León domina al Bóer en la historia: Dos finales, dos coronas alzadas; revive como sucedieron

El Bóer ha despertado. Parece ser un monstruo capaz de devorar cualquier pitcheo después de acabar contra los Dantos. Este año los capitalinos empezaron a reescribir su propia historia, dejando atrás el "nunca" poder derrotar a los "Militares" en series definitorias

León ha vencido en dos finales al Bóer. LAPRENSA

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El Bóer ha despertado. Parece ser un monstruo capaz de devorar cualquier pitcheo después de acabar contra los Dantos. Este año los capitalinos empezaron a reescribir su propia historia, dejando atrás el «nunca» poder derrotar a los «Militares» en series definitorias. Ahora se miden otra vez a la historia contra León. Los Metropolitanos han vencido a la Tribu en las dos finales disputadas: 1997 y 2001. La primera vez nadie daba un centavo por la tropa de Noel Areas, pero silenció los pronósticos y, en 2001, con trabucos parecidos se volvieron a imponer con Davis Hodgson como estratega.

La serie final de 1997 fue la primera vez que Bóer vs. León chocaban fuerzas por el cetro. En el papel León era un ratón, habían pocas probabilidades de triunfo, pero lograron una de las más grandes sorpresas de nuestro beisbol.

Alineación del Bóer

Sandy Moreno CF
Jorge Luis Avellán 3B
Nemesio Porras 1B
Norman Cardoza 2B
Orlando Campos BD
Evenecer Godínez SS
Ramón Padilla RF
Marlon Abea C
Stanley Loáisiga LF

Alineación de León

Eddy Molina 2B
Luis Pestano SS
Prospero González 1B
Henry Roa 3B
Ariel Delgado BD
Julio Vallejos C
Lázaro Junco LF
Juan Vicente López/Gilberth Smith RF
Juan Torres CF

León golpea primero

Orestes González le dio la primera estocada al trabuco capitalino. Juego completo de solo dos carreras, mientras que Julio Vallejos ligaba jonrón de tres carreras en la segunda entrada al estelar abridor: Alberto Torres Chacón, además que Juan Vicente López impulsó otra con vuelacerca. El Bóer trató de capitalizar un error de Roa que costó dos carreras, pero la daga de González ya estaba en el corazón capitalino.

¿Y qué está pasando?

Durante el segundo juego León se desbordó para ganar 7-5. 8,000 personas en el Estadio Metropolitano. Remigio Leal sobrevivió a un fatídico primer episodio de dos carreras empujadas por Freddy García y en el tercero Jorge Luis Avellán tumbó la cerca  para impulsar tres carreras y colocar contra la pared a los melenudos. No obstante, Freddy Corea salió en el cuarto y fue relevado por Eduardo Rivera. Con el juego 5-2 la debacle capitalina empezó en el séptimo. Gilbert Smith enterró otra vez los pronósticos y con jonrón puso a ganar 6-5 a León, luego Prospero González se encargó de impulsar la última carrera.

Respuesta de tres al hilo del Bóer

La Tribu despertó ganando tres juegos de manera consecutiva: 14-0 (KO), 4-2 y 9-6. Cuatro jonrones, 12 imparables, tres errores que regalaron siete carreras fue el saldo de la masacre del tercer encuentro, en el cual Carlos Meza devolvió la esperanza al Bóer al permitir un hit en seis entradas, mientras Martín Rivera en el montículo rival cargaba con el revés. Dos jonrones de Avellán y otros dos de Padilla habían desatado la furia.

Para el cuarto duelo, Orestes González acumulaba cuatro triunfos sobre la Tribu, pero fue derrotado, sobresaliendo el doble de Norman Cardoze el cual empató el duelo 2-2 en el sexto y el jonrón de Ramón Padilla fue el tiro de gracia en el séptimo. Ganó Alberto Tórrez Chacón, respondiendo a las expectativas.

Se calcula que para el quinto duelo habían más de 25,000 personas en el Estadio Nacional Dennis Martínez. El Bóer atracó de forma espectacular a León y se colocó a una victoria del campeonato. Un juego que perdían 6-1, terminaron ganando 9-6. El Bóer aprovechó dos errores leoneses (Henry Roa) para enterrar al abridor Remigio Leal, quien olvidó el dolor insoportable en la espalda para estar en la colina, recibiendo relevo de Orestes González en el sexto. Freddy Corea, abridor del Bóer, salió explotado en el primer episodio al permitir tres carreras, incluyendo jonrón de Luis Pestana.

León resucita y se corona

En el sexto juego, Henry Roa, quien había sido villano en el anterior, se vistió de héroe dando el hit de oro para dejar tendido al Bóer 12-11. Lo impresionante de ese juego es que el Bóer perdió una ventaja de 11-3 construida en los tres primeros innings. Perdió Corea y ganó Leal.

La Prensa tituló:  León fue campeón con lágrimas de sangre, al vencer 6-3 a los Indios. Nuevamente, Remigio Leal y Orestes González se unieron para detener la ofensiva capitalina, logrando Leal tres victorias y dos de forma consecutiva. En seis entradas el abridor del Bóer, Chacón, no permitía imparables, pero si dos carreras por descontrol. En el séptimo episodio(3-2 en ese momento a favor del Bóer) el juego de detuvo. Los directivos de León retiran al equipo por protesta por la taquilla. 50 minutos después se reanudó el juego y el desenlace no fue nada favorable ni para el Bóer ni para las 22,000 personas contabilizadas en el viejo coloso.

Henry Roa. LAPRENSA

La serie de 2001

La serie de 2001 en los cálculos previos la elección del favorito estaba dividido. El mismo Davis Hodgson, mánager de León lo supo definir: «El Bóer tiene un gran bateo y un pitcheo bueno. Nosotros tenemos un excelente pitcheo y un bateo que cumple». Y es que León presentaba un staff de lanzadores para silenciar cualquier conato de ruido: Asdrudes Flores, Diego Sandino, Róger Deago, Álvaro López y Daniel Miranda. Entretanto, el Bóer trataría de amarrar a la ofensiva metropolitana con Franklin Rodríguez, Jairo Pineda, Nelson Saldaña, Wilfredo Amador, Jorge Tapia y el joven Gonzalo López.

Alineación del Bóer

Sandy Moreno SS
Freddy García CF
Earl Agnoly LF
Nemesio Porras 1B
Santiago Henry 2B
Marlon Abea C
Ramón Padilla RF
Reymundo Leytón BD
Francisco Hernández 3B

Alineación de León

Edgard López 2B
Eduardo Romero RF
Carlos Burguillos BD
Henry Roa 3B
Luis Pestana SS
Danilo Sotelo CF
Sandor Guido 1B
Yasmir García LF
Julio Vallejos C

Bóer golpea primero

Los Indios del Bóer perdían 3-0 con Diego Sandino intransigente en la colina, parecía que el destino final no podía ser otro que la derrota. Se acercaron en el sexto y anotaron otra carrera en el séptimo, cerrando la remontada con tres anotaciones en el octavo. Un doble de Ramón Padilla empató las acciones y Chico Hernández disparó un imparable entre short y tercera para sentenciar el marcador (5-3). El Bóer salió del hoyo de los errores. En el cuarto inning tras el hit de López, Romero tocó la pelota pero el zurdo Franklin Rodríguez tiró mal a segunda, tratando de ser héroe, luego permitió la primera carrera por base por bola a Roa y elevado de sacrificio de Pestana y Sotelo le daban la delantera a León, que se esfumó entre 20,000 fanáticos en el viejo Estadio Dennis Martínez.

Herrera del banco al cielo

El segundo encuentro de la serie final se definió por una carrera. Omar Herrera salió desde el banco al cielo a impulsar la única carrera del partido para colocar arriba 2-0 al Bóer. Tras un duelo de ocho entradas sin carreras, tanto Jairo Pineda por la Tribu y el panameño Róger Deago, mantenían la firmeza desde la loma. En el noveno inning con dos out y Nemesio Porras en segunda, salió a batear Herrera para dar la estocada final. Sin embargo, en el cierre Pineda dejó hombres en tercera y segunda sin outs. Ahí apareció Gonzalo López, dominó a Sandor Guido y obligó a batear para doble play a Yasmir García. El Bóer saboreaba la el cetro.

León resucita y entierra al Bóer

El Bóer celebró antes de tiempo porque León en un alarde de bravura y coraje enterró a los Indios con cuatro juegos consecutivos: 11-3, 1-0, 4-2 y 4-1. Para el tercer duelo, Nelson Saldaña del Bóer daba la impresión de ser tiro fijo, pero el beisbol y su azar volvió a escena, el ganador de cuatro desafíos a los melenudos en la temporada regular fue hecho cenizas. Solo aguantó 2.1 entradas. Asdrudes Flores ganó el duelo y Álvaro López cerró. El cuarto duelo fue otro alarde de pitcheo leonés (1-0), Diego Sandino colgó cero tras cero, saltando sobre las brasas y durante 8.1 inning ató a la Tribu, mientras que Róger Deago le echaba una mano en el cierre. Entretanto, la única rayita del juego fue producida por Henry Roa, quien impulsó a Danilo Sotelo en la cuarta entrada.

Los Metropolitanos colocaron al Bóer con un pie en la tumba en el quinto desafío (4-2). Róger Deago fue el común denominador, tras un primer inning de tres imparables y una carrera, limitó a una carrera más y tres hits al Bóer los ocho episodios restantes, mientras Edgard López conectaba cuadrangular estimulador para el equipo. Por los capitalinos Pineda explotó en el primer episodio, Tapia en el cuarto y Saldaña llevó la calma al final, aunque ya todo estaba escrito.

León se coronó porque Asdrudes Flores y Diego Sandino se juntaron para sellar la remontada. Reymundo Leytón puso adelante al Bóer con imparable en la cuarta entrada, pero Franklin Rodríguez salió de juego en el sexto al permitir dos hits, tres bases por bolas y un golpe para voltear el marcador 2-1 y rematar en el sexto y séptimo.

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: