y civiles motorizados, mediante constantes interrogatorios y vigilancia a sus domicilios, según testimonios recibidos por la comisión.

Lea además: CIDH solicita a la Corte Interamericana ampliar medidas provisionales para la comunidad miskitu Santa Clara por graves hechos de violencia

La CIDH tiene informes de unos 126 presos políticos que continúan  detenidos por su oposición al régimen  de Ortega. El comisionado Joel Hernández, relator sobre los derechos de las personas privadas de la libertad, de acuerdo a la CIDH, aseguró que “en el marco del Estado de Derecho, el sistema judicial debería funcionar como la primera línea de defensa de los derechos humanos. Para lo cual, resulta imperante el cumplimiento de las garantías de imparcialidad e independencia establecidas en el derecho internacional”.

“En el caso nicaragüense, lo que hemos documentado continuamente han sido patrones de represión desde las mismas instituciones encargadas de la impartición de justicia”, sostuvo Hernández.

La comisión llamó al Estado a investigar las circunstancias del asesinato de Francisco Blandón Herrera en Jinotega por disparos de un civil desde una motocicleta, a fin de identificar y sancionar a los responsables y así combatir la impunidad y evitar la repetición de hechos similares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: