Ayudan con equinoterapia a niños con autismo en Somoto, Madriz

La actividad fue promovida por el Club de Leones “El Cañón de Somoto”, quienes a un año de haberse fundado en la ciudad de Somoto ya van realizando varios eventos caritativos y de ayuda en esta localidad

Los miembros del Club Leones «El Cañón de Somoto» desarrollaron este domingo una actividad consistente en la equinoterapia, y que consistió en paseos a caballos para una terapia de relajación para tratar el autismo en un grupo de niños y niñas de esta localidad madricense. LA PRENSA/ William Aragón.

Un grupo de niños y niñas, entre dos y siete años, con autismo realizaron este fin de semana  terapias de equinoterapia. La actividad fue promovida por el Club de Leones “El Cañón de Somoto”.

El grupo de madres y padres apoyaron la equinoterapia de sus hijos que se realizó en una finca de la comunidad de Cacaulí, zona distante a unos cuatro kilómetros del casco urbano del municipio de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, donde campesinos de esa localidad rural pusieron a disposición sus caballos y burros para que los niños y niñas con problemas de autismo cabalgaran en la finca.

Tatiana Sarahí Corrales, madre de una de las niñas con autismo, se mostró muy agradecida con la iniciativa promovida por los miembros del Club de Leones, quienes a un año de haberse fundado en la ciudad de Somoto, ya van realizando varios eventos caritativos y de ayuda en esta localidad. “Estoy muy contenta porque mi hija ha reaccionado muy bien a esta terapia de montar caballos o burros con fines terapéuticos, ya que incide positivamente en el desarrollo de la comunicación y de la interacción social de la niñez con trastornos del espectro autista”, dijo.

Mediante la equinoterapia, las y los niños han mostrado mejoría en su estado de salud. LA PRENSA/ William Aragón.

Lea Además: Caballos, todo un mundo por descubrir

Manifestó que las personas que no conocen de los trastornos del espectro autista en los niños creen que estos son necios o que son inquietos y que los padres no saben imponer el orden o la disciplina en ellos. “Hay que lidiar a veces con la gente que cree que nuestros hijos son muy molestos por su actuar sin saber que padecen de autismo, porque hay casos en que no se nota en ellos su condición de salud”, expuso Corrales.

Durante el desarrollo de la terapia de equino a varios niños y niñas de la ciudad de Somoto, los padres de familia apoyaron mucho para que sus hijos pudieran aprovechar la técnica desarrollada de montar un caballo o un burro ofrecido por comunitarios de Cacaulí, donde también compartieron un almuerzo y un rato de recreación con los niños con autismo.

“También nosotros estamos aprendiendo esta técnica de la equitación terapéutica en niños y niñas con autismo y esperamos continuar desarrollándola con otros programas más con el apoyo de nuestros hermanos del Club de Leones de la ciudad de Estelí, quienes cuentan con algunos médicos especialistas que podrían brindar algún tipo de atención a la niñez de acá de Somoto”, externó la Presidenta del Club, Claudia Marieta Medina.

“La equinoterapia consiste en utilizar el movimiento cíclico del paso del caballo, burrito o pony para crear una terapia de relajación y transmitir al niño o la niña una serie de sensaciones producto del movimiento en sus tres aires (paso, trote y galope) del animal, y hemos empezado con esta nueva técnica con la finalidad de ayudar a los niños con autismo en Somoto”, comentó Reyes.

“Esta es una nueva experiencia que nuestros niños están teniendo con la técnica de equinoterapia, y una iniciativa muy importante que impulsan los miembros del Club de leones “El Cañón de Somoto”, y que nos beneficia porque a veces carecemos de este tipo de atención que afecta los cinco sentidos de los niños y las niñas. Estamos viendo que hoy se sienten muy motivados”, expresó Tatiana Sarahí Corrales, madre de una de las niñas con autismo.

Puede interesarle: Fotogalería | Caballos traen alivio a niños con discapacidad en Nicaragua

“Hace unos ocho días nos reuníamos como Club para empezar con un ensayo como el que estamos haciendo hoy con un grupo pequeño de niños y niñas y sus padres para brindarles esta técnica de terapia equina, y en las próximas semanas esperamos continuar con otras sesiones pero con más niñez que presenta casos de autismo”, manifestó Ramón Alberto Reyes Palacios, miembro del Club.

Los niños utilizan caballos y burros para realizar esta terapia. LA PRENSA/ William Aragón

Los 21 miembros del Club han logrado desarrollar, en su primer año de fundación, una serie de actividades entre ellas la llegada de una brigada médica compuesta por trece oftalmólogos de una universidad nicaragüense que brindó, el 28 de marzo del 2018, la realización de exámenes computarizados de la vista y la entrega de lentes de medida a más de 365 personas que requieren mejorar la visión, principalmente de la tercera edad.

En su primera actividad entregaron 22 canastas básicas a igual número de personas de la tercera edad de algunos sectores (barrios) de la ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, consistente en la entrada de panas plásticas conteniendo azúcar, frijoles, arroz, maíz, manteca, café molido, plátanos, huevos, sopas instantáneas, caja de fósforos y papel higiénico, entre otros productos entregados en el centro “Casa Mana Somoto”.

También han conformado una brigada médica, amigos del Club de Leones “El Cañón de Somoto”, y que organizan para brindar en el futuro atención gratuita y entrega de medicamentos a personas o familias de escasos recursos del municipio de Somoto, en Madriz.