Orteguismo amenaza a párroco de Masaya y busca boicotear fiestas de San Jerónimo

Fanáticos de la dictadura pretenden meter cizaña entre los feligreses diciendo que el cura les quiere arrebatar las fiestas "al pueblo" y que ellos las necesitan porque en las mismas tienen oportunidad de hacer negocios porque son pobres.

El orteguismo tiene amenazado al párroco de la iglesia San Jerónimo en Masaya, José Antonio Espinoza, quien dice temer por su vida. LA PRENSA/ ROBERTO FONSECA

El orteguismo mantiene desde hace 15 días un asedio y hostigamiento en contra del párroco de la iglesia San Jerónimo de Masaya, padre José Antonio Espinoza, debido a que la Iglesia Católica decidió hacer cambios para las fiestas de San Jerónimo, cuya bajada será el próximo 20 de septiembre.

Antes de la misa de ayer domingo, un grupo de cinco chicheros, según el párroco con ánimo de provocar, se mantuvo en las afueras de la parroquia entre las 9:00 y las 11:00 de la mañana, mientras el padre, presidente de la directiva que organiza las fiestas a San Jerónimo, se reunía por última vez con la Cofradía, un grupo de hombres encargados de resguardar al santo durante las celebraciones.

Puede Interesarle: Estos son los cambios para la  celebración de San Jerónimo en Masaya.

El padre Jose Antonio Espinoza dice que tiene dos años de no tener comunicación con la Alcaldía de Masaya, dominada por el orteguismo. LA PRENSA/ ROBERTO FONSECA

Amenazas por redes sociales y cizaña con feligreses

El hostigamiento contra el cura Espinoza también incluye amenazas verbales y por escrito, principalmente en la página de Facebook de la parroquia, y además exigen que el padre sea retirado como presidente de la directiva y hasta que deje de ser el párroco. «Tengo miedo, soy un ser humano», dijo el cura Espinoza, quien también dijo temer por la integridad del edificio parroquial.

Mientras el cura y el párroco estaban reunidos, dentro de la parroquia había un grupo reducido de personas hablando mal del cura a los feligreses. Entre las cosas que señalaban es que el cura les quiere arrebatar las fiestas «al pueblo» y que ellos las necesitan porque en las mismas tienen oportunidad de hacer negocios porque son pobres.

Algunos de las personas que hacían campaña contra el padre Espinoza alegaban que ellos son los que pagan las ofrendas a la iglesia.

De acuerdo con el padre Espinoza, el orteguismo está realizando una «manipulación» de la palabra «pueblo». «El pueblo está con la iglesia», dijo el cura, quien alega que son «cuatro personas» las que quieren pasar encima de las decisiones de la jerarquía católica.

Lea También: Orteguismo usa una réplica y monta su propia procesión de San Jerónimo en Masaya.

Los cambios en la fiestas

El padre Espinoza indicó que en julio pasado, los curas de Masaya le explicaron al cardenal Leopoldo Brenes que las fiestas de San Jerónimo serían como «una rogativa a San Jerónimo por Nicaragua». Según el cura, le explicaron al cardenal que las fiestas deben de realizarse con «un espíritu de sobriedad debido al dolor, el sufrimiento del pueblo por los muertos, los exiliados y el desempleo».

«No podemos hablar de derroche cuando hay tanta pobreza, tantos exiliados», dijo el sacerdote.

Entre los cambios que acordaron los sacerdotes sobre las fiestas a San Jerónimo están que la procesión será más corta, habrá poca música de conjunto porque no hay mucho dinero y no habrá pólvora.

El cura indicó que si San Jerónimo sale un día y llega a Masaya hasta el día siguiente. Esta vez todo será en un mismo día.

Según el sacerdote, todos los cambios se comunicaron a tiempo a la Cofradía, pero desde hace 15 días un grupito está tratando de armar el alboroto. Ayer, al final de la reunión, uno de ellos gritó: «Viva Daniel».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: