Dictadura valida informe Bachelet

Llama a la restitución de las libertades ciudadanas, investigación para los delitos de lesa humanidad y las ejecuciones extrajudiciales, torturas y violencia sexual

esperpento, Managua, Alcaldía de Managua

Aunque lo nieguen rotundamente con sus flagrantes mentiras, la dictadura ha validado con sus hechos el informe de 18 páginas de la Oficina de la Alta Comisionada para Derechos Humanos (Oacnudh) Michelle Bachelet, conocido extraoficialmente el pasado viernes y oficialmente ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el día de ayer. El devastador informe Bachelet acusa al régimen de graves violaciones a los derechos humanos, de incluso criminalizar el uso de la bandera nacional, el uso de fuerzas parapoliciales para reprimir las protestas, ataques a los periodistas, torturas, secuestros y total impunidad ante crímenes de lesa humanidad.

Llama a la restitución de las libertades ciudadanas, investigación para los delitos de lesa humanidad y las ejecuciones extrajudiciales, torturas y violencia sexual, para lo cual pide conformar una unidad especial de investigación dentro del Ministerio Público.

En contraste, la fábrica de mentiras inverosímiles, en las que típicamente las palomas le disparan a las escopetas, en días recientes el régimen ha validado el informe Bachelet con al menos dos acciones que tuvieron lugar, incluso, después de conocerse su contenido.

Al día siguiente de conocerse el informe, un retén policial de León detuvo un vehículo y pocos minutos después, frente a la vista y complacencia de efectivos ocurrió un brutal ataque de fanáticos orteguistas contra el vehículo del presidente del Cosep, José Adán Aguerri, quien viajaba acompañado del vicepresidente Mike Healy, Álvaro Vargas, presidente de Faganic, el analista político Jaime Arellano y su conductor.

En un video que circuló en las redes sociales, se observa como las turbas agreden el vehículo con piedras y un arma hechiza frente a la policía y de no ser por la pericia del conductor que decide salir de la emboscada, el resultado pudo haber sido fatal. Mi solidaridad con las víctimas de esta brutal agresión, que valida “en caliente” el informe Bachelet.

El pasado lunes, la joven Milagros Raquel González Ortega, presidente del Distrito III de Ciudadanos por la Libertad, y Rodolfo Quintana, secretario general de dicho partido, fueron perseguidos en el vehículo de este último hasta la sede del partido por protestar en un “piquete express” frente a la UCA, por 16 patrullas y 60 policías antimotines. Quintana logró entrar a tiempo a la sede de

Ciudadanos, pero los videos muestran la forma brutal en que la joven González Ortega fue apresada, lanzada sobre la tina de una camioneta, como si se tratara de un saco de papas y golpeada por mujeres policías. Durante la captura resultó herido en el brazo un militante de Ciudadanos que la defendió. Posteriormente, la joven fue liberada y relató que los policías le reclamaron “que ella no le hacía honor al apellido del Comandante”. A confesión de parte, relevo de pruebas: validado “in situ” el informe ONU.

El autor es periodista, exministro y exdiputado.