Régimen orteguista miente ante Naciones Unidas sobre el asesinato del reo político Eddy Montes Praslin

La dictadura en su reconstrucción de los hechos sobre el asesinato de Montes omitió las pruebas y declaraciones con las que cuentan los excarcelados y familiares, y más bien fabricó tres mentiras sobre lo que realmente ocurrió ese fatídico día.

LA PRENSA/ARCHIVO

A casi cuatro meses del asesinato del preso político Eddy Montes Praslin dentro del Sistema Penitenciario Jorge Navarro, la dictadura de Daniel Ortega fabricó al menos tres mentiras ante la Organización de Naciones Unidas para justificar el crimen, en el que dejó como agresor al ahora fallecido y como víctima al que disparó.

El régimen orteguista brindó su versión en un documento que envió a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), como respuesta al informe que dicho organismo publicó el viernes 6 de septiembre y donde señala que las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua siguen en impunidad. Este informe será debatido el 10 de septiembre en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza.

Puede interesarle: Tres meses de impunidad por el asesinato del preso político Eddy Montes

Pero la dictadura en su reconstrucción de los hechos sobre el asesinato de Montes, de nacionalidad estadounidense, omitió las pruebas y declaraciones con las que cuentan los excarcelados y familiares, y más bien fabricó tres mentiras sobre lo que realmente ocurrió ese fatídico día.

Primera mentira

“A las 2:30 de la tarde los presos de las galerías 16 y 17 protagonizaron un amotinamiento, de los cuales un grupo aproximado de 45 a 50 presos, rompieron un portón de hierro y malla ciclón, violando los tres perímetros de seguridad establecidos en dichas instalaciones. Se armaron con objetos contundentes y cortopunzantes, avanzaron fuera de las galerías, llegando hasta el Centro de Producción Penitenciaria (Ceprop) para atentar contra la vida de los funcionarios penitenciarios y darse a la fuga”, dijo la dictadura.

Lea además:  Cancelan la audiencia en contra del preso político asesinado Eddy Montes

Sin embargo, este señalamiento está fuera de la realidad según los reportes y denuncias que realizaron en meses anteriores los excarcelados y excompañeros de Montes Praslin.

Chester Navarrete, uno de los que presenció el ataque y atendió a Montes Praslin ese 16 de mayo, desmintió que los presos políticos planearan “fugarse” y mucho menos atentar contra la vida de los custodios, tal como afirmó el régimen.

“Ellos (los oficiales) comenzaron a ofendernos y a incitarnos (a pelear), y nosotros respondimos con una protesta. En ese momento, un oficial con el seudónimo de Mayorga disparó una bala de goma. Nosotros también respondimos con piedras y empezamos a protestar para que los retiraran (…), el primer disparo fue de goma pero ya la segunda era de bala viva y fue cuando nosotros salimos (del perímetro) a protestar, en ningún momento se nos ocurrió escaparnos”, declaró Navarrete.

A la hora del suceso, el grupo de presos políticos se mantenía en el patio de las galerías 16 y 17, que está resguardado por un muro perimetral y un portón de malla, pero una vez que sobrepasaron el límite de seguridad, “un ejército” de unos 300 oficiales les esperaba para atacarlos, reveló Navarrete. “Rompimos una parte del portón, pero porque no es hermético. Tiramos piedras porque nos estaban tirando balazos”, agregó Navarrete.

Según la explicación de Chester, los oficiales orteguistas realizaron un cordón policial para atacarlos. En la imagen el excarcelado señala dónde se ubicaron los funcionarios. LA PRENSA/CORTESÍA

Lea también:Reo político asesinado Eddy Montes sigue citado a juicio en Nicaragua

En cuanto al supuesto uso de objetos cortopunzantes que atentaban contra la vida de los funcionarios, Navarrete negó rotundamente que así fuera, aunque sí expresó que contaban con varillas, pero que nunca las usaron. “Nosotros solo tirábamos piedra (porque) había como 300 funcionarios armados. En el transcurso de la protesta, los funcionarios comenzaron a rafaguear”, relató.

Segunda mentira

“El preso Eddy Antonio Montes Praslin agredió con piedras a dicho funcionario y armado con un arma cortopunzante metálica de 19 centímetros de longitud y 3 centímetros de ancho (un cuchillo), se abalanzó contra el funcionario que portaba fusil… El funcionario penitenciario logró retroceder aproximadamente un metro de su agresor y al continuar la agresión de parte de Montes Praslin, rodeado por otros presos que también lo agredían con piedras y objetos contundentes, realizó un disparo que impactó en la parte baja del abdomen del principal agresor, Eddy Antonio Montes Praslin”, se lee en el documento realizado por el régimen, y donde también hablan de que el “Estado garantiza en todo momento el respeto de los derechos humanos a los presos y presas”.

Para Francisco Montes, primo del fallecido Montes Praslin, la versión sobre el asesinato de su familiar es un “invento” y “otra gran cobardía” del régimen orteguista.

Lea también: Silencio. Este es el resultado de la supuesta investigación del régimen sobre el asesinato del preso político Eddy Montes Praslin

“Eddy no era agresivo y arrojado para hacer ese tipo de acciones, jamás estuvo en la naturaleza de él. Eddy Montes era el mayor (tenía 57 años) de esa galería… ¿el más viejito se enfrentó a un guardia armado y con un cuchillo que es un machete prácticamente?, es ridículo”, manifestó.

Una vez que los presos políticos cruzaron la línea de seguridad del patio de la galería 16 y 17 del Sistema Penitenciario, ellos siguieron protestando. Por lo que los oficiales orteguistas respondieron con disparos de armas de fuego, impactando una bala en la cavidad abdominal de Montes Praslin, lo que provocó un sangrado excesivo que lo llevó a un shock hipovolémico, causándole la muerte.

Navarrete declaró que el tiempo que duró la protesta, Montes Praslin se mantuvo pegado a la tapia de la galería, es decir a unos 75 metros de distancia de donde se encontraba el cordón policial y de donde vino el disparo.

El punto rojo indica que de ahí salió el disparo y la flecha, el punto donde cayó herido el preso político Montes Preslin, explicó Navarrete. LA PRENSA/CORTESÍA

Tercera mentira

“Acto seguido, los presos se apoderaron del lesionado Montes Praslin, trasladándolo al interior de las Galerías 16 y 17, donde lo mantuvieron, no permitiendo que se le brindara atención médica inmediata. Diez minutos después, el alcaide José Antonio Chacón y el médico penitenciario lograron persuadir a los amotinados a entregar al lesionado; lo que posibilitó que fuese trasladado de forma inmediata al hospital Yolanda Mayorga de Tipitapa, asistido durante su traslado por personal médico del Sistema Penitenciario y atendido por el personal de emergencia en el referido hospital, falleciendo a las 4:00 de la tarde”, versiona el régimen.

Puede interesarle: Silencio. Este es el resultado de la supuesta investigación del régimen sobre el asesinato del preso político Eddy Montes Praslin

“Es totalmente falso. Les lloraba y les pedía que viniera un médico, o que por lo menos me dieran el suero o los medios para yo poderlo atender. Los médicos llegaron tipo 15 o 20 minutos después”, relató Navarrete, quien es paramédico.

El excarcelado expresó que los oficiales no se movilizaron pese a la gravedad del asunto. “Cuando llegan los médicos, se quedan asustados de la gravedad del asunto… cuando yo lo entregué, don Eddy ya iba agonizando”, recordó Navarrete.

Después del ataque, los oficiales entraron a la galería y golpearon a todos los presos políticos, además de echarles gas pimienta en sus partes íntimas.

Gobernación bota versión del orteguismo en ONU

La versión del régimen ante la ONU contrasta con el primer comunicado que emitió el Ministerio de Gobernación el día del asesinato de Montes Praslin, el 16 de mayo, donde expuso que el cuerpo de la víctima “fue trasladado de manera inmediata al centro asistencial más cercano, donde falleció mientras se le hacían maniobras de reanimación”.

“El gobierno está siendo demasiado descarado (con la versión)… no podés jugar con la inteligencia de las personas. Condenamos, repudiamos, aborrecemos y desconocemos el informe del gobierno. La ciencia no se engaña y la autopsia privada o el estudio de criminalística tiene que plasmar que cuando hay un disparo de cerca, en el orificio de entrada (del cuerpo) tiene que haber pólvora”, refirió Navarrete.

Caso de Montes Praslin va a la ONU

Francisco Montes, primo de Eddy Montes Praslin, señaló que el caso de su familiar fue enviado este viernes a la sede central de la ONU, en Ginebra, Suiza. Dicho documento recopila más de 40 testimonios de excarcelados que conocieron a Montes Praslin, y otros que presenciaron el ataque de ese 16 de mayo.

“Aquí en Nicaragua no tenemos qué puertas tocar para pedir justicia porque todo está controlado por la dictadura.

Entonces nosotros buscamos justicia internacionalmente, vamos a pedir que condenen a este gobierno por asesino y por el asesinato de Eddy Montes”, declaró ayer Francisco Montes.

Lea además: Presos políticos liberados de Matagalpa exigen justicia para Eddy Montes

Después de un mes y 15 días del asesinato del preso político Montes Praslin, el juez Melvin Vargas, titular del Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua, notificó el cierre de la causa contra Montes Praslin por muerte.

En la impunidad

Francisco Montes, familiar de Eddy Montes Praslin, denunció la inoperancia de la Policía Orteguista para investigar la muerte de su primo. “Nosotros fuimos a la dirección nacional de la Policía a pedir una investigación para que se diga quién fue quien lo mató, (pero) jamás nos recibieron el papel y jamás nos contestaron. Fuimos a la Procuraduría y nos recibieron el papel y solo nos dijeron ‘ahí les informamos’”. Eddy Jafet Montes Montenegro, hija de Montes Praslin, denunció a Julio Guillermo Orozco, director general del Sistema Penitenciario Nacional; Darling Morales Duarte, director del penitenciario, y Donald Pérez Garay, director del área de máxima seguridad en el penal, como los responsables del asesinato de su padre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: